Una Nueva Esperanza, creando maneras de ayudar

22 junio, 2022

Autor: Rodrigo Sánchez Arreguin

Fotos: Una Nueva Esperanza ABP

Una de las mejores sensaciones que puede sentir una persona es la que genera el haber ayudado a alguien; ayudar es hacer algo por otra persona de manera desinteresada, de forma que lo alivie o evite una situación que le podría afectar; justamente esto es lo que hace Una Nueva Esperanza. Y lo hace de diversas maneras, todo en beneficio de los niños con cáncer.

En México, el cáncer es la segunda causa de muerte en pacientes en edad pediátrica y se estima que anualmente se presentan entre 5000 y 6000 casos nuevos de cáncer en menores de 18 años.

Desde 1999, Una Nueva Esperanza ha atendido a más de 1,363 niñas, niños y adolescentes de escasos recursos, diagnosticados con cáncer provenientes de Puebla y seis estados más, con apoyo integral para mejorar su calidad y expectativa de vida.

Todo esto es posible gracias a las numerosas formas de apoyar esta causa, abriendo las oportunidades a la sociedad que quiere ayudar. Como lo es donando ropa y zapatos, en buen estado, para todas las edades y siendo donadas para los niños y niñas en Una Nueva Esperanza, pero también vendiendo la ropa y recaudando fondos desde su tienda y bazar.

También, donando juguetes para el uso de los niños y para la venta de los mismos. Si se prefiere, también se puede donar despensa oncológica como pescado, carne, frutas, verduras, paleta de limón y gelatinas, semillas como cacahuates, almendras, nuez, arándanos y pasas, o simplemente despensa en general, pues todos los días en Una Nueva Esperanza se preparan 5 comidas para mantener a los niños nutridos y con una alimentación balanceada.

Por si fuera poco, se puede colaborar donando tapitas, con las que se recaudan fondos y se las entregan a un proceso de reciclado, realizando una colecta en el trabajo, escuela o colonia, entre más tapitas mejor. O “convirtiéndose en hormiga”, que es donando desde $150 mensuales, ayudando a los niños con escasos recursos que puedan recibir la atención necesaria para mejorar su calidad y expectativa de vida.

Dentro de estas decenas de opciones para ayudar, se tiene un taller para crear productos, como regalos personalizados, de eventos, recuerdos o de negocio, ofreciendo corte láser, corte vinil, sublimación, diseño e impresión.

También cuentan con un laboratorio de nombre CIO (CENTRO DE INVESTIGACIÓN ONCOLÓGICA) y funciona como centro de diagnóstico e investigación sin costo para los pacientes de Una Nueva Esperanza con la finalidad de poder tratar cada tipo de cáncer.

El futuro de la medicina no está en tratar sino en prevenir, hacer diagnósticos tempranos y disminuir la mortalidad. Pero nosotros como sociedad podemos ayudar y sin lugar a dudas Una Nueva Esperanza nos abre las puertas para poder hacerlo.

Desde 1999, Una Nueva Esperanza ha atendido a más de 1,363 niñas, niños y adolescentes de escasos recursos, diagnosticados con cáncer provenientes de Puebla y seis estados más, con apoyo integral para mejorar su calidad y expectativa de vida.

Todo esto es posible gracias a las numerosas formas de apoyar esta causa, abriendo las oportunidades a la sociedad que quiere ayudar. Como lo es donando ropa y zapatos, en buen estado, para todas las edades y siendo donadas para los niños y niñas en Una Nueva Esperanza, pero también vendiendo la ropa y recaudando fondos desde su tienda y bazar.

También, donando juguetes para el uso de los niños y para la venta de los mismos. Si se prefiere, también se puede donar despensa oncológica como pescado, carne, frutas, verduras, paleta de limón y gelatinas, semillas como cacahuates, almendras, nuez, arándanos y pasas, o simplemente despensa en general, pues todos los días en Una Nueva Esperanza se preparan 5 comidas para mantener a los niños nutridos y con una alimentación balanceada.

Por si fuera poco, se puede colaborar donando tapitas, con las que se recaudan fondos y se las entregan a un proceso de reciclado, realizando una colecta en el trabajo, escuela o colonia, entre más tapitas mejor. O “convirtiéndose en hormiga”, que es donando desde $150 mensuales, ayudando a los niños con escasos recursos que puedan recibir la atención necesaria para mejorar su calidad y expectativa de vida.

Dentro de estas decenas de opciones para ayudar, se tiene un taller para crear productos, como regalos personalizados, de eventos, recuerdos o de negocio, ofreciendo corte láser, corte vinil, sublimación, diseño e impresión.

También cuentan con un laboratorio de nombre CIO (CENTRO DE INVESTIGACIÓN ONCOLÓGICA) y funciona como centro de diagnóstico e investigación sin costo para los pacientes de Una Nueva Esperanza con la finalidad de poder tratar cada tipo de cáncer.

El futuro de la medicina no está en tratar sino en prevenir, hacer diagnósticos tempranos y disminuir la mortalidad. Pero nosotros como sociedad podemos ayudar y sin lugar a dudas Una Nueva Esperanza nos abre las puertas para poder hacerlo

(Visited 23 times, 1 visits today)