Uno de cada tres hogares en México sufre por inseguridad de agua

17 febrero, 2022

Autor: Jesús Arizmendi Valdez

Fotos: Universidad Iberoamericana

La Universidad Iberoamericana AC, a través del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE), y en alianza con la encuestadora DATA Opinión Pública y Mercados de México, la Universidad de Yale, la Universidad de Northwestern, Montclair State University y Acción Ciudadana Frente a la Pobreza de México AC, presentaron los resultados de la encuesta sobre “Inseguridad de agua en el hogar en México”.

 

Para la encuesta se utilizó una muestra probabilística representativa de la población mexicana que incluyó 1,019 entrevistas – un adulto por hogar– con un margen de error de +/- 3.1. La encuesta se recolectó en modalidad presencial entre octubre y noviembre de 2021. ¿Qué es la inseguridad de agua? La seguridad de agua es el derecho humano de acceder de manera constante al agua para poder satisfacer las necesidades básicas de consumo, higiene y saneamiento – es parte del sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS). ¿Por qué es importante medir la inseguridad de agua en el hogar en México? La seguridad de agua incide en la salud, nutrición y el bienestar económico y psicosocial de las personas.

 

Los indicadores más comunes sobre la falta de agua suelen centrarse en la disponibilidad de agua y en el acceso físico a infraestructura. Esto puede crear la falsa impresión de que la seguridad de agua no es un problema. Por ejemplo, en el último Censo de Población y Vivienda, señala que el 3.5% de las viviendas no dispone de agua entubada y que sólo el 4.3% de las viviendas carece de drenaje.

 

Sin embargo, los resultados de la encuesta muestran que los problemas de agua son mayores y afectan el bienestar de los mexicanos. Resultados La inseguridad de agua se midió con la escala HWISE (Household Water InSecurity Experiences (www.hwise.org)) – en español, la escala de Experiencias de Inseguridad de Agua en el Hogar.

La escala es el producto de una colaboración internacional de investigadores y se ha utilizado con éxito en decenas de países.

 

La HWISE está formada por 12 preguntas y 4 opciones de respuesta que miden, en las 4 semanas previas al levantamiento de datos, experiencias transculturales del acceso, uso y estabilidad de agua en el hogar.

 

Los porcentajes aquí reportados son la suma de las respuestas “Rara vez”, “A veces” y “Siempre”. Las respuestas a la escala HWISE muestran que 72% de la población mexicana se ha preocupado de que le falte agua para cubrir todas sus necesidades, 74% ha experimentado interrupciones en su fuente principal de agua y a 48% en algún momento le faltó agua potable en su hogar.

 

Los problemas de agua afectan múltiples necesidades dentro del hogar, como lavar ropa (69%), cambiar planes por insuficiencia de agua (46%), tener agua insuficiente para cocinar (44%), para beber (41%) e inclusive para lavar el cuerpo (34%) y las manos (27%). El 20% de los entrevistados reportó que en las últimas 4 semanas alguna vez se fue a dormir con sed debido a la falta de agua.

 

Finalmente, el 46% de los entrevistados se enojó por esta situación y el 23% se sintió avergonzado por la falta de agua en su hogar. La prevalencia de inseguridad de agua se calcula al sumar las respuestas de la escala y obtener un puntaje total cuyo rango va de 0 a 36.

 

El criterio internacional es que un hogar con un puntaje igual o mayor a 12 se clasifica como con inseguridad de agua. Siguiendo este criterio, el 32% de los mexicanos experimentó inseguridad de agua.

 

La inseguridad de agua es mayor en hogares en los que responde una mujer (37%) que en aquellos en que responde un varón (28%). Y la inseguridad de agua es mayor en hogares rurales (43%) que en los urbanos (34%). Se identificaron importantes inequidades en el acceso al agua.

 

Cuando responde una mujer, los hogares de nivel socioeconómico bajo tuvieron 49% de inseguridad de agua; los hogares de nivel medio-bajo tuvieron 38%; los de medio-alto tuvieron 30%; y los de nivel socioeconómico alto tuvieron 18%.

 

Con ello se aprecia que, a menor nivel socioeconómico, hay una mayor inseguridad de agua. Un gradiente más marcado se observa por niveles de inseguridad alimentaria.

 

Cuando responde una mujer, los hogares con inseguridad alimentaria severa tuvieron 68% de inseguridad de agua; los de inseguridad alimentaria moderada tuvieron 52%; los de inseguridad alimentaria leve 35%; y los hogares con seguridad alimentaria tuvieron 17% de inseguridad de agua.

 

Al igual que con el nivel socioeconómico, mayor inseguridad alimentaria se asocia con mayor inseguridad de agua.

 

(Visited 84 times, 1 visits today)