EL PRESIDENTE JOHN F. KENNEDY Y SU AYUDA A AMÉRICA LATINA

22 noviembre, 2023

Se cumplen 60 años del magnicidio del Presidente John Fitzgerald Kennedy en Dallas, Texas, un 22 de noviembre de 1963. Por ello me ha parecido oportuno destacar su figura y su interés por auxiliar a los países de América Latina.

John F. Kennedy (1917-1963) destacó durante la Segunda Mundial como comandante de la lancha torpedera PT-109 en el área del Pacífico Sur. Pero, él y su tripulación sufrieron la embestida de un destructor japonés que partió en dos la lancha y ocasionó una explosión.

La tripulación a su cargo nadó (Kennedy practicaba desde adolescente la natación) hasta una isla y sobrevivieron hasta el momento de su rescate. Esta hazaña le dio popularidad y de esta forma comenzó su carrera política.

Tiempo después, de 1947 hasta 1953, representó al Estado de Massachusetts. Primero, como miembro de la Cámara de Representantes y, posteriormente, como Senador hasta que asumió la Presidencia del país en 1961, teniendo 43 años.

Kennedy procedía de una familia católica y de origen irlandés. Éstas fueron un par de razones por la que, ante la opinión pública nacional, en un principio, no fuera muy bien aceptado.

En la Carrera Presidencial, por parte del Partido Republicano compitió, Richard Nixon (que supuestamente era el favorito), y por Partido Demócrata fue John F. Kennedy. Sin duda, fue una reñida contienda.

Pero al final, el carisma, la juventud, el buen humor y la elocuencia de John F. Kennedy lo condujeron al triunfo. De igual forma le fue favorable a su causa su matrimonio con Jacqueline Bouvier, esposa atractiva, simpática y que vestía de manera elegante, como si fuera una modelo.

Llegó el poder el 20 de enero de 1961 hasta que fue asesinado en 1963. Había sucedido al General Dwight D. Eisenhower en la Presidencia, quien fuera una figura notable durante la Segunda Guerra Mundial.

Fue el cuarto Presidente en ser asesinado: el primero fue Abraham Lincoln, el segundo James A. Garfield y, el tercero, William McKinley.

En un principio se atribuyó a Lee Harvey Oswald este magnicidio y como único francotirador en lo alto de un edificio. No pudo ser sometido a un juicio ya que Jack Ruby lo hirió con una pistola a escasos centímetros de su cuerpo y en pocas horas falleció.

Los que lo presenciamos por televisión no dábamos crédito a este suceso. A los pocos meses Jack Ruby falleció de cáncer. Para ese entonces, numerosas conjeturas y rumores circulaban en los medios de comunicación.

Inicialmente la Comisión Warren concluyó que Oswald había actuado solo en el asesinato. Posteriormente el Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos llegó a la conclusión, en 1979, que pudo haber existido una conspiración contra John F. Kennedy.

 

Pero volviendo al tema inicial de este artículo, en el poco tiempo en que estuvo de Presidente, lanzó su “Alianza para el Progreso”, que consistía en un programa de ayuda económica, política y social de Estados Unidos para América Latina. La cual fue recibida con beneplácito en todos los países latinoamericanos porque el núcleo de su mensaje era fortalecer las economías regionales y tender una mano amiga a los pueblos menos desarrollados.

También tenía como finalidad mejorar las condiciones sanitarias, ampliar el acceso a la educación y la vivienda, controlar la inflación e incrementar la productividad agrícola mediante la reforma agraria.

El 14 de abril de 1961, Kennedy convocó a los gobiernos hispanoamericanos a una reunión extraordinaria del Consejo Interamericano Económico y Social de la Organización de Estados Americanos (OEA), para instituir de modo formal la Alianza para el Progreso.

Desafortunadamente la Alianza para el Progreso fue bruscamente frenada con el asesinato del Presidente John F. Kennedy, ya que a partir de esa fecha las actividades de ayuda de esta institución se fueron recortando hasta su completa desaparición en 1970.

Siempre he pensado que las enormes oleadas de migrantes que actualmente vemos procedentes de toda Sudamérica, del Caribe, Centroamérica y México, no habrían ocurrido, si este plan de impulsar las economías regionales se hubiese mantenido hasta nuestros días.

Finalmente, en algunas encuestas entre ciudadanos de Estados Unidos y Latinoamérica, John F. Kennedy es considerado como uno de los mejores Presidentes de la Unión Americana y el Mandatario que más ha ayudado a las naciones de nuestro continente.

 

(Visited 128 times, 1 visits today)