Homenaje al personal médico (3 de 3) Frente al Covid-19

15 julio, 2021
Autor: Óscar David Hernández Carranza, presidente de Fundación para la Promoción del Altruismo IAP

Fotos: Teresa Cabrera Espinosa

Sin duda todos habremos aprendido de esta Pandemia, algunos a ser más tolerantes y pacientes, otros más amables, otros más nobles, otros más humildes.  Me imagino lo grande que seríamos como sociedad si pudiéramos aprender unos de otros.   Por supuesto que aprender de nuestras vivencias y de las de los demás corresponde a una grandeza humana a la que todos deberíamos aspirar.

 

Enfermera Teresa, ¿Se puede enfrentar la muerte en un sentido positivo?

“Lo más doloroso de este punto es el momento de confrontación de la familia. Por cultura el temor a la muerte es parte del día a día en la sociedad, mientras que la muerte para el enfermo puede ser la oportunidad de descanso y pérdida del sufrimiento.

 

Enfermera Teresa, ¿Cómo se apoya a las personas cuyos familiares han fallecido por Covid-19?

“En esta unidad se tiene un área de orientación y apoyo a los familiares que han perdido a su ser amado. A diferencia de lo que se hace en el sector salud, aquí se cuenta con un equipo de especialistas que preparan psicológica y emocionalmente a los familiares. Al fallecer el paciente hay un código que se activa denominándolo así, proceso de reconocimiento del cadáver. Este creo es el momento más difícil para cualquier persona. No conmoverse ante el sufrimiento ajeno es simplemente imposible.

 

Enfermera Teresa, ¿Cuál fue el desarrollo que se tuvo en la Unidad Temporal del Centro Citibanamex?

“Se concluye la tercera fase de la unidad la sala D y con ello mi mejor sabor de boca desde el inicio de este proyecto. 28 de diciembre, apertura de la terapia intensiva más grande no solo de la unidad sino me parece del país. Sala que cuenta con 54 camas equipadas, 10 cubículos asignados para pacientes aislados. En su mayoría adaptadas para realizar tratamientos de hemodiálisis si así fuera necesario. Equipo biomédico suficiente, y la llegada del tomógrafo con 16 tipos de cortes que marcan el complemento perfecto.”

“El traslado de pacientes intubados que se encontraban en la sala B y C para ahora serían alojados en la sala D fue un momento épico. La correcta coordinación de todos los equipos de trabajo y la disposición del personal de todos los turnos para realizar esta tarea tuvo como resultado que en menos de 48 horas los pacientes estuvieran instalados e incluso el ingreso de pacientes candidatos a terapia fue casi simultáneo.”

“El equipo a mi cargo aumentó de 20 enfermeras a más de 80, solo en el turno matutino. Cerramos el año del 2020 aún sin saber cuánto tiempo permaneceremos en la unidad. 1 de enero inicio de un nuevo ciclo sin festejos ni reuniones familiares. Lo que me aflige momentáneamente es ver la nostalgia de pacientes de no poder estar en casa con sus familiares, en una fecha tan conmemorativa. Al final tuvimos 607 camas de las cuales 64 fueron para terapia intensiva y el resto hospitalización. El total de los pacientes hospitalizados fue de 9,088 pacientes.”

 

Enfermera Teresa, ¿Cuáles fueron los mejores momentos que vivieron en la Unidad Temporal del Centro Citibanamex?

“Sin lugar a dudas, el momento más emblemático y de mayor sensación de satisfacción es ese instante cuando suena “La campanita”. Elemento colocado para notificar el alta a domicilio por mejoría de un paciente hospitalizado en esta unidad. Es el momento de júbilo compartido entre todos los que integramos esta unidad. Ver el rostro feliz del paciente, el emotivo reencuentro con sus familiares que lo esperan en casa y las interminables bendiciones que nos envían, son de las muestras más hermosas con las que me quedo. Saber que día a día aporté un granito de arena para llegar a este momento me deja completamente satisfecha y en paz.”

 

Enfermera Teresa, ¿Platícame sobre tus últimos días como Jefa de enfermera de la Unidad Temporal del Centro Citibanamex?

“El 31 de enero última guardia como jefe de terapia intensiva. Acontecimiento que enlista sentimientos encontrados y no podía faltar las fases del duelo. 10 meses ininterrumpidos al frente de una de las áreas de mayor sobrecarga, por lo complejo del manejo clínico, sin embargo, tener claro que este es solo un paso transitorio y con ello la evolución y oportunidad de crecimiento profesional me conforta.”

“Justo antes de terminar el turno, solicitan mi presencia en la sala D1 de terapia intensiva y al acercarme al grupo de enfermeras que se encontraban en el sector uno. Veo los semblantes de alguna de ellas con expresión de tristeza y una que otra con ojos vidriosos, a punto del llanto, mi sorpresa se convierte alegría cuando veo una pancarta elaborada con hojas blancas y una hermosa frase de despedida, plasmado el agradecimiento y respeto que no sabía hasta ese momento que tenía. El equipo de subjefes y de líderes, así como las enfermeras adscritas al área de mezclas dentro de terapia me invitan a realizar mi último pase de vista, donde recorrimos las 2 salas desde la cama 1 hasta llegar al número 64. A mi paso aplausos, porras y buenos deseos acompañaban una de mis canciones favoritas “We Are the Champions” (Queen) que armonizaba como fondo musical. ¿Cómo describir tan hermoso momento? Simplemente me quedé sin palabras, con un gozo en mi corazón como desde hace mucho no sentía. Saber que mis compañeros me despedían como un líder ejemplar fue de las satisfacciones más hermosas con las que me quedo.”

 

Enfermera Teresa, ¿Algo más que quisieras compartir?

Mi reconocimiento para aquellos quienes me enseñaron que las cosas aún no están escritas en su totalidad, que la vida y la salud están presente y nos puede cambiar así de pronto.”

“Esta Pandemia no solo confinó a la población, modificó el estilo de vida de la sociedad, algunos perdieron la vida en cumplimiento de su trabajo, además me deja lecciones de superación y una gran capacidad de adaptación.”

“Me enseña una nueva normalidad con la que debo conducirme, lo difícil que es estar separada de la naturaleza, lo valioso que es contemplar un amanecer, un atardecer, el valor de tener cerca a la familia, los amigos, tu pareja, la importancia de un abrazo, me hace valorar cada día lo grande de la libertad, a reflexionar que la salud y la calidad de vida no dependen de las empresas ni de instituciones, lo diminutos y vulnerables que somos en comparación con la naturaleza y una vez más la importancia de vivir.”

Agradezco de manera muy especial esta cálida plática a Teresa Cabrera Espinosa, Jefe de Terapia Intensiva UTC (Unidad Temporal Covid-19 en el Centro Citibanamex CDMX), esperando que a la vez sirva de reconocimiento, agradecimiento y homenaje a todo el personal de salud, desde el personal médico, enfermería, paramédicos, jefes de laboratorio, camilleros, higienizadores, forenses, hasta el personal de aseo… todos héroes anónimos.

 

Gracias por su esfuerzo, su valentía, su dedicación y su profesionalismo. Muchas gracias.

(Visited 117 times, 1 visits today)