Fundación CCB IAP: por el desarrollo de un México mejor

16 mayo, 2024

En cada sociedad y cada país se pueden identificar grupos vulnerables. De acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en el caso de México, estos grupos vulnerables suelen incluir a: personas migrantes, infancias y adolescentes, mujeres, pueblos y comunidades indígenas, periodistas, y personas con discapacidad, esto por mencionar algunos.

 

Conforme a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León, se define como grupos vulnerables a aquellas y aquellas personas que, debido “al menosprecio generalizado de alguna condición específica que comparten, a un prejuicio social erigido en torno a ellos o por una situación histórica de opresión o injusticia, se ven afectados sistemáticamente en el disfrute y ejercicio de sus derechos fundamentales”

 

Estos grupos vulnerables no solo corren riesgos en un solo aspecto: sino que, precisamente, son vulnerables en el ámbito económico, social, de acceso a la salud, acceso a la educación y en cuestión de que se respeten sus derechos humanos, en general.

 

Es importante otorgar apoyo a estos grupos, no solo para que se garanticen sus derechos humanos, sino también para que se genere una sociedad más equitativa, igualitaria y que asegure una estructura más justa y menos discriminatoria.

 

Es por eso que, desde 1991, gracias a Salvador Domínguez Reynoso, Fundación CCB (Centro de Comunicación Cristiana de Bienes) I.A.P., se ha dedicado a promover el desarrollo humano integral en comunidades y personas de la Ciudad de México y el área conurbada, que viven en condición de extrema exclusión social.

 

Salvador Domínguez Reynoso no solo fue fundador de Fundación CCB, también participó en la conformación de otras instituciones y organizaciones caritativas, tales como: CEPS Cáritas en México, el Instituto de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC) y Promoción Humana Integral.

 

La Fundación CCB, además de ser un grupo laico, busca empoderar a las personas de estas comunidades vulnerables, para que ellas también puedan generar proyectos y acciones que les ayude a abrirse paso a más opciones de desarrollo, así como para crear una estructura social más justa e igualitaria, transformando así comunidades.

 

Esta fundación se guía con un Enfoque de derechos humanos, el cual está orientado a la protección y promoción de los derechos humanos de todas las personas. Este enfoque se encamina a analizar las desigualdades que se encuentran a la hora de encontrar y promover el desarrollo humano; además, busca corregir las prácticas discriminatorias y el desigual reparto de poder, siendo que estos elementos obstaculizan el progreso en el propio desarrollo integral humano.

 

La caridad, la justicia, el respeto, la igualdad, la equidad, la solidaridad, la transparencia, la inclusión y la tolerancia; son los principales valores bajo los cuales se rige esta fundación. Estos valores no solo reflejan lo que quiere representar Fundación CCB, sino que también se espera que estos valores sean los que ayuden a generar un cambio social.

 

Para lograr estos cambios en la estructura social, Fundación CCB se vale de planes estratégicos (siete años), programas trianuales y proyectos anuales, esto para también generar un enfoque participativo, que lleve a la sostenibilidad en las organizaciones, grupos comunitarios y personas que estén con la organización.

 

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 98 times, 1 visits today)