Fundación Baillères y UNESCO, presentan Modelo Social, una propuesta para fortalecer comunidades educativas

1 junio, 2022

Autor: Jesús Arizmendi Valdez

Fotos: Fundación Bailléres AC.

La Fundación Alberto Baillères AC, en alianza con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), presentó su Modelo Social, una propuesta para fortalecer comunidades educativas.

 

El propósito es acompañar a las comunidades educativas en la creación colaborativa de hábitats educativos, concebidos como espacios sostenibles de bienestar y de desarrollo humano para todos los miembros de la comunidad. Así, se busca contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, particularmente el ODS 4 y el ODS 17, relativos a las metas en materia de educación y creación de alianzas sociales en favor de objetivos globales, respectivamente.

 

Desde 2009, la Fundación Alberto Baillères impulsa iniciativas educativas que respondan a las necesidades pedagógicas de niñas, niños y jóvenes mexicanos. En el contexto de los sismos de septiembre de 2017, y como respuesta a los daños causados en la infraestructura escolar, la Fundación destinó recursos para la reconstrucción de escuelas públicas dañadas, para el desarrollo de nueva infraestructura física educativa y, sobre todo, para trabajar de forma participativa y colaborativa con distintos actores de las comunidades educativas: estudiantes, docentes, autoridades y familias como agentes de cambio.

 

Ejemplo de ello es la colaboración con la UNESCO México, instancia que ha realizado desde 2020 un acompañamiento cercano para el fortalecimiento del Modelo Social y el registro de prácticas y aprendizajes relevantes para esta y otras iniciativas impulsadas desde la sociedad civil, en favor de la educación.

 

A partir de esta experiencia, la Fundación Alberto Baillères diseñó su Modelo Social para atender a comunidades educativas en condiciones de vulnerabilidad. Está integrado, por un lado, por un componente social que acompaña a las comunidades educativas y favorece la organización y la participación; y por otro, por un componente de infraestructura que impulsa mejoras en los espacios escolares para que sean sostenibles, seguros, dignos e incluyentes.

 

El encuentro comenzó con un mensaje de bienvenida del presidente de la Fundación Alberto Baillères, Alejandro Baillères, quien afirmó: “Nuestro deseo; mi deseo; es que la presentación de este Modelo Social no sea un puerto de llegada, sino un punto de partida para nuevos proyectos, en nuevos entornos, siempre en favor de la educación de calidad para los niños, las niñas y los jóvenes mexicanos, y en beneficio de las comunidades educativas en su sentido más amplio.

 

Deseamos que este Modelo Social haga prosperar el legado de Don Alberto Baillères, cuya generosidad ha sido la guía, el faro, que hoy nos convoca”.

 

Por su parte, Eduardo Silva, consejero de la Fundación, explicó que se espera del Modelo Social que “se traduzca en mejoras reales, tangibles y sostenibles para todos los miembros de la comunidad educativa, no solo en términos del derecho a una educación de calidad y del acceso a espacios seguros, innovadores y adecuados para el aprendizaje, sino también en cuanto a la fortaleza de los vínculos comunitarios y a la capacidad de transformación de la propia comunidad hacia comportamientos, actitudes y prácticas que pongan siempre por delante el bien común”.

 

En su oportunidad, Frédéric Vacheron, Representante de la UNESCO en México, mencionó que el Modelo Social presentado “responde a la necesidad de crear entornos educativos sostenibles, pacíficos, incluyentes y adecuados para el aprendizaje, mediante una aportación pedagógica y arquitectónica denominada ‘la construcción de hábitats educativos’, noción clave para entender lo que hoy tendrían que ser todas las escuelas de México y del mundo”.

 

En su intervención, Rosa Isela Gluyas, directora de Fundación Alberto Baillères, resaltó la importancia de las alianzas en el logro de objetivos comunes y para contribuir al ejercicio pleno del derecho a la educación en las comunidades más vulnerables de nuestro país: “Con el lema de la Fundación Alberto Baillères, En comunidad para transformar, nuestra labor de vinculación con las comunidades educativas nos ha permitido reconocer nuestro papel de agente que habilita un proceso de diálogo y de acción reflexiva, que entreteje redes de colaboración para activar voluntades y establecer acuerdos”. Asimismo, agradeció a todas las personas e instituciones que han colaborado con la fundación.

(Visited 136 times, 1 visits today)