Fundación 20-30 IAP va por la inclusión de la niñez más necesitada

1 junio, 2022

Autor: Ivón Díaz Rojas

Fotos: Fundación 20-30 IAP.

Las organizaciones de la sociedad civil en México actualmente fungen como un doble actor y representan una fuente de empleo que contribuyen por su misma naturaleza a resolver los problemas que afectan a nuestro país como son: la pobreza, la desnutrición, la educación y la salud, entre otras.

 

Ante ello, la Fundación 20-30 México IAP lleva 30 años de trabajo en favor de los niños y adolescentes promoviendo el acceso a servicios de salud, así como lograr su integración a la vida académica, social y económica como una institución referente en México.

 

Esta organización contribuye, a través de apoyos económicos, en especie y voluntariado, a reducir el abandono de tratamientos médicos en casos donde se requiere la compra de medicamentos, prótesis, órtesis, intervenciones quirúrgicas o terapias de rehabilitación.

 

Elizabeth Tapia es mamá de Maximiliano un pequeño que presenta Síndrome de Reacher Collins, una enfermedad hereditaria en el que no se desarrollan algunos huesos y tejidos del rostro.

 

La señora Tapia quien también presenta este síndrome comentó que este trastorno genético generalmente afecta a los pómulos, la mandíbula, el mentón y las orejas, pero en algunos casos pueden ser más complicados que otros. Ella, a pesar de padecer este síndrome, no ha perdido el sentido auditivo, de alguna manera ha logrado sobrellevar esta condición. Sin embargo, sus dos hijos tienen una deficiencia severa de audición.

 

Afortunadamente y gracias a la Fundación 20-30 IAP Maximiliano recibió unos aparatos auditivos donados por esta Institución. Para este pequeño la ayuda de parte de la fundación ha significado una mejora en las relaciones con las personas de su alrededor. “Ahora puede escuchar muy bien a sus amigos, compañeros y profesoras” aseguró Elizabeth.

 

La labor de la Fundación 20-30 IAP no radica sólo como una fuente de empleo, sino que ayuda a resolver problemas que enfrenta la población mexicana, así mismo promueve el acceso a los servicios de salud de niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad para lograr su integración a la sociedad. Y la historia de Maximiliano representa una de las muchas grandes acciones que realizan como organización altruista.

 

Cabe recordar que la Fundación trabaja a través de eventos de beneficencia, programas de padrinos que tienen como finalidad acompañar a un pequeño durante su recorrido por la vida, además del voluntariado para cubrir las necesidades de los niños y adolescentes a través de servicio social y prácticas profesionales.

 

La Fundación 20-30 IAP no ha cesado en su labor en beneficio de los más vulnerables y continua en su andar ayudando a una gran cantidad de población infantil en México.

(Visited 41 times, 1 visits today)