El pobrecillo de Asís IAP brinda un hogar a niños que viven en situación de desamparo

29 abril, 2022

Autor: Carlos Hernández Huerta

Fotos: El Pobrecillo de Asís IAP.

En el área metropolitana de la ciudad de México, conurbado con el área del Estado de México, se encuentra el municipio de Nezahualcóyotl, donde existen varias zonas de riesgo y vulnerabilidad social. La población infantil es de las más afectadas, con problemáticas que atañen al abandono y como consecuencia que vivan en situación de calle y orfandad. Para una institución como El pobrecillo de Asís, su razón de ser obedece a crear una casa hogar para arropar a niños que se encuentren en esta situación.

La dedicación en esta IAP cuenta con treinta y seis años de vida, brindando a niños varones de entre tres y doce años de edad en situación de calle, orfandad y riesgo social en el municipio de Neza una alternativa de vida digna, y con amor brindarles atención integral con enfoque de derechos que les permita su óptima integración social.

El enfoque con el que logran implementar sus acciones, se basa en un programa de apoyo integral educativo, espiritual, psicológico, de alimentación, médico, recreativo, cultural, artístico, deportivo y familiar, con el que se tengan los elementos y herramientas para un adecuado desarrollo físico e intelectual.

Dentro de este modelo de atención con el que se implementa cada actividad y programa, resalta la importancia de los niños como auténticos protagonistas de su propio desarrollo, para así integrarlos como parte central del quehacer institucional de la casa hogar. Por medio de la metodología aplicada, se definen las características de la personalidad de cada niño según sus aptitudes, capacidades mentales y físicas, y con el apoyo de los profesionales dentro de la institución, se logran desarrollar gradualmente.

Siguiendo con la metodología, esta se desenvuelve en distintas fases aplicadas a cada niño residente de la casa hogar. La primera, acogimiento y recepción. Como su nombre lo indica, aquí se da el primer acercamiento al niño ofreciendo la confianza necesaria para que pueda externar sus dudas, temores e inquietudes, y así se pueda iniciar el trabajo de atención.

La siguiente fase corresponde a la integración, donde a través de actividades grupales organizadas por el grupo de profesionales, el niño se va acoplando poco a poco a ser parte de una familia que le escucha, quiere y toma en cuenta sus decisiones.

En la tercera fase de fortalecimiento, se brinda atención emocional por parte de las áreas de espiritualidad y psicología. De igual forma la atención escolar, fortalece sus habilidades y razonamiento intelectual, lo que decanta en acrecentar su autoestima con la implementación de todas las áreas de esta etapa.

Para la última fase, trabajo social y psicología son los encargados del seguimiento de reinserción y soporte social que permite a la familia mantenerse en los logros alcanzados, y evitar a toda costa una nueva situación de crisis una vez que el niño sea egresado de la organización.

Las formas de apoyar a El Pobrecillo de Asís IAP son varias, desde donaciones, pasando por voluntariados dentro de la organización, y para aquellos estudiantes que deseen realizar su servicio social o prácticas profesionales, pueden hacerlo en la casa hogar.

Con cariño y valores, El Pobrecillo de Asís IAP fija las bases de su atención y sigue ofreciendo un cálido y amoroso hogar para niños vulnerables, creando un hogar de confianza de ambiente agradable y solidario.

(Visited 50 times, 1 visits today)