En la compra de un Nissan, aseguran le educación de niños en vulnerabilidad

15 mayo, 2024

Gracias al programa “Construyendo el Futuro de México, Una Escuela a la Vez” miles de niñas y niños de zonas marginadas en 29 estados de la República Mexicana acuden a clases diariamente sin temor de tener que abandonar sus estudios por la falta de recursos.

Todo esto es posible gracias a la Fundación Distribuidores Nissan quienes desde el 2001 han construido 115 escuelas con la finalidad de ser un pilar de trasformación en la niñez mexicana.

En conferencia de prensa, Kurt Aschentrupp, director general de Fundación Distribuidores Nissan informó que con una inversión social que supera los 400 millones de pesos se ha logrado la construcción de más de 115 escuelas, que ha impactado en la vida de más de 55 mil alumnas y alumnos, al proporcionar espacios adecuados para su desarrollo y aprendizaje, mismos que incluyen aula de medios, muebles escolares, canchas deportivas y recreativas.

“Este compromiso trasciende la mera construcción de infraestructura educativa: es un compromiso con el futuro de México”.

Kurt Aschentrupp señaló que el impacto de sus escuelas va más allá de los alumnos. Estamos transformando no solo la vida, sino la trayectoria personal de más de 55 mil niñas y niños anualmente en México, y más aún.

Las escuelas son además polos de desarrollo económico y comunitario: a su alrededor crecen negocios, hay mayor seguridad y más servicios públicos. Es una acción cuyos beneficios son incuantificables en el tiempo, y todas gracias la gran generosidad de los distribuidores Nissan, aseguró.

“Estamos comprometidos en transformar paradigmas y crear espacios dignos donde se pueda soñar y aprender. Nuestra iniciativa “Más Autos, Más Escuelas” es un testimonio de cómo el éxito empresarial puede y debe ir de la mano con la responsabilidad social. Bajo este esquema, cada automóvil de la marca Nissan vendido en el país aporta una cuota que va a un fondo común para el desarrollo de infraestructura educativa”.

Por otro lado, Georgina Pons Cano, consejera de la fundación, dijo que realizar todo el proceso de la construcción de las escuelas, primero conseguir un terreno donado, mismo que el gobierno municipal de la entidad en donde se vaya a construir la escuela se encargar de gestionar toda la documentación y trámites necesarios.

Mientras que Fundación Nissan construye la escuela y ésta pasa a formar parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP), y esa es la única participación que los gobiernos municipales, estatales y federal realizan.

Además, Pons dijo que la construcción de las escuelas es posible por la venta de automóviles; ya que por cada vehículo que venden los distribuidores de la marca japonesa, donan un porcentaje.

Por otro lado, Miguel Zapata, otro de los consejeros de la fundación, aseveró que cualquier transformación de una sociedad se fundamenta en la educación. “Tenemos que trabajar más en educación, nosotros como distribuidores queremos poner un granito de arena y presentamos escuelas dignas; es un contraste muy fuerte para lo que alcanzan a hacer las autoridades”.

Por último, señaló que, ellos sólo construyen, no intervienen en planes de estudios, cuestión que le corresponde a la SEP, así evitan problemas “doctrinales”, pero que la función de la fundación es ayudar.

Fundación Distribuidores Nissan: “El Principio de un gran sueño”.

Síguenos en nuestras redes sociales https://www.facebook.com/FDistNissan/

 

 

 

(Visited 54 times, 1 visits today)