Justicia, ayuda y orientación a las víctimas de crímenes psiquiátricos

22 julio, 2022

Autor: Mariano Ramírez León

Fotos: Auxilio a Víctimas de Crimen Psiquiátrico AC

Para el sexenio pasado, México contaba con un total de 51 centros integrales de salud mental, 32 hospitales psiquiátricos para atender a cuatro mil pacientes y 54 villas de transición hospitalaria.

 

De acuerdo a la información del 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), El Sistema Nacional de Salud registró 33 hospitales psiquiátricos de los cuales el 65% de ellos están ubicados en ciudades grandes por lo que deja a bastantes necesitados de atención psiquiátrica lejos de su alcance.

 

Lejos de la situación que rodea la reforma de La Ley General de Salud y la “desaparición” de los hospitales psiquiátricos, un paciente con algún diagnóstico psiquiátrico con necesidad de servicio especializado, la poca accesibilidad de ello no es con lo único que tiene que lidiar.

 

De acuerdo a la investigación de Documenta, el cual se encargó de recabar y jerarquizar información, pronunciamientos y sugerencias de todas las comisiones de derechos humanos en el país, tuvo como resultado 68 acusaciones registradas, 26 están vinculadas al tratamiento médico ejecutado; 20 se dirigen a escenas de violencia y 12 indican acciones en contra de la vida.

 

Documenta hace hincapié sobre la situación de los hospitales psiquiátricos en México, de lo cual dijo lo siguiente:

 

“La violencia ejercida en los centros de atención a la salud mental, reclusorios, centros de rehabilitación y albergues analizados se caracteriza porque es infligida, en un gran porcentaje, por el personal que labora en dichos lugares. Solo el 10% de las quejas refieren violencia de parte de la población, mientras que el resto están relacionadas con acciones ejercidas por las autoridades”

 

Auxilio a Víctimas de Crimen Psiquiátrico es una asociación civil que lleva 23 años velando por los derechos humanos y civiles de personas diagnosticadas con alguna enfermedad mental que han sido víctimas de algún abuso en centros de salud psiquiátrica.

 

De acuerdo a la preocupación por la que los pacientes con algún trastorno mental y los tratos que se dan dentro de las estancias de salud mental Auxilio a víctimas de crimen psiquiátrico, replica en su sitio y toma la siguiente cita como objetivo principal para la urgente aplicación de los derechos humanos:

 

“En México y en todo el mundo los “desórdenes mentales” son establecidos sin fundamento ni procedimiento científico, existen procedimientos “empíricos” farsantes para arribar a los desórdenes mentales y en la ausencia de evidencia científica y objetiva, la psiquiatría ha decretado lo siguiente como enfermedades mentales:

  • Depresión
  • Desorden de Lenguaje Expresivo
  • Desorden Fonológico
  • Desordenes de Intoxicación/Abstinencia de la Cafeína
  • Desorden de la Conducta
  • Desorden de las Matemáticas
  • Desorden de Uso o Abstinencia de la Nicotina
  • Desorden de No Cumplimiento del Tratamiento
  • Desorden de la Ansiedad de la Separación
  • Desorden de la Rivalidad entre Hermanos
  • Desorden de la Fase de la Vida
  • Problema de Abuso Sexual de un Niño.
  • Desorden Mental no Específico
  • Trastorno de Conducta (TC)
  • Serio Trastorno de Conducta (STC)
  • Trastorno de aprendizaje (TA)
  • Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)
  • Autismo”

El extenso listado de enfermedades mentales, explica la asociación civil que se recetan medicamentos que en vez de ayudar y mejorar la calidad de vida de los pacientes, la empeoran tanto física como psicológicamente por lo que se busca una adecuada atención tanto humana como médica.

 

Auxilio a Víctimas de Crimen Psiquiátrico hace un listado de las acciones, negligencias médicas y la realidad de los fármacos en los tratamientos de las personas, ya que los resultados son los siguientes:

 

 

 

  • Internamientos clandestinos e involuntarios

 

  • Tranquilizantes menores:

 

“Benzodiacepina; pueden causar aletargamiento, mareos, confusión, nerviosismo, problemas sexuales, alucinaciones, pesadillas, depresión severa, inquietud extrema, insomnio, náuseas y temblores musculares. Ataques epilépticos y muerte han ocurrido al dejar repentinamente el uso de estos”.

 

  • Tranquilizantes mayores:

 

“También llamados antipsicóticos, neurolépticos (que atacan los nervios) causan dificultades para pensar, mala concentración, alucinaciones, pesadillas, monotonía emocional, depresión, impedimento y disfunción sexual, físicamente puede causar Diskinesia (aparición repentina e incontrolable de calambres y espasmos musculares dolorosos, retorcimiento de las piernas, cara, boca, y produciendo gesticulaciones de rostro con un fruncimiento del ceño horripilante), la acatisia una incapacidad severa para mantenerse quieto causando agitación y psicosis. Un efecto fatal es el síndrome neuroléptico maligno, el cual incluye rigidez muscular, estados mentales alterados, pulso o presión sanguínea irregular y problemas cardiacos. Además. La muerte coronaria silenciosa”.

 

  • Antidepresivos cíclicos:

 

“Causan estado sedativo, adormecimiento, aletargamiento, dificultad para concentrarse, problemas de memoria, pesadillas, sentimiento de pánico y extrema inquietud, alucinaciones, reacciones maniáticas, delirio, ataques, fiebre, reducción de conteo de glóbulos blancos (con riesgo de infección) daño al hígado, ataques cardiacos, infartos, violencia y pensamientos suicidas”.

 

  • Inhibidores selectivos de la recaptura de la serotonina:

 

“Causan dolores de cabeza, náuseas, ansiedad, agitación, insomnio, sueños salvajes, pérdida de apetito, impotencia y confusión. Además, se ha comprobado que en algunos pacientes experimentan acatisia, a menudo acompañados de pensamientos suicidas, hostilidad y comportamiento violento. En cantidades sustanciales de estos antidepresivos pueden acumularse en los pulmones y liberarse en niveles tóxicos”.

 

  • Electrochoques:

 

“Crea una convulsión similar a una epilepsia severa de larga duración mediante la aplicación de 180 a 460 voltios a través del cerebro, causando daño cerebral irreversible, perdida de la memoria, fracturas en la columna vertebral, destrucción de la dentadura, ventrículos agrandados, confusión, delirio, arritmias cardiacas serías, reducción de la esperanza vida y en la mayoría causa la muerte”.

 

Auxilio a Víctimas de Crimen Psiquiátrico ayuda a sus beneficiarios en 3 rubros, los cuales son los siguientes:

  1. Prevención

 

  • La A.C. elabora material multimedia con base a los derechos humanos referidos a la salud mental para así hacer consiente a la población de sus garantías para así ayudarles a su persona o seres cercanos acerca de esta situación

 

  • Capacitación de Instructores en la defensa, asistencia y lucha contra todo tipo de abuso en el área de salud mental.

–   Capacitación y educación a psiquiatras mexicanos y profesionistas de la salud mental que los comprometa a llevar un código de ética en el diagnóstico y tratamiento del enfermo mental.

 

  1. Rescate

 

  • Documentación de testimonios de víctimas o abuso psiquiátrico.

 

  • Rehabilitación e integración del enfermo mental a la sociedad (incluye terapia, asistencia médica y legal).

 

  • Desintoxicación y estabilización de casos apremiantes de víctimas de gasoterapia, electrochoques y psicofármacos.

 

  • El proyecto la apertura de un “Centro de Acupuntura para la salud mental del niño y el joven”.

 

  1. Familia como agente habilitador

 

  • Capacitación a la familia con enfoque en tres módulos:

Atención primaria.

Escuela para padres.

Alcances y limitaciones.

 

La difícil situación de la salud psiquiátrica en México esta redirigida a una falta de compromiso deontológico de parte de las autoridades, líderes e instituciones, una lucha que no debería de existir por la sencilla razón del bien social en manos de profesionistas “capacitados”.

(Visited 55 times, 1 visits today)