All Posts By

Somos Hermanos

Es momento de dar sin límite 2>

Algunas personas suelen usar la palabra “caridad” como sinónimos de solidaridad, compasión, humanidad o altruismo. La realidad es que la caridad es una herramienta positiva que puede contribuir para que personas o grupos que necesitan ayuda puedan recibirla y mejorar su calidad de vida.

Es por esto que en Caridad sin Límites AC tiene como misión el beneficiar a diferentes sectores (grupos vulnerables, indígenas, personas en situaciones desfavorables, entre otras). Dichos apoyos van desde en aspectos básicos de la vida –como la orientación en salud, alimentación, incentivar la no violencia- hasta en brindar servicios varios como la capacitación y orientación en derecho para preservar culturas.

Como tal, Caridad sin Límites AC no trabaja con una única institución o con un solo proyecto, ya que cuenta con diferentes propósitos al mismo tiempo.

Entre ellos podemos mencionar al Proyecto Chamaka, en Kenia, que busca llevar recursos y ayuda para mejorar la vida de las personas de la zona. También han realizado proyectos con casa hogares, residencias para adultos mayores, revistas para defender el derecho a la vida y a la familia, etc.

Dentro de lo que buscan realizar, igualmente apoyan la adopción en México y otros países, el ayudar a jóvenes estudiantes y ser un “auxilio” oportuno para familias numerosas. En su página web se encuentra detallados los aspectos claves de sus proyectos, así como un blog donde hay notas sobre lo que han hecho.

La asociación es sin fines de lucro, es por esto que están abiertos a recibir donaciones de la sociedad en general; de la misma manera se puede ser voluntario/a de la asociación.

Como al inicio muchos consideran a la caridad como un símil de solidaridad, también hay un gran número de personas que consideran que el ser humano es malo por naturaleza (entre ellos el filósofo Immanuel Kant), no obstante, asociaciones como Caridad sin Límites AC, quien en su mismo nombre deja claro que para dar no debe existir limitantes, es una muestra que el ser humano puede ser compasivo y preocuparse en los demás, finalmente el límite nos lo ponemos cada persona.

 Fotos: Caridad sin Límite AC.

CREATIVIDAD Y VERDAD, CON SENTIDO COMÚN 2>

Vivir significa enfrentarse a problemas, y los problemas requieren solución. Y estas reclaman creatividad.  La creatividad al parecer es una cualidad rara, pero no debería serlo. Quizá el 80% de la población tiene la capacidad de impulsarse   a niveles excepcionales, pero se encuentran anclados e incapacitados por el miedo de ver más allá de sus narices.

Vivir con mente abierta y sin dar por supuesto nada, porque el cambio es algo de ordinaria administración. Lo que ayer era adecuado para una situación concreta, ya no lo es para hoy, excepto los principios, que son lo permanente.

 Si queremos avanzar en la vida, somos nosotros los que tenemos que cambiar para modificar el mundo. de acuerdo a unos principios ciertos y verdaderos. Como, por ejemplo: Nadie da lo que no tiene.

La creatividad, la verdad y el sentido común para resolver problemas deben permanecer inseparables. Es claro que si nos encontramos con un obstáculo –al parecer insalvable- en la realización de nuestros proyectos, jamás hemos de dar marcha atrás. Sencillamente le damos vuelta al problema, y seguimos hacia adelante. 

Cualidades básicas para actuar inteligentemente

La primera cualidad para actuar inteligentemente es el amor a la verdad, es decir, adecuar nuestro entendimiento a la cosa, no importa si esta nos agrada o no; si nos facilita el llegar a nuestro objetivo o no, Sin duda, que si amamos apasionadamente la verdad podremos acceder a la segunda cualidad de la persona que actúa inteligentemente.

La segunda cualidad es la apertura de mente, es decir, optar y desarrollar una mente abierta, flexible, reflexiva, ello permite actuar muy brillantemente.

Si actuamos con una mente cerrada, rígida, mecánica, quisquillosa, nos dispersaríamos picoteando en un problema y en otro, sin llegar a resolver ninguno, nos fatigaríamos inútilmente y nuestra actitud sería más gris que brillante, faltaría comprender el punto de vista del otro y el entorno.

La tercera cualidad es la capacidad para concentrarnos en una sola cosa a la vez y permanecer en ella hasta que se resuelva, mediante preguntas y respuestas sencillas. 

La cuarta cualidad es la capacidad para afrontar sistemáticamente los problemas; ello evita que nos hagamos “bolas”, caminando en círculos, sin lograr progresos. 

¿Cómo pensar sistemáticamente?

Con el siguiente método usted podrá actuar tan creativamente como si fuese muy inteligente, pero amando siempre la verdad:

-Acéptese a sí mismo –con sus virtudes, habilidades, defectos y limitaciones- y mantenga una fe grande en usted. No se venda barato, sabiendo que usted es tan capaz como los demás. No se compare con nadie, todos somos distintos y cada quien es inteligente en lo suyo.

-Su autoimagen debe ser real, nadie es “Superman”, pero tampoco es un enano, a menos que uno lo desee. Lo que pasa es que los gigantes de la humanidad han sabido concentrarse en sus tareas, haciendo lo que deben y estando en lo que hacen, durante años. Para ellos, los fracasos han significado situaciones que les permitían adquirir experiencia, y cuando han sido “machacados” por la pérdida, han sabido encontrar caminos inéditos para volver a remontarse. Sólo la muerte tiene carácter de definitiva.

-Cambie su lenguaje de negativo a positivo. Mientras más positivo se torne su lenguaje, más optimista se sentirá usted. Optimismo, optimismo, y más optimismo es una actitud que nos sacará adelante de cualquier situación difícil y adversa. Fe, optimismo, verdad y alegría, siempre. Tal como sea nuestra fe, será lo que nos ocurra. El buen humor le hará que lleve con alegría los momentos indeseables o adversos. Escribió san Josemaría que el buen humor hasta en el momento de la muerte.

-Defina con claridad su dificultad o situación. ¿Qué es exactamente el reto que enfrento? ¿Qué es lo que me provoca tensión y ansiedad?  ¿Por qué estoy descontento?  Escríbalo claramente y con detalle. 

-No se conforme con una respuesta superficial, llegue al origen o causa del problema y aplique el principio “divide y vencerás”, es decir, divida su problema en partes y vaya solucionándolas. Enfoque el problema desde diversas direcciones, y pregúntese cuál es el camino para lograr la solución. Compare las diversas soluciones posibles, y pregúntese: ¿Cuál es el peor resultado posible si la decisión es equivocada? Actúe. Ello le dará la valentía, para empezar e ir hacia adelante.  Sobre todo, si se pregunta: ¿Qué es lo mejor que puede ocurrirme? 

-Acepte la responsabilidad completa por la decisión tomada y establezca una fecha límite. Si la decisión es importante, puede tomar más tiempo. Es útil establecer fechas límite de corto plazo, que le vayan llevando a su objetivo. Póngase a trabajar en el plan de acción. Ocúpese. No se preocupe, porque eso le puede destruir la personalidad y su salud psíquica. 

-Periódicamente compare lo logrado con lo planeado.

Valentina: Un refugio de esperanza para niños con cáncer 2>

En medio de la batalla contra el cáncer, surgió Casa Valentina para Niños con Cáncer IAP como un rayo de esperanza para niños y niñas que enfrentan esta enfermedad junto con sus familias. Desde su inicio en agosto de 2007, esta fundación ha sido un faro de amor y apoyo para aquellos que luchan contra el cáncer infantil en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, y más allá.

Con una visión clara de proporcionar a cada niño con cáncer la oportunidad de vivir con dignidad, amor y alegría, Casa Valentina se ha dedicado a su misión de brindar ayuda a niños con cáncer de escasos recursos que residen fuera de la ciudad y reciben tratamiento en Culiacán, Sinaloa. 

Ofreciendo alojamiento, alimentación y un ambiente de hogar, esta institución no solo busca cubrir las necesidades básicas de los niños, sino también proporcionarles el amor y la empatía que necesitan para enfrentar su enfermedad con valentía.

El viaje de Casa Valentina comenzó cuando Elizabeth, mientras luchaba contra el cáncer de su propia hija Valentina, se dio cuenta de las dificultades que enfrentan muchas familias que carecen de los recursos necesarios para trasladar a sus hijos al Hospital Pediátrico de Sinaloa. 

Con pacientes provenientes no solo de Sinaloa, sino también de estados vecinos como Sonora, Chihuahua, Baja California y Durango, la fundación se convirtió en un refugio para aquellos que necesitaban un lugar donde quedarse durante su tratamiento.

Con una capacidad para alojar hasta 80 niños con cáncer, Casa Valentina ofrece un ambiente cálido y acogedor donde las familias pueden quedarse durante el tiempo que sea necesario. Con habitaciones limpias y cuidadas, alimentación proporcionada por una nutrióloga y transporte para las citas médicas, la fundación se esfuerza por hacer que la estancia de los niños sea lo más cómoda posible.

La labor de las madres de familia es fundamental para el funcionamiento de Casa Valentina, ya que son responsables de mantener limpias las habitaciones y cuidar de sus hijos. Además, la fundación cuenta con el apoyo de voluntarios jóvenes que brindan entretenimiento a los niños durante su estancia.

A lo largo de los años, Casa Valentina para Niños con Cáncer IAP.  ha celebrado momentos especiales con los niños, desde el Día del Niño hasta cumpleaños y posadas. Sin embargo, debido a la delicada salud de los niños, las actividades recreativas pueden ser limitadas en ocasiones.

Aunque la fundación recibe donativos de varios organismos, empresas y la sociedad, la necesidad de ayuda adicional es constante para poder seguir brindando apoyo a más familias necesitadas. Con alcancías en Banco Santander y una comunidad solidaria, Casa Valentina continúa su labor de amor y esperanza para niños con cáncer y sus familias, iluminando el camino hacia un futuro mejor para todos.

Fotos: Casa Valentina para Niños con Cáncer IAP.

Van a dar por los demás 2>

La Fundación Vamos a Dar IAP nació en el año 2002 de la mano de un grupo de empresarios mexiquenses, a fin de contribuir de manera activa y voluntaria en proyectos que favorezcan el desarrollo de nuestro México. 

Esta organización tiene como objetivo generar acciones positivas que impacten en el mejoramiento de las condiciones de vida de los sectores menos favorecidos.

Sus líneas de trabajo están enfocadas en ámbitos de: educación, vivienda, salud y en la pasada pandemia COVD-19 se implementaron acciones de prevención. 

Y así es como llevan a cabo su noble labor: 

Sus acciones comunitarias están enfocadas a mejorar las condiciones de vida de los sectores más necesitados en México. Su tarea principal: combatir el rezago social y cultural en las comunidades de mayor marginación. Su visión; se centra en colaborar con instituciones públicas y privadas con la intención de prevenir la migración de la población en edad productiva hacía las grandes ciudades. 

La Fundación Vamos a Dar se rige bajo los valores de compromiso, solidaridad, transparencia, excelencia, respeto y altruismo y con esto día a día colaboran para sus diferentes áreas de trabajo. 

En el ámbito educativo, su tarea está enfocada en el otorgamiento de becas para educación media, media superior y superior para comunidades de bajos recursos, principalmente en las entidades del Estado de México. 

Su programa más reciente denominado “Sueños en la Arena” para el municipio de Acapulco, Guerrero, está dirigido para aquellos estudiantes que se encuentran cursando la secundaria o el bachillerato con un promedio mayor a 8.0 y que por razones familiares tuvieron que laborar en las playas. 

Por otra parte, en el tema de vivienda, el proyecto está enfocado en la construcción de viviendas permanentes, dignas y ecológicas. El programa lleva por nombre “Justó a tiempo” ya que se espera que en un tiempo no mayor a tres meses las familias puedan ver materializado el sueño de contar con una casa propia.

Y finalmente en el proceso de salud, el trabajo va localizado en realizar jornadas médicas, con el objetivo de prevenir a tiempo enfermedades comunes, brindar atención integral para temas de salud reproductiva y apoyar en tratamientos para los pequeños que padecen cáncer. 

A la fecha y en estos años de trabajo han podido atender a más de 87 mil personas en materia de salud, se han entregado cerca de 2 mil 592 becas para estudiantes en nivel secundaria, bachillerato, y universidad, además de dos mil 500 viviendas ecológicas para las familias. 

Enlace: https://www.vamosadar.org.mx/

 Fotos: Fundación Vamos a Dar IAP.

DOS COMUNICADORES QUE BUSCARON AFANOSAMENTE LA VERDAD 2>

Pocas veces vemos en el mundo del periodismo, a dos comunicadores que dejaron de lado “el qué dirán” para ir tras la Verdad.

Ellos son el periodista alemán, Peter Seewald (nacido en 1954 en Bochum) y el comunicador italiano Vittorio Messori (nacido en Sassuolo en 1941).

El primero se afilió a diversos grupos marxistas-leninistas alemanes de los años sesenta. Y Messori procedía de centros de formación masónicos teniendo como bandera las ideas de la Ilustración de la Revolución Francesa en la que se consagra a la “diosa razón” y, posteriormente, se convirtió en un ferviente seguidor del Positivismo, corriente de pensamiento fundada por Auguste Comte, en que proponía que la Religión estaba superada y que el hombre se encontraba en un estadio superior.

Seewald funda un semanario de extrema izquierda y abandona todo contacto con la Iglesia Católica. Posteriormente, en los años ochenta, fue nombrado director de “Der Spiegel”, luego fue reportero de “Stern”. En 1990, se trasladó a la revista del diario “Suddeutsche Zeitung”.

Cuando sus colegas en los medios de comunicación donde había trabajado, se enteraron que Seewald estaba en plena búsqueda de Dios, de inmediato vinieron las críticas, como: “se trata de un trastorno mental”, “perdió la sensatez”, “terminará en una clínica psiquiátrica”, etc., pero Seewald -consciente de su decisión- no les hacía el menor caso ya que realmente buscaba la Verdad.

Cierto día, cuando el Cardenal Joseph Ratzinger, era Prefecto de la Doctrina de la Fe en la Santa Sede, durante el Pontificado de Juan Pablo II, este periodista tuvo el acto de audacia de telefonearle al Cardenal para solicitarle una larga entrevista.” 

Su sorpresa fue mayúscula cuando Monseñor Ratzinger se puso al teléfono y de la manera más cordial aceptó la cita y, no sólo eso, sugirió tenerla en un castillo de una orden de religiosos para no tener interrupciones. 

Luego tuvieron otra larga entrevista y de ella surgieron los libros “La sal de la tierra” y “Dios y mundo”. Cuando leí este par de publicaciones, me impresionó el tono que le dio Seewald a la larga entrevista. Sus preguntas parecían” bombas” o granadas las que le lanzaba al Prelado, y se notaba que su actitud de francotirador eran cuestionamientos que se había hecho contra el cristianismo desde que era un joven comunista.

No esperaba las respuestas del Cardenal llenas de serenidad, ecuanimidad, y con un sentido lógico impresionante, propias de un maestro universitario que le había tocado lidiar con jovencitos comunistas exaltados, como así había sido, en varias universidades alemanas.

Recuerdo que le soltó la típica pregunta capciosa:

-Monseñor, si usted se dice cristiano, ¿cómo es posible que no conozca a fondo a la Santísima Trinidad?

Con una sonrisa y de modo muy amable, le contestó:

-Pero Peter, sólo Dios puede conocerse a sí mismo. Si tú o yo conociéramos a fondo a Dios, seríamos otros “dioses”, lo cual es un contrasentido.

En ese período de tiempo, el entrevistador (Peter Seewald) fue estrechando lazos de amistad con el Cardenal. Y al concluir, le pidió que fuera su director espiritual para que le preparara un buen retorno a la fe.

Después de estas entrevistas, el periodista alemán, se convirtió en un biógrafo del Papa Benedicto XVI y presentador de un importante libro del Papa: “La Luz del Mundo”.  

VITTORIO MESSORI:LA METAMORFOSIS DE UN INTELECTUAL DE IZQUIERDA

En sus memorias reconoce que vivía como si Dios no existiera, como si la fe fuera algo indiferente o ajena a él.

Procedía de la anticlerical región italiana Emilia-Romagna y tanto la formación recibida por su familia como su educación académica se oponían abiertamente contra la existencia de Dios. Y concluyó que toda la formación catequética recibida en su infancia eran leyendas o meros cuentos de niños.

Pero cierto día, en la universidad de Turín, un Catedrático les encargó a todos los que llevaban la misma materia, un ensayo sobre “Pensamientos” del filósofo y científico Blas Pascal.

En su texto, Pascal cita numerosos pasajes de los Santos Evangelios. Messori se resistía -por sus prejuicios- a consultar ese libro sagrado que tenía desde hacía años en su pequeña biblioteca. Hasta tomó la firme determinación que debería ignorar “el qué dirán” de sus conocidos (profesores, colegas, familiares), ser honrado en su trabajo de investigación porque se percató que, ante todo, tenía que encontrar la Verdad en ese libro fundamental.

Así que comenzó a realizar una lectura meditada, con calma, y se percató que una fuerza interior le estaba pidiendo que hiciera un examen sobre su vida y pusiera en claro sus errores y aciertos. Lloró por sus faltas a Dios. “Todos mis prejuicios, mis argumentos contra la fe estallaron en mil pedazos. Fue una experiencia tremenda y dulce a la vez.”-confiesa Vittorio. Desde entonces, Messori no tuvo ninguna duda de fe. Había ocurrido dentro de él una metamorfosis interior. En adelante, se dedicó a difundir el cristianismo, como: “Las Leyendas Negras de la Iglesia”, “Cruzando en el umbral de la esperanza”, una interesante entrevista al Papa Juan Pablo II, etc.