Por: Alisson García Díaz

Después de un largo viaje a través de las apuestas y de saberse adicto al juego,  el doctor Carlos del Moral Ehlers decidió formar la asociación Centro de Atención de Ludopatía y Crecimiento Integral AC, que desde el año 2002 ha brindado apoyo a personas con problemas de ludopatía, inclinación patológica a los juegos de azar. Hasta el día de hoy, ha atendido a 850 personas de manera directa y a más de 25 mil a través de pláticas, talleres y conferencias.

Del Moral Ehlers estudió administración de empresas y durante sus largas sesiones de juego comenzó a observar que las personas tenían problemas con su manera de apostar, y que esto se convertía en un proceso de autodestrucción. Fue entonces cuando comprendió que él pertenecía al grupo de personas ludópatas del país.

“Caí en un proceso de espejo, me di cuenta de que era capaz de observar esas cosas, ya que era igual a ellos”. Este auto-descubrimiento lo llevó a  estudiar logoterapia con la intención de ofrecer a los adictos al juego una alternativa de tratamiento distinta y basada en el acompañamiento del paciente, así como buscarle sentido a la vida.

El experto consideró que, cuando se genera una adicción, la vida no tiene sentido y no se está a gusto con lo que somos y  todo se ve mal”. Por ello promueve que en los pacientes cambien sus paradigmas mentales. “Nos enfocamos en que las personas cambien su forma de pensar y de esta forma modifiquen su actuar”.

La ludopatía no es considerada una adicción

En México la ludopatía no es considerada como una adicción, solo se habla de tabaco, alcohol y drogas. No se menciona nada sobre adicciones conductuales como la ludopatía, la anorexia y la bulimia, por este motivo es difícil encontrar la ayuda pertinente para combatir este padecimiento.

En sus terapias, Carlos Del Moral aplica la logoterapia como alternativa para llevar al paciente a la catarsis y con ello logré llegara a la reflexión. “Hacemos preguntas que el paciente responde desde su interior y no desde la razón, es un proceso de auto-descubrimiento, reforzamos los lazos familiares para combatir las recaídas causadas por el  rechazo y en conjunto, es un proceso muy complicado, ya que este tipo de adicción, es en muchos casos, bien vista por la sociedad y por tal motivo la familia no logra empatía con el paciente”.

Explicó las terapias se centran en cada una de las personas, no se les etiqueta a nadie por el tipo de padecimiento y cada tratamiento se construye de acuerdo a las necesidades de cada paciente. “El paciente no es tratado como alcohólico, sino como una persona que es padre, hermano, hijo y que tiene una enfermedad curable, no decimos “soy Carlos y soy adicto”.

Del Moral Ehlers, recalcó que es importante no generar dependencia a ningún grupo de ayuda ni a algún psicólogo. “Esto solo debe ser un complemento de vida para un adicto, una forma de hacer catarsis y no la base en que construyen su nuevo modelo de vida como lo es en muchos casos, el tratamiento tradicional contra las adicciones”.

Carlos Del Moral comentó que, “la ludopatía necesita ser tratada por una persona que tenga empatía con los pacientes para poder comprender y no sólo intentar entender lo que pasan los adictos”.

Por 20 años fue adicto al juego

Fernando López Anaya es un caso de éxito en el combate a la ludopatía, y quién a través del apoyo del Centro de Atención de Ludopatía y Crecimiento Integral AC ha salido adelante y logró dejar su adicción al juego.

“Fui adicto al juego durante más de veinte años. Rezaba y le pedía a Dios no ir a jugar y cuando menos lo imaginaba ya estaba apostando. Fue muy complicado superar esta adicción, probé con distintos tipos de tratamiento, hasta con el internamiento y ninguno funcionó. Logré superar mi adicción con la ayuda de la logoterapia que aplica Carlos”.

Fernando consideró que la ludopatía es una adicción silenciosa y mentirosa, ya que es la puerta de acceso a otro tipo de adicciones como el alcoholismo y la drogadicción, ya que en ese ambiente el uso de estupefacientes es común.

Se trata de voluntad para dejar la adicción al juego

Hoy en día, Fernando es miembro activo de esta asociación, no solo logró superar su adicción, sino que se unió en el combate contra la ludopatía.

En el proceso de búsqueda del sentido de mi vida, encontré en el deporte la forma ideal de canalizar mucha de mi energía y en este proceso comencé a tener acercamiento con temas de nutrición y de salud. Descubrí que al compartir estos conocimientos con otras personas adictas al juego podía aportar a que su recuperación fuera integral, así como pasó conmigo que he logrado perder más de 25 kilos”.

Actualmente, Fernando se hace cargo de temas administrativos  y de comunicación del Centro de Atención de Ludopatía y Crecimiento Integral AC.

Es de suma importancia crear mecanismos que prevengan la adicción al juego y como mencionan nuestros entrevistados, muchas veces la ludopatía tiene sus cimientos en el hogar al fomentar las apuestas y el uso exagerado de video juegos.

No debe pensarse que el juego y la apuesta engranan con una vida “normal y funcional” y en palabras de Fernando. “No todas las personas saben cuándo dejar de jugar así como no todas saben cuándo deben dejar de tomar”.

Centro de Atención de Ludopatía y Crecimiento Integral AC. Facebook: Calci, A.C. Número telefónico: 55 6973-8792.

(Visited 40 times, 1 visits today)