El juego de nuestros antepasados, nació como un camino hacia la integración

29 agosto, 2018

Por Jesús Arizmendi Valdez

Somos Hermanos.-En diversas investigaciones se ha comprobado que las actividades realizadas por nuestros antepasados como fueron: el juego de pelota, las artes marciales, acrobacias, juegos con bastones y guantes, juegos de mesa y la natación, por citar algunas, no tuvieron únicamente carácter religioso, sino que también representaron una cultura de la actividad física; en la que dominaron y concibieron una variedad de disciplinas que en la actualidad se conceptualizan como deportes o juegos.

Gracias a diversas comunidades indígenas de Guerrero, Oaxaca, Michoacán y el Estado de México, quienes se concentraron principalmente en la Ciudad de México en el deportivo Venustiano Carranza, fue como se dieron a conocer estas actividades en el Distrito Federal.

En 1988, se fundó la Federación Mexicana de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales AC, instituida por la profesora Alida Zurita, la cual realiza investigaciones documentales acerca de los deportes y los juegos de las antiguas culturas prehispánicas que hasta la fecha se siguen practicando en diferentes regiones del país. En sus inicios se tenía conocimiento de sólo nueve disciplinas de origen prehispánico que eran: la pelota Tarasca y Mixteca, el Ulama, la carrera de la bola Tarahumara, carrera de Arihueta y el rebote a mano con pelota dura. Actividades en donde la mayoría eran practicados por hombres adultos alrededor de las plazas de los pueblos, aunque también utilizaban espacios abiertos de 100 a 200 metros. Sin embargo, a partir de  la promoción a lo largo del país, los jóvenes y las mujeres se han integrado a la práctica.

José Luis Aguilera originario de la comunidad indígena purhépecha de Zacán, municipio de Los Reyes, Michoacán, ha estado relacionado con los deportes y juegos autóctonos desde niño a través de la tradición oral transmitida por sus padres. En 1989, junto con 10 delegados de comunidades indígenas, fundó la Asociación  de Deportes y  Juegos Autóctonos de Michoacán.

El también presidente de está Asociación señaló que “dada la imposición de los valores de la cultura occidental por sobre los nuestros, la misma población indígena intentaba despojarse de la cultura propia, pues ésta se consideraba como un signo de atraso y una traba para acceder a la modernidad del hombre blanco”.

A través de la labor que realiza la Asociación se ha logrado que la población indígena incorpore los juegos y deportes autóctonos a su estructura cultural; que la mujer participe en los juegos y deportes tradicionalmente reservados para el hombre. Además de que se han logrado que al menos en quince estados del país se practique el juego autóctono más representativo de su tierra: la pelota purhépecha.

Legado de Nuestros Antepasados

Originado hace más de 3 mil 500 años, el juego de pelota era una actividad político-religiosa extendida en Mesoamérica que enfrentaba a nobles cautivos y a sus vencedores. En este juego ritual la pelota reproducía la trayectoria de los astros, siendo los jugadores los que decidían su rumbo en el firmamento. Durante la Conquista, los españoles lo prohibieron y prácticamente, lo erradicaron. Sin embargo, sobrevivió en escasas regiones de México bajo el nombre de ulama.

El juego del Ulama o también conocido como Ulamaliztli, aún se practica en Sinaloa. Existen tres  formas de jugarlo: con un mazo, con el antebrazo y con la cadera. Se práctica con una pelota formada de la leche de árbol del hule y pesa cuatro kilos; a pesar de su peso es una pelota muy flexible. E juego consiste en golpear o lanzar la pelota con las caderas, la rodilla o el muslo. El conteo se da por puntos y rayas. Un jugador puede quitar todos los puntos a su adversario en una jugada. Gana quien llega a ocho rayas o juegos y el partido puede durar varios días.

Otra de las actividades más populares entre los jóvenes es la Pelota Purhépecha o uárhukua, practicado por los purhépechas en la ribera del Lago de Pátzcuaro en Michoacán. Este deporte es una especie de hockey, con la diferencia de que se juega de forma circular y se lleva a cabo entre dos equipos de cinco jugadores.

Los participantes intentan llevar la pelota hasta la meta contraria, lanzándola por el aire, mientras los adversarios tratan de impedirlo. En la competencia participan dos capitanes, quienes dirigen el juego.
Entre los juegos de mesa, uno de los más atractivos para la juventud ha sido la Pitarra, originario de Querétaro y muy parecido a las Damas Chinas.
Los juegos tradicionales conservan valores de solidaridad, no son de competencia individual sino de trabajo en equipo en el que los jóvenes aprenden a reconocer faltas, limitaciones y posibilidades. Son competencias donde no existe lo comercial. Se han tratado de limitar los estímulos en dinero para conservar el espíritu del juego y la contienda: demostrar el valor y las capacidades de cada uno de los equipos que participan.
Los implementos que se utilizan en los deportes y juegos son elaborados con recursos del medio ambiente: madera, lazo, tela o piedras. Los mismos competidores, aunque sean muy jóvenes, elaboran sus artefactos para el juego. Esta es una de las características más valiosas en los deportes y  juegos autóctonos.

En la Federación participan 24 estados con 500 deportistas en 90 disciplinas.

Deportes
Pelota Mixteca de Hule (Oaxaca):Similar al  Ping-Pong
Pelota Tarasca (Guerrero y Michoacán):Similar al Frontón a Mano
Carrera de Arihueta (Chihuahua):Deporte basado en Lanzar Aros
Rebote a Mano con Pelota Dura (Zacatecas):Similar al Fron-Tenis.
Carrera de la Bola ( Chihuahua): Similar a los principios del Fútbol.

Juegos
La quemada (Guanajuato): Similar al juego Quemados
Tapú (Oaxaca):Similar a los principios del Fútbol
Tamalitos de la Olla (Yucatán):Similar a las Coleadas
Arco Y Flecha (Chihuahua): Similar al Tiro con Arco
Silla Voladora (San Luis Potosí): Similar a los Columpios
Juegos de Destreza Mental
Ahuiltemalacachtle (México, D.F.): Similar al juego de Avioncito
K´uillichi (Michoacán):Similar al juego de Ajedrez
Romayá (Chihuahua):Similar al juego Serpientes y Escaleras
Chilillo(Querétaro):Damas Chinas
Palillos (Colima):Similar al Golf

Compartiendo Nuestras Raíces

En el año 2002 y 2003 se capacitaron a más de mil maestros de educación física  a través de la Subsecretaria de Educación Básica del Distrito Federal, la cual implementó un curso con valor curricular para carrera magisterial de 30 horas,  donde los docentes fueron instruidos acerca de los juegos y deportes autóctonos, con el objetivo de ocupar el tiempo de la educación física convencional en la enseñanza de  juegos tradicionales como un recurso para la educación.

La Federación también está presente en las escuelas de formación docente de la especialidad, insistiendo en la necesidad de incluir esta materia, porque el desarrollo del deporte en nuestro país, en el siglo pasado, y lo que va del presente, se ha cifrado principalmente en el conocimiento de los griegos, romanos, hindúes e ingleses. Sin embargo México también tiene una gran riqueza en antecedentes deportivos milenarios.

Cruzando Regiones

En aras de conservar la esencia que nos distingue, la Federación organiza anualmente campeonatos nacionales, regionales y estatales para que niños y jóvenes indígenas se involucren en este movimiento de reconocimiento cultural.
Federación Mexicana de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales A.C. Av. Río Churubusco, Puerta 9, Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca, col. Granjas México, Número Telefónico 58 03 01 00.

(Visited 6,959 times, 1 visits today)