El matrimonio es la cuarta etapa del noviazgo

28 julio, 2022

Autor: Adriana García Ruiz

¿Qué es el noviazgo? El noviazgo es una etapa variable de tiempo; en la que un hombre y una mujer comparten la vida con el objetivo de conocerse. Es una etapa de encuentro, de conocimiento, de análisis y de observación del uno hacia el otro. En esta etapa por medio de la convivencia los novios deciden si son capaces de amarse, de respetarse, de buscar el bien mutuo, sí comparten valores, ideales, y ver sí desean pasar toda la vida juntos. El noviazgo continúa en el matrimonio o termina con el rompimiento de la relación.

Es importante tener claro que el noviazgo es una etapa de conocimiento mutuo, que su tiempo de duración es variable, que puede terminar y por el contrario el matrimonio es permanente, indisoluble y exige en sí mismo la unidad y por lo tanto la fidelidad, así como la procreación de los hijos y por último el bien mutuo.

El enamoramiento es un estado afectivo-emocional que se caracteriza por su variabilidad de tiempo, debido a sus peculiaridades como la cristalización (sólo se aprecia lo bello y bueno de la pareja), el trastorno del tiempo (todo el tiempo se quiere estar con la pareja, el tiempo de convivencia parece poco), el trastorno de la atención (no hay nada más importante que el ser amado, todo lo demás pasa a segundo término), y por último la admiración mutua entre los miembros de la pareja. En este estado afectivo-emocional se pueden dar situaciones como la simulación y la justificación debido al enamoramiento.

El enamoramiento está sujeto a término y es vivido y experimentado como primera fase del noviazgo. Sólo y cuando el enamoramiento trasciende al amor verdadero se puede tomar la decisión de comprometerse en matrimonio, ya que, pasando la etapa del enamoramiento, es cuando conocemos verdaderamente a la pareja.

Si se toma la decisión de comprometerse en matrimonio, en el periodo de enamoramiento, muy seguramente será una decisión equivocada. El noviazgo pasa por cuatro etapas importantes el enamoramiento, el conocimiento, la maduración o crecimiento y el compromiso. En la primera atapa se busca el bien propio y la felicidad. En la segunda etapa se busca el bien propio y se observa al otro. En la tercera etapa se busca el bien, la felicidad, el crecimiento y desarrollo mutuo. En la cuarta etapa se busca el bien del ser amado y se desea inmensamente hacerlo feliz, no se espera nada a cambio; porque de hecho no es necesario desearlo, pues debido a la donación se da la reciprocidad natural; se quiere la permanencia, se da la ayuda mutua, se anhela la unión, se da el amor maduro. Como podrás observar en la primera y segunda etapa está puesta la mirada en el “yo”, es aún un amor egocéntrico, centrado en uno mismo; en cambio en la tercera y cuarta etapa se hace presente el “tú”, es un amor de donación, de entrega.

Antes de tomar la decisión de unirte en matrimonio cerciórate de identificar en qué etapa del noviazgo está tu relación. ¿Quieres saber en qué etapa está tu relación de noviazgo? Te comparto algunas características con las que puedes ubicarte en una de ellas.

Enamoramiento
  • Desear contacto físico permanente.
  • Miedo al rechazo.
  • Distracción en cosas de la vida diaria.
  • Los pensamientos están constantemente puestos en el ser amado.
  • Idealizar a la pareja y sólo percibir lo positivo y justificar las actitudes negativas.
  • Utilizar constantemente la frase, “me hace muy feliz”.
  • Dejas de hacer lo que te gusta por complacer a tu pareja.
  • Dices que algo te gusta cuando en realidad no te gusta.
  • Estar pendiente de qué hace y qué no hace la pareja.
  • El tiempo de convivencia parece poco.
  • Todo parece increíble, bello y bueno.
Conocimiento
  • Siguen presentes las características de la primera fase.
  • Se empiezan a notar los defectos del otro.
  • Empiezan a notarse las diferencias de gustos, valores, intereses y educación.
  • Se pretende cambiar al otro.
  • Pueden presentarse rasgos posesivos, controladores, y se empiezan a marcar reglas, límites y normas de convivencia.
  • A pesar, de percibir señales de alerta, que nos indican que la relación es disfuncional y que no se es pareja, se quiere continuar en la relación justificando todo.
  • Se ajusta uno a los gustos del otro con tal de que no se termine la relación.
  • Se aceptan pensamientos, acciones contrarias a los valores propios.
  • Posibles rompimientos.
Maduración
  • Se muestra uno tal cual es.
  • Los miembros de la pareja buscan ser mejores personas.
  • Se busca el bien del ser amado.
  • Inician los acuerdos buscando el bien de la relación.
  • Nace el inicio de la donación genuina.
  • Se habla de los no negociables.
  • La comunicación es más profunda, se empiezan a tratar temas de trascendencia.
  • Comienzan también las discusiones de situaciones trascendentes.
  • Se empieza a ver al otro como el otro, se termina el egocentrismo pues aparece el Tú.
  • Se es más claro y preciso en los gustos, decisiones y pensamiento.
  • La comunicación es más sincera.
  • Es una etapa en la que se conocen de verdad.
  • Desaparecen las máscaras.
  • Se es mas determinante y preciso en los no negociables.
  • Se termina o continúa el noviazgo.
  • Por lo general si brincan esta etapa se llega al matrimonio.
Compromiso
Se desea la unión permanente.

Existe el compromiso.

Se da la ayuda mutua.

Se comparten planes y metas.

Son un equipo.

Se respetan las diferencias.

Se aceptan tal cual son.

Se busca el bien del amado.

Existe donación absoluta.

Las diferencias no separan, por el contrario, unen.

El amor es un amor maduro.

Se desea la unión comprometida, con sentido de trascendencia y permanente.

Se sigue creciendo y aprendiendo el uno del otro.

Se es mejor pareja y persona.

Y esta etapa debe continuar durante todo el matrimonio.

 

(Visited 163 times, 3 visits today)