Premio al Mérito Filantrópico

Reconocen el trabajo altruista de la sociedad Yucateca

21 noviembre, 2019

Por: Redacción Somos Hermanos

Fotografía: Derechos Reservados

Premio al Mérito Filantrópico

La Junta de Asistencia Privada de Yucatán, (JAPEY) y el gobierno del estado de la entidad entregaron los Premios al Mérito Filantrópico 2019, en reconocimiento a los aportes altruistas y solidarios de quienes contribuyen a construir el tejido social de dicha localidad.

En su edición 2019, el consejo consultivo de la JAPEY distinguió los esfuerzos que realizan personas, instituciones de asistencia privada, organizaciones civiles y empresas, los cuales mejoran la calidad de vida de la población.

En esta ocasión, en la categoría al Mérito Filantrópico se distinguió a la ecologista estadounidense Joan Andrews, que ha dedicado más de 40 años de su vida a hacer de esta entidad un lugar mejor.

A través de Pronatura AC; la activista, ha logrado conseguido preservar el cuidado y respeto de varias zonas protegidas para garantizar la preservación de especies como el jaguar, la tortuga y otras que han estado en peligro de extinción y que hoy gracias a su incansable labor encuentran en las reservas de la península un lugar en donde vivir y reproducirse.

Por otro lado, en la categoría Institución Filantrópica 2019, Vida y Familia (Vifac) de Yucatán fue merecedora al premio, ya que desde 1985 trabaja para proteger a mujeres vulnerables quienes, ante un embarazo inesperado, encuentran en esta asociación no solo un lugar en donde vivir, sino también un apoyo moral y solidario para ayudarlas a salir adelante.

Mientras que en el rubro Empresa Responsable en su Entorno, el Grupo Paralelo 19 se hizo acreedor al premio por su labor para difundir y fomentar el conocimiento del patrimonio cultural peninsular. Con un compromiso social, esta firma se enfoca en el rescate de la riqueza del pueblo maya.Premio al Mérito Filantrópico

Finalmente, se galardonó a sor Beatriz María Loreto Laviada Arrigunaga con el Premio Post Mortem a la Filantropía 2019; quien en 1968 fundó el albergue San Vicente de Paul, ubicado en las cercanías del Hospital General “Doctor Agustín O’Horán”, que ofrece hospedaje, alimentos y medicinas a pacientes del nosocomio y sus familiares.

La religiosa dedicó su ministerio a la protección y amparo de las personas más desfavorecidas, por lo que también sembró la semilla de obras como Cottolengo, junto con el sacerdote Raúl Kemp, y el albergue Amor y vida. Sor Beatriz falleció el 19 de agosto de 2015, a la edad de 90 años.

(Visited 66 times, 1 visits today)