La población mexicana no sabe distinguir los distintos tipos de diabetes

21 julio, 2022

Autor: Carlos Hernández Huerta

Fotos: Con Diabetes Si se Puede IAP.

Actualmente en México no se lleva un registro público de la población con diabetes mellitus tipo 1, siendo una afección desatendida en gran parte de la República Mexicana. El tipo 1 de diabetes se caracteriza por ser autoinmune, no contar con una cura y necesitar de 5 inyecciones diarias de insulina para su tratamiento, a la par de requerir la toma de glucosa 7 veces al día, lo que conlleva utilizar 7 tiras reactivas para su medición.

 

La procuración para mantener los niveles de glucosa en un paciente con DM1 no es sencillo, y por ello Con Diabetes Sí se Puede IAP atiende a niños y adolescentes de escasos recursos a tener insumos y una mejor calidad de vida.

 

Ruth Vélez, fundadora y directora general de la institución, nos comentó la labor ininterrumpida de la organización conformada en 2014, y que gracias a su esfuerzo llevan 8 años de trabajo, enfocando sus objetivos en reducir complicaciones crónicas mediante las áreas de educación en diabetes, nutrición y psicología en pacientes con diabetes tipo 1, así mismo garantizar el acceso a insumos básicos de auto monitoreo de glucosa de sangre y aplicación de insulina, para así llevar el óptimo manejo de su condición.

 

Teniendo su sede principal en el Estado de México, la institución ahora ya se encuentra también en otros 7 estados, siendo CDMX, Puebla, Oaxaca, Tlaxcala, Querétaro, Veracruz y Durango las entidades cubiertas por la IAP.

 

Muchas veces la población no logra distinguir los distintos tipos de diabetes, por ello es necesario contar con información especializada entre diabetes tipo 1, 2 y estacional. A esta problemática, la organización tiene la firme convicción de seguir realizando detecciones oportunas y otorgar la información precisa para pacientes que atraviesen por el padecimiento, para aquellos que presenten pre diabetes y de la población en general.

 

Ya sea a través de sus redes sociales y los medios virtuales con publicaciones necesarias para combatir la desinformación.

 

El programa más importante de la organización es Día a Día Con Diabetes, donde se otorgan los insumos y la atención interdisciplinaria a niños y adolescentes. Con un plan de atención integral, el paciente obtiene consultas psicológicas y nutricionales, en paralelo la educación con diabetes y la obtención de insumos. Al ser un plan integral, se desarrolla un historial clínico y un seguimiento en el que se involucra a la familia para hacerlos partícipes en el ámbito alimenticio y psicológico, no descuidando en ningún momento al pequeño paciente.

 

De este programa se desprende Educando con Diabetes, acercando la información a instituciones educativas donde sea requerido. Ya sea por padres de familia o la misma escuela, se contactan con la IAP y ellos se aproximan para brindar pláticas a los alumnos y así combatir el bullying que pueden llegar a tener niños y niñas con diabetes. De esta forma también se concientiza y se crea empatía hacia esta condición.

 

El lado recreativo y divertido no es ajeno a la institución, porque cuentan con un campamento anual especializado en diabetes tipo 1 VIVECAMP. Aquí todo tipo de actividades emocionantes, informativas y creativas se llevan a cabo durante 4 días donde cada niño y joven puede convivir con más símiles a ellos, haciéndolos ver que no están solos y pueden identificarse con alguien que está cruzando por una situación idéntica. Con vísperas a realizarse del 4 al 7 de agosto, la institución va recibir nuevamente de forma presencial a casi 30 campistas (durante 2020 y 2021 el campamento se realizó de forma virtual) para vivir una experiencia única y por decir poco, memorable.

 

Cada acción y esfuerzo reinciden de misma forma en el esfuerzo para impactar en las políticas públicas, creando el movimiento Por Una Sola Voz en la Diabetes Tipo 1, que junto a 23 organizaciones han intervenido en iniciativas para incluir a pacientes con tipo 1 de diabetes en áreas constitucionales. Actualmente se lucha porque exista una diferenciación pública entre diabetes tipo 1, 2 y estacional; también así se está demandando que exista un registro oficial nacional de pacientes con tipo 1, pues la IAP cuenta con un registro propio donde ya hay casi 3 mil pacientes registrados.

 

Son valiosas las iniciativas frente a las políticas públicas, pero una de suma importancia recae en los insumos obligatorios tanto de insulina como de tiras reactivas, ya que un paciente con tipo 1 necesita de 150 inyecciones al mes de insulina, y de 210 tiras reactivas para su toma de glucosa mensualmente, y esto hace urgente que las instancias gubernamentales otorguen los insumos necesarios.

 

Con tan solo 8 años de labor altruista, Con Diabetes Sí se Puede IAP actualmente está beneficiando a 126 niños, niñas y adolescentes de la República Mexicana, reflejando su compromiso interminable por una mejor calidad de vida en pacientes con DM1.

(Visited 85 times, 1 visits today)