Uniendo lazos: Cómo fortalecer el tejido familiar en tiempos de adversidad

7 marzo, 2024

Se habla con frecuencia de la familia como célula de la sociedad, es una imagen poderosa pues en cada una de las familias se dan o se omiten las bases de la formación de las personas. Además, las células se relacionan con otras células para crear los tejidos, y obviamente entre más fuertes son las células más resisten los embates de exterior.

La familia como célula

Las familias son las células en las que de manera ideal los hijos son acogidos, nutridos y preparados para enfrentar el mundo. Eso se logra a través de muchos mecanismos desde los físicos como amamantar a los bebés y dar de comer a los pequeños; ofrecer un lugar para estar, dormir, jugar; pasando por los del desarrollo como apoyar que alcancen su madurez motora, intelectual y psicológica y, por supuesto, las habilidades de la convivencia y la relación con el otro.

En ese espacio las personas tienen la oportunidad de crecer en todos los ámbitos, y esto se hace con el sello propio de cada familia pues los valores más importantes para los padres serán aquellos que se transmitan de manera prioritaria. En la medida en que se da ese desarrollo los miembros de la familia serán capaces de establecer relaciones armoniosas con los demás; crear proyectos positivos para la sociedad y para ellos mismo y contribuir a que su entorno sea mejor. Y por supuesto, los hijos formarán familias a su vez que reproduzcan positivamente este modelo, dando como resultado una sociedad con vínculos fuertes, con personas resilientes y con un espíritu solidario.

Pero a veces no ocurre

Desgraciadamente, cada día más las células de la sociedad presentar rupturas internas que hace difícil contribuir a formar individuos íntegros y plenos; y, en consecuencia, sus miembros están más expuestos a buscar llenar su necesidad de pertenencia y de aceptación otra parte (muchos grupos delincuenciales superficialmente les ofrecen eso junto con otros estímulos inmediatos) o, a establecer existencias aisladas que les lastiman y le dificultan una relación positiva con los demás (pues ni siquiera son capaces de quererse a sí mismos).

En todo esto existe una especie de inercia en la que las familias bien avenidas son generadoras, a través de sus hijos, de familias bien avenidas que además se protegen entre ellas creando tejido social resistente. Por otra parte, las familias que por diversas razones se van rompiendo suelen generar familiar o grupos más vulnerables. Pero como la física enseña, si una fuerza externa entra en juego, se puede modificar esa inercia.

Por todo lo anterior, resulta vital trabajar con las personas en el marco familiar porque incluso aquellos individuos que hayan crecido con esas carencias afectivas fruto de una familia que no supo o no quiso nutrirlo pueden encontrar caminos de sanación y romper la inercia. Así lo han entendido algunas organizaciones de la sociedad civil que pugnan justamente por trabajar para que las familias sean esas células fuertes que hacen fuerte el tejido social.

Casa Paterna La Gran Familia

Esta asociación trabaja de los años ochenta con menores de edad a los que se les guía para que pueden integrarse a una familia. Es un modelo particular en que se combina una casa de acogida donde se busca encender en ellos “la esperanza y les prepara para un proyecto de vida en familia”.

Este proyecto de vida en familia puede a con su familia original, con un trabajo previo; una familia adoptiva o una familia de acogida; en los tres casos hay un seguimiento particular por tres años.

Se ubican en Monterrey, Nuevo León y se puede apoyar a esta institución tanto con donativos económicos como con voluntariado (tienen un calendario mensual de actividades en su página) como haciendo con ellos el servicio social.

Familia Org, A.C.

Por su parte, Familia Org ha establecido como su misión “acompañar a las familias vulnerables para fortalecerlas mediante la adquisición y desarrollo de valores, capacidad y competencias”.

Su modelo de atención busca trabajar en conjunto con el grupo familiar ya sea consanguíneo o con lazos afectivos para impulsarlos de manera integral para que salgan de la situación de pobreza económica con ingresos dignos que sean la base para el desarrollo pleno de sus miembros. Han centrado su trabajo en cuatro comunidades de Nuevo León y en su página ofrecen resultados detallados de cada uno de sus objetivos con las familias.

En su página también ofrecen opciones de ayuda para particulares, para escuelas o comunidades, para empresas y para iglesias detallando cómo pueden auxiliar. Por ejemplo, se dan opciones de tipos de donaciones para particulares como donaciones de ropa, equipos de cómputo, alimentos, etc. Por supuesto, también tienen un botón para donaciones económicas.

Fuentes:

http://www.lagranfamilia.org.mx/

https://familiaorg.org/

https://lamenteesmaravillosa.com/familias-resilientes-vinculos-fuertes-permiten-crecer/

https://historicoupress.upaep.mx/index.php/noticias/nota-del-dia/598-la-familia-puede-contribuir-al-fortalecimiento-del-tejido-social

(Visited 54 times, 1 visits today)