En 40 años de labor altruista, CEIP IAP ha impactado de manera positiva en Lomas de Capula

6 julio, 2022

Autor: Carlos Hernández Huerta

Fotos: CEIP IAP.

Representar un Centro de Educación Infantil, que dentro de su nombre se atribuya estar destinado para el Pueblo, habla de dos vertientes muy importantes dentro de la labor en cualquier institución. En el caso de CEIP IAP, los objetivos son claros: desarrollar integralmente a niños en nivel intermedio y preescolar, pero también trabajar con los cuidadores primarios para lograr que el potencial se desarrolle plenamente en cada pequeño.

 

Con una celebración en puerta conmemorando cuarenta años de vida de la institución, una de sus principales fundadoras, Lourdes Garza Caligaris, nos abre las puertas de CEIP para platicarnos un poco acerca del significado de cuatro décadas de trabajo ininterrumpido. El contexto del nacimiento de la entidad se remonta a 1982, una época donde en la comunidad de Lomas de Capula en la alcaldía de Álvaro Obregón en CDMX, había una problemática clara; y esta era que las madres y padres de familia, salían a trabajar lejos de su hogar, y dejaban a sus hijos pequeños solos en casa, debido a la falta de diversos servicios y estancias infantiles en la zona. A raíz de ello, Lourdes junto con otras fundadoras, decidieron crear un centro para fungir como espacio educativo y de resguardo para los pequeños.

 

A partir de ese momento, la intención de involucrar a la comunidad fue imperante para el éxito del centro, pues comenzaron a contratar mujeres de la misma zona que incluso no hubieran terminado sus estudios, para formarlas y brindarles todas las herramientas para que estuvieran capacitadas en la enseñanza preescolar.

 

Tal es el caso de Gemila Lara Eusebios, coordinadora de trabajo con familia, quien ingresó a la institución teniendo el nivel de secundaria, y gracias al centro, continúo con sus estudios hasta titularse en Educación Preescolar. Desde hace 7 años es la encargada de evaluar y recibir todas las nuevas solicitudes a inscripciones de cada niño que quiera estar en CEIP, ya que mediante una evaluación socioeconómica y de habilidades parentales, donde ésta última se analiza la relación que tienen los cuidadores primarios con sus hijos, es la forma en que comienza su modelo de intervención.

 

Y es precisamente en la evaluación de habilidades parentales, como se trabaja el apartado de seguimiento con los cuidadores primarios, ya que, mediante terapia de juego, se enfocan en las fortalezas parentales, donde se le enseña a cada cuidador primario sus habilidades mediante un video, y con ello lograr que se empoderen y así, lo repliquen cotidianamente.

 

Realizando un recorrido por cada área del Centro, Gemila explicaba la función de cada habitación y las actividades pedagógicas y lúdicas que se imparten, abarcando así todas las vertientes necesarias para desarrollar múltiples habilidades sensoriales, motoras, de pensamiento y de reconocimiento de cada pequeño.

 

Para Lourdes Garza la intervención temprana es parte fundamental en la aportación a los niños y también a sus familias de un mejor desarrollo, para ello el enfoque de juego es muy importante, porque de ahí parten las actividades que se realizan, incluyendo a las ciencias, las matemáticas, la lectura, la escritura, entre otras disciplinas de coordinación y de sensación.

 

El seguimiento de cada exalumno es de igual forma importante para la institución, por ello Lourdes Garza comentó que están contratando una evaluación de impacto para llevar de forma sistemática, un seguimiento más válido de cada exalumno. Sin embargo, debido a la profunda conexión que han tenido los niños con el Centro, es que actualmente dos educadoras de CEIP precisamente fueron exalumnas, siendo múltiples los casos de éxito.

40 años de vida en CEIP son expresados por su fundadora como un orgullo, al acompañar a estas mujeres que integran la organización en un camino excepcional. Complementa que el impacto que ha tenido a lo largo de los años, ha beneficiado a las comunidades vulnerables y que tanto el patronato como el equipo operativo, siguen con la misión de seguir ayudando sin importar que ella siga presente.

 

Lourdes Garza Caligaris invitó a la población a acercarse a la labor de cualquier IAP, OSC y asociación del tercer sector, para contribuir en la erradicación de los problemas sociales, ya que menciona, que pueden contribuir en cualquier proyecto que le haga sentido en cualquier tipo de ayuda, donativo o voluntariado, pues nos concierne a todos mejorar la situación para que todos tengamos la ayuda para salir adelante.

(Visited 92 times, 1 visits today)