Uso del braille en la educación de personas ciegas

4 enero, 2024

La creación del alfabeto braille abrió a un mundo de posibilidades a las personas con discapacidad visual, y desde su inicio estuvo ligado a la idea de proveer educación e integración rompiendo las barreras de la falta de visión. Este sistema a pesar de haber sido creado hace casi 200 años, es la herramienta que se debe poner a la mano de los 45 millones de personas ciegas que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) hay en el mundo.

Historia del sistema braille

Se creó gracias a que ya a principio del siglo XIX se había fundado en París la Institución Nacional para Jóvenes Ciegos. Su fundador, Valentin Haüy, buscaba que los jóvenes pudieran leer con un sistema que imprimía las letras con relieve para que pudieran recorrerlas con el dedo. Uno de sus alumnos, Louis Braille encontró la manera de hacerlo más eficiente tomando los avances hechos por el capitán Charles Barbier que había inventado un método para leer a oscuras consistente en puntos también en relieve. Louis trabajó para desarrollar un sistema que representara con series de seis puntos cuya distribución en dos columnas cifra no sólo las letras, sino los números, símbolos musicales, matemáticos y científicos.

Gracias a esa sucesión de hecho, se cuenta hoy con el sistema que lleva el nombre de su creador. Aunque se suele definir como un sistema de escritura y de lectura, lo cierto es que es médio de comunicación para las personas ciegas. Y así sido reconocido la Convención sobre los Derechos de las personas con Discapacidad en el artículo 2. En este se destaca su importancia para el acceso a derechos como la educación, la libertad de expresión y el acceso a la información.

¿Cómo ayuda el sistema braille a la educación?

El sistema Braille se ha convertido en un medio esencial para la comunicación escrita entre las personas ciegas y con discapacidades visuales. Se ha vuelto parte fundamental de la enseñanza en las instituciones que imparten educación, además de que se ha buscado que la mayor parte de los libros y otros materiales impresos también se hagan en braille. Además, al tratarse de un sistema universal, se ha adaptado a diferentes idiomas y contextos por lo que no se limita a poder entender lo escrito en el idioma materno, sino que pueden tener acceso a aprender otras lenguas y entrar en contacto con su escritura, al igual que las personas videntes.

El sistema braille podía ser costoso porque el tamaño de las publicaciones es mayor que los libros regulares, sin embargo, el braille se ha integrado en dispositivos electrónicos y tecnologías modernas, permitiendo a las personas ciegas acceder a información de manera mucho más amplia y económica.

Por todo ello, es importante promover el apoyo a aquellas instituciones que apoyan a las personas con discapacidad visual para que todas puedan tener la oportunidad de acceder tanto al aprendizaje del sistema como a aquellos dispositivos que les faciliten el uso a todo tipo de materiales escritos.

Vemos con el Corazón, IAP

Se trata de una institución de asistencia privada que se dedica a dar atención a personas con discapacidad visual de todas las edades para que cuenten con habilidades que les permitan superar sus propios límites. Es importante resaltar que atiendan sin importar la edad, porque la ceguera si bien puede ser de nacimiento, puede darse a consecuencia de alguna enfermedad o accidente en algún momento de la vida.

En Vemos con el Corazón tienen una escuela donde procuran dar atención personalizada dando talleres específicos para cada asistente buscando empoderar sus habilidades y ayudarles a tener confianza en ellos mismos. Entre los talleres hay desde estimulación temprana, computación, oratoria, mecanografía y, por supuesto, sistema braille.

En esta institución buscan personas que quieran donar su tiempo y sus ideas, además de contribuir con algún donativo económico a través de la cuenta bancaria que ofrecen en su página.

Ojos que Sienten, A.C.

Esta asociación ha definido su misión como “impulsar el desarrollo integral de personas con y sin discapacidad visual, creando un puente de comunicación e integración a través de actividades innovadoras y vivenciales”.

Por ello, destaca que una de las facetas de la capacitación que dan a las personas con discapacidad visual es la fotografía sensorial para que sea una manera de enlace con los demás lo cual es un enfoque diferente e innovador. A su vez, trabajan con las personas sin discapacidad visual compartiendo experiencias como las cenas en la oscuridad y otras que sirven de sensibilización para promover una sociedad más incluyente logrando un mayor entendimiento de cómo viven y perciben el mundo quienes no cuentan con el sentido de la vista.

El apoyo a esta institución puede ser a través de donativos económicos, pero también con la contratación de las experiencias como las cenas en la oscuridad o adquiriendo las fotografías sensoriales. Además, tienen programa de voluntariado y de servicio social.

Fuentes:

http://www.vemosconelcorazon.org.mx/

https://www.ojosquesienten.com/

https://braille.com.mx/2023/07/11/braille-su-papel-en-la-inclusion/

https://www.iberdrola.com/compromiso-social/discapacidad-visual

 

(Visited 136 times, 1 visits today)