Por un impacto positivo en la salud, economía y educación de comunidades indígenas en México

27 abril, 2022

Autor: Carlos Hernández Huerta

Fotos: Fundación León XIII IAP.

Oaxaca, Guerrero y Chiapas son territorios donde las comunidades indígenas se han asentado, y han defendido su lugar en la sociedad a través de los años. A pesar de esto, no están exentas de vulnerabilidad y riesgo social. La problemática crece cuando las mismas comunidades no tienen conocimiento o fácil acceso a temas como la economía, la salud o la educación, lo que provoca un rezago social más pronunciado en sus habitantes.

De esta situación emerge Fundación León XIII IAP, teniendo como tarea principal impactar positivamente la salud, economía y educación de comunidades indígenas en México, específicamente en estos tres estados del país.

La forma de operar en FLXIII IAP consiste en una selección de programas los cuales rigen la directriz de la misión en la organización. El primero de ellos se denomina Grupos de Ahorro y Educación Financiera. Siendo el centro de la labor principal de FLXIII, aquí se responde a la falta de servicios financieros en zonas marginadas. El programa es sustentable, porque el capital se constituye únicamente de los socios de la organización.

Brinda un lugar donde la inclusión financiera genere confianza y seguridad para poder ahorrar, generar intereses y acceder a préstamos con tasas accesibles.

Así mismo, el dinero permanece en la comunidad, al repartirse entre los socios de los recursos de los préstamos generados. La autogestión ayuda a formar actitudes de liderazgo en los socios, lo que impacta también en su desarrollo integral, al ejercitar sus capacidades y tener nuevas oportunidades para su comunidad.

Tener un vivienda saludable y sustentable, es el segundo programa de la institución. Dentro de este se encuentran soluciones ecológicas con el fin que cada habitante pueda tener un hogar digno, saludable, seguro y duradero. Una vivienda saludable también supone una alimentación adecuada para sus habitantes, por ello trabajan junto con las comunidades para implementar pequeñas granjas de traspatio y huertos familiares, en las que se produzcan alimentos sanos y variados.

Complementando al programa, las cisternas para la captación de agua de lluvia y piletas para el almacenamiento de agua, dan el toque final al modelo agrícola integral para el aprovechamiento de los recursos en forma renovable.

Aprovechar las habilidades para la creación de diversas artesanías se pone en acción en el tercer programa Desarrollo artesanal, impulsando el trabajo en la venta de textiles elaborados por mujeres artesanas de comunidades de Chiapas y Oaxaca. Mediante la marca y tienda Kitzin, que tiene su sede en la Ciudad de México, se ofrecen productos con las mejores fibras naturales y contemporáneos diseños. Con esto se desarrolla el crecimiento económico, social y espiritual de auténticas artesanas.

En el último programa, Formación Humana, se genera un espacio de reflexión y capacitación comunitaria para las socias y socios de los grupos de ahorro, para las artesanas y todo el equipo operativo de la organización. El fin es una mayor consciencia de su dignidad, valor y potencial para convertirse en una mejor persona.

Durante 2020, FLXIII IAP logró apoyar a 581 familias tras la pandemia de COVID-19; de lo que también se desprenden 321 grupos de ahorro formados; y de ellos 14,967 socios activos; 600 artesanas trabajando actualmente y 4,553 familias impactadas por el Modelo de Desarrollo son las cifras con las que esta organización ha salido avante.

Fundación León XIII IAP afirma que la mejor manera de multiplicar la riqueza, es ayudando a otros, lo cual se respalda en más de 25 años de labor filantrópica.

(Visited 57 times, 1 visits today)