Hospital Infantil Dolores Sanz; primer centro de atención infantil de AL

15 enero, 2019

Por: Alison Milián González

Ubicado en la calle Estrella número 22 de la colonia Guerrero, en donde todavía se pueden percibir los daños causados en calles aledañas por el sismo ocurrido el 19 de septiembre de 2017 en la zona centro y sur del país, se encuentra el ‘Hospital Infantil Dolores Sanz’, una Institución de Asistencia Privada (IAP) que se caracteriza por brindar servicios de atención médica a costos accesibles y que ha sabido reponerse a una clausura de sus instalaciones ordenada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en el año 2015.

Recuento histórico

Desde su fundación en 1932, el inmueble que conforma el Hospital Infantil, fue donado por Dolores Sanz de Lavie, con el objetivo de que se brindase atención médica a menores de edad. Años después, en 1937, el inmueble funcionó como centro de impartición de clases de pediatría, una colaboración con la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a la par de continuar su labor de atención médica.

Algunas de las personas destacadas por su dedicación constate durante la consolidación de la Clínica Infantil (construida el 25 de octubre de 1937 por la Fundación “Dólores Sanz de Lavie”) a lo largo de su historia son: Rigoberto Aguilar Pico, Gabriel Araujo Valdivia, Manuel Rosa Figueroa, Luis Vargas y Vargas y Armelia Cerciat.

Al paso de las décadas, lo que en un principio tenía contemplado convertirse en una casa de estudios exclusiva para niñas, involucró a un grupo de doctores especializados en el “servicio médico quirúrgico infantil” durante la década de 1940, situación que dio paso a una Sociedad Médica en la cual, se puso una gran confianza, al punto de llamar la atención de diversos pasantes de medicina, quienes acudieron a las instalaciones del Hospital Infantil en busca de mejorar sus habilidades en el área de pediatría.

En la actualidad, el Hospital Infantil Dolores Sanz cuenta con el Patronato de la Fundación y el Comité de Damas, ambos de nombre homónimo al de la institución médica, como principal fuente de recursos, además, de estar incorporado a la Junta de Asistencia Privada del Distrito Federal (JAPDF), quien supervisa las labores de cada una de las IAP de la Ciudad de México.

Instalaciones

Durante un recorrido dentro del inmueble, en sus pasillos se respira un ambiente de tranquilidad. Dos hombres permanecen sentados en una banca lateral, al mismo tiempo que una mujer, en compañía de su hijo, un menor de unos tres años, aguardan es ese mismo sitio para pasar a consulta, mientras la trabajadora social Beatriz, hace un recuento de los servicios médicos que ofrece el ‘Hospital Infantil Dolores Sanz’, entre ellos “pediatría, ginecología, medicina general y ortopédica en un horario de lunes a viernes”.

De igual manera, al continuar con el recorrido, la trabajadora social explica que para el resto de los servicios médicos que brindan, se hacen por medio de cita. Entre otros destaca, el área de “cardiología, rayos x, ultrasonido y odontología” al tiempo que ingresamos para conocer la ubicación de cuatro consultorios con los cuales cuenta la institución, dos de ellos de odontología, un área dedicada para los servicios de laboratorios y consulta de especialidades, en donde destaca las labores de ultrasonido llevadas a cabo por la ultranografista Silvia Hernández.

Asimismo, la unidad médica cuenta con cuatro cuartos privados para el resguardo de pacientes que son operados en el lugar. Cuentan con dos quirófanos, uno de ellos de tamaño mediano pero ambos, con el equipo necesario para la realización de procedimientos médicos, tanto con instrumentos propios del Hospital Infantil Dolores Sanz como, algunas donaciones realizadas por diversas instituciones médicas.

Por último, las instalaciones cuentan con un cuarto de estudio donde se realizan endoscopias (exploración interna del cuerpo humano), la jefatura de enfermería, contabilidad y la farmacia, así como, un comedor, donde los trabajadores, algunos de ellos con labores de colaboración por convenio, donde el médico presta su servicio por un costo acordado con las autoridades de la unidad médica, pueden adquirir el servicio de alimentos por un precio de 20 pesos.

Iniciativas y programas

De acuerdo con Rubí Arguelles, integrante del equipo de doctores del Hospital Infantil, las iniciativas principales por parte de la institución son: “la realización de las Semanas de Salud, donde se dan rebajas sobre los precios que de por sí son bajos —característica principal del hospital— y pláticas con especialistas médicos entre los meses de marzo y noviembre. Realizamos eventos el Día del Niño y los pacientes, a partir de un estudio socioeconómico, pueden pagar su tratamiento en abonos para que el pago les sea más accesible” comenta la doctora mientras hacemos un recorrido por la parte posterior dentro del inmueble.

Otra de las formas para dar a conocer los servicios que brinda el hospital comenta la doctora “es la difusión de nuestras promociones a través de volantes repartidos en Centros de Salud y hospitales aledaños a la zona; el Patronato de la Fundación ‘Dolores Sanz Lavie’ hace donaciones de cirugías y, existen convenios con la Fundación Casa Alianza IAP, además, de practicar estudios médicos a migrantes”, señala la doctora Rubí.

En opinión de quienes laboran en el Hospital Infantil Dolores Sanz, es un lugar donde se practica mucho la labor altruista. El hospital brinda servicio las 24 horas del día a través de una guardia de médicos y diversas fundaciones como Nacional Monte de Piedad IAP entre otras, colaboran de manera conjunta con la institución médica.

Por último, sus instalaciones también sirven para que diversas instituciones educativas, como el Instituto Politécnico Nacional (IPN), Instituto Tecnológico Roosevelt  y el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), acudan a tomar seminarios de medicina e integrarse a campos clínicos, así como prácticas profesionales en el área de psicología.

Uno de los capítulos más difíciles para el centro hospitalario se dio en el año 2015, cuando fueron cerradas sus instalaciones durante tres meses de ese mismo año.

Dentro de las causas para llevar a cabo la clausura de las instalaciones, realizada por la Cofepris, resalta la del deceso de una mujer a quien, de acuerdo con diversos medios “se le negó la atención médica”, así como una serie de irregularidades, entre las que destacan la falta de mantenimiento y el hallazgo de medicamento caducado en las instalaciones.

En palabras del personal del hospital, “fue una experiencia muy difícil, pero que también, se hizo del conocimiento público por un tema político debido a que en ese año había elecciones. No faltó quien dijera abiertamente que uno de sus propósitos era cerrar este hospital. A los tres días de lo ocurrido, acudió personal de la Cofepris y colocaron los sellos de clausura”.

Hoy en día, el ‘Hospital Infantil Dolores Sanz’, atiende en promedio de 600 a 700 pacientes cada mes, con una oferta de precios que están por debajo de farmacias Similares, de acuerdo con los datos proporcionados del personal de la unidad médica. A demás, a pesar de que las normas que les permiten brindar servicios de atención médica son muy estrictas, el equipo de trabajo ha sabido cumplir con cada una de ellas para el beneficio de aquellas personas que requieran de sus servicios.

Uno de los planes sobre los que trabaja el personal, es la adecuación de un pasillo para el traslado de las camillas de forma directa hacia la zona de quirófanos. Por último, y en relación al área de operaciones y traslados, la institución ‘Dolores Sans’ trabaja en conjunto con Ambulancias Vida y Bancos de Sangre para brindar un servicio de mayor calidad en busca del resguardo de sus pacientes.

(Visited 4,392 times, 1 visits today)