Lecciones que nos da el Altruismo – Todos tenemos un Ángel, IAP

30 agosto, 2018

Junta de Asistencia Privada del Estado de México
Cambiando vidas, alcanzando sueños.

Por: Heidy Morales Hernández

Ante el panorama de una crisis generalizada en el que los problemas sociales rebasan la capacidad del Estado por procurar bienestar y desarrollo social para todos, la sociedad civil está dándose cuenta de que sus acciones altruistas representan una verdadera compensación para proporcionar servicios de asistencia social para cientos de personas para quienes no habría otra forma de solventar sus necesidades, ya sea en materia de alimentación, salud, educación, atención a las personas con discapacidad y apoyo a grupos vulnerables como personas adultas mayores, mujeres, niños, niñas y adolescentes en situación de abandono.

Una a una, en cada persona, en cada barrio y en cada comunidad, surgen iniciativas para dar una respuesta a una carencia; la sociedad se organiza y crea nuevas formas de intervención social, como lo constituyen las Instituciones de Asistencia Privada, que poco a poco han conformado un bagaje sobre el kwow how de la asistencia social.

a del Estado de México (JAPEM), invariablemente se constituyen nuevas Instituciones de Asistencia Privada con el objetivo de “institucionalizar” la ayuda, para involucrarse en el altruismo de una manera profesional y comprometida; como es el caso de Fundación Todos Tenemos un Ángel, I.A.P., institución recientemente constituida ante la Junta y que nació como una respuesta a una inquietud del espíritu solidario de un director de una empresa internacional.

Fundación Todos Tenemos un Ángel, I.A.P., constituida apenas el año pasado, cuenta entre los miembros de su patronato con personas que han realizado labor social desde hace poco más de diez años; su labor social se enfoca en beneficiar a comunidades en situación de marginación y pobreza extrema.

De esta manera, su labor ya refleja beneficios: con el programa “Ayuda Humanitaria”  distribuye paquetes de apoyo con alimentos y productos de higiene personal, logrando entregar 4,000 paquetes beneficiando a más de 12,500 personas, en la localidad de Ixhuatán en el Estado de Oaxaca. Por otra parte, con el proyecto “Rey Mago por un Día”, se entregaron 300 kits que incluían útiles escolares, ropa, calzado y kit de limpieza personal, a niños y niñas rarámuris en la localidad de Cerocahui y Sisoguichi en el Estado de Chihuahua, beneficiando a más de 1,200 personas. Con el programa “Regalando Sonrisas” se entregaron 500 juguetes, para niños y niñas que incluían: pelotas, balones, muñecas y bicicletas, entre otros, beneficiando a una población de 2,500 personas, en el Estado de Oaxaca. “Brochitas de amor” consiste en dotar de pintura a escuelas públicas de comunidades rurales para el mejoramiento de su imagen; y con el programa “Cobíjalos”, se benefició a los municipios de Nicolás Romero, Lerma y Huixquilucan respectivamente, entregando 4,000 cobijas y beneficiando a más de 12,000 personas en extrema pobreza y marginación social.

La acción altruista no es privativa de empresas o instituciones; ni de mecenas o gente con dinero de sobra, basta tan solo alzar las manos e involucrarse con una causa social para demostrar que todos podemos ayudar, porque todos, Todos Tenemos un Ángel.

(Visited 73 times, 1 visits today)