¿Por dónde empezar a reparar el ecosistema social?

22 septiembre, 2022

Autor: Mariano Ramírez León

Fotos: Dibujando un Mañana AC.

Tan solo para recordar que las fronteras son líneas imaginarias trazadas en un mapa, pero son tan reales como los problemas a los que se enfrentan las personas que por alguna razón de su existencia no les tocó la fortuna de estar en el lado más privilegiado.

Cuando hablamos del coeficiente de Gini o de El Índice de Pobreza Humana (IPH), nos referimos a temas que exponen la diferencia de los ecosistemas sociales a través de muchos factores, pero para ser más específicos como lo menciona la ONU en el IPH es que la mayor causa y detonante de los problemas de los países es por la medida de desigualdad que hay entre ellos.

Esto nos da un concepto erróneo de lo que conocemos como primer, segundo y tercer mundo, ya que no solo es una diferencia de oportunidades económicas, sino que el desarrollo y la calidad de vida afecta directamente a sus habitantes.

Ahora bien, una vez comprendido que las necesidades básicas se convierten una regalía para otro, las adversidades que van marcando una generación de otra se diferencia por la distinta necesidad de los bienes básicos. Las niñas, niños y jóvenes serán siempre los primeros en ser afectados.

¿A qué se enfrentan los infantes?

En su apartado de estadísticas, la organización Aldeas Infantiles México, comunico: más de 1 millón de niños y niñas han perdido el cuidado de sus padres, factores como violencia intrafamiliar y de generó, desnutrición, pobreza, explotación sexual comercial, narcotráfico, consumo de drogas, migraciones, entre otros, exponen a los niños y sus familias a una situación de mayor vulnerabilidad.

Analizar el problema es muy difícil ya que la realidad de muchos niños y adolescentes suele ser subestimado hasta que las cifras y los números demuestran otro panorama, pensar en las soluciones es otro tema.

Desde octubre de 1997 la Fundación Dibujando un Mañana ha interferido con distintos factores sociales a favor y bienestar de los infantes de México, por lo cual su presencia a lo largo del país ha cambiado la vida de 656,716 niñas, niños y adolescentes.

Los distintos derechos humanos que se han escrito en la declaración universal de ellos existen por tal motivo de que hay referencia real de que no se cumple con ese goce.

La referencia de los derechos humanos son la clave para poder interferir en los ecosistemas sociales de la república mexicana y de esta forma poder ayudar a cubrir una necesidad.

El objetivo de Dibujando un Mañana es el que las niñas, niños y adolescentes que se encuentren en situación de vulnerabilidad puedan ejercer sus derechos humanos, para de esta forma mejorar su calidad de vida por medio de instituciones que buscan su bienestar.

Para desarrollar el modelo de inversión social está estructurado de una forma sistemática que permite verla magnitud y los distintos personajes que caracterizan las problemáticas sociales que afectan a los niños.

Para poder lograr estos objetivos, la ejecución es llevada a cabo por instituciones, organizaciones de la sociedad civil, empresas y personas con proyectos en beneficio y solución de un problema en específico.

Los programas a los cuales se enfoca Dibujando un Mañana son los temas de prevención, salud, educación, protección, género y ayuda humanitaria.

Actualmente Dibujando un Mañana se encuentra buscando donativos para financiar los siguientes proyectos planeados, a los cuales van por los últimos 100 días para poder ayudar a esta causa. Podrá hacer su donativo en el siguiente link: https://dibujando.org.mx/

(Visited 9 times, 1 visits today)