El potencial social, cultural y académico es el futuro de los jóvenes: FAJ

9 marzo, 2022

Autor: Carlos Hernández Huerta 

Fotos: Fundación de Apoyo a la Juventud IAP

Uno de los grupos sociales con más descuido en la CDMX corresponde a niños y adolescentes, pues por diversas razones, tanto padres de familia como en ámbitos académicos, no resaltan la importancia que merecen al ser los agentes de cambio en la sociedad. Esta preocupación la toma en especial consideración la Fundación de Apoyo a la Juventud, y desde 1985 se dedica a mejorar la calidad de vida individual y colectiva de miles de personas jóvenes. Los acompañan en la planeación de su proyecto de vida; y fomentan la creación de condiciones favorables para que puedan a llegar personas íntegras y sólidas.

El modelo replicable de aplicación de la fundación, consiste en propiciar programas de atención comunitaria, educativa y salud integral. Dentro de éstos, podemos encontrar el Centro Comunitario “El Triunfo de Becerra”, cuartel general de Apoyo a la Juventud, donde se imparten innumerables actividades, de las que destacan talleres; atención psicológica; jornadas de salud; cursos de verano y en especial los talleres para padres y madres de familia. El espacio cuenta con su propia página en Facebook donde se publican todas las actividades a realizar. Actualmente se imparten de forma híbrida en línea y presenciales.

Continuando con los programas, está el Desarrollo Integral de Estudiantes. Aquí la educación juega un papel fundamental, y a través de su implementación, buscan la participación de los jóvenes en distintos proyectos, tales como otorgar la prestigiosa presea en la UNAM, IPN y CONALEP a hombres y mujeres excepcionales de entre 15 a 20 años; también se derogan becas de estudio a alumnos de escasos recursos. Finalmente, el Servicio Social FAJ, busca mejorar la profesionalización de egresados de las diversas instituciones educativas.

El tercer proyecto, Programa Orientación Psicológica y Vocacional, guía y apoya a los jóvenes vulnerables en la confrontación de situaciones adversas, y con ello ofrecen talleres con el objetivo de potenciar sus aptitudes y brindarles herramientas emocionales que les permitan afrontar exitosamente condiciones de desventaja y marginación. El taller “Mi vida, mis decisiones”, brinda una orientación vocacional exclusiva de la fundación. Cuentan con una guía de proyecto de vida, para definir sus objetivos y así cumplir los cometidos.

La labor de la fundación también se encamina en el Programa de Innovación de Proyectos, el cual favorece los procesos de vinculación institucional, con la Red de instituciones “Yo Soy Joven”, el Seminario “Va derecho, voy derecho”, y también han elaborado campañas a favor de la inclusión, derechos y obligaciones de los jóvenes, así como la capacitación de mujeres para la prevención del embarazo, la violencia y la equidad de género.

El fortalecimiento institucional se ve reflejado en el programa de Investigación y metodología, con la capacitación a docentes y talleres a favor de la empleabilidad en juventudes, todo en escuelas de educación media superior. 

La meta de FAJ en 2020 fue contar con los recursos suficientes para atender directamente a 35,000 hombres y mujeres jóvenes, focalizando su esfuerzo en adolescentes indígenas, con discapacidad o con alguna exclusión social. Su trabajo está basado en su integridad, compromiso, solidaridad y lealtad en el apoyo de un grupo social con urgente atención. Acercarse a la fundación, conocer su admirable trabajo y donar, aunque sea con un granito de arena, va ayudar enormemente a los chavos que lo necesitan. Solo basta recordar, ellos son los verdaderos agentes de cambio en nuestra sociedad.

(Visited 23 times, 1 visits today)