Confinamiento

El confinamiento

16 abril, 2020

Por: Diana Servín Domínguez

En días pasados, tuve la oportunidad de ver una video-entrevista realizada al Papa Francisco por un periodista español, Jordi Évole (1). Es una entrevista sobre el confinamiento que estamos viviendo, con muchos puntos sumamente interesantes y enriquecedores. De éstos quiero rescatar tres que me parecieron muy contundentes:

Los Santos de “la puerta de al lado”

Cuántas veces lo hemos visto, y nosotros también no nos quedamos atrás… Juzgamos sobre la falta de frecuencia de alguien con respecto a los sacramentos, o a su relación con Dios. A nosotros no nos toca juzgar, solo hacer, en la medida de nuestras posibilidades y nuestra vida diaria, apostolado con nosotros mismos (a través de nuestra formación continua) y con los demás… Cuántas veces no nos damos cuenta del gran corazón y la lucha de tantas personas, de buena voluntad y disposición, y, aunque por alguna circunstancia en su vida, no han tenido oportunidad de creer en la grandeza de lo sobrenatural en comunión con Dios, muestran un camino que a los ojos de Dios podrá verse como actos santificantes… Médicos, enfermeras, y demás personal dedicado a la salud; activistas que arman despensas o cualquier otro tipo de apoyo a los más vulnerables en la coyuntura actual… No se reconoce su grandeza por prejuicios, siendo que son personas con gran voluntad, calidad humana y como lo había mencionado, con gran corazón.

El Reencuentro Familiar

Hemos visto varios videos o artículos que nos llegan enfatizando la convivencia familiar, oportunidades para hacer familias perfectas, etc… No tenemos que ser las “súper poderosas” amas de casa, o los perfectos padres en donde todos se lleven de maravilla de la noche a la mañana, o la pareja perfecta, con la observación de sólo cualidades y nada de defectos. ¡Falso!… Al contrario, lo que estamos viviendo es una gran la oportunidad para reencontrarnos con la pareja, con los hijos, limar lo que tenemos que limar, recordar lo bueno que tenemos que recordar… Muchas ocasiones las prisas han impedido seguir conociendo y viendo crecer a nuestros hijos, o apreciar las distintas etapas de la historia de vida de la familia… recordar, ver fotos, ver videos familiares… ¡es el momento!… En un futuro no muy lejano éste será un capítulo de vida que siempre lo tendremos presente… ¿cómo lo quieres tener presente?… Medítalo, llévalo a la Oración, platícalo, vívelo, escríbelo… Tienes un diamante familiar “en bruto” que pulir. Siempre hay oportunidad.

1. Dios SIEMPRE PERDONA; el hombre, a veces perdona; pero la Naturaleza nunca…

En ésta “trilogía” de premisas nos pueden pasar muchas ideas por la cabeza, adicionalmente a todo lo que nos ha dejado durante su Pontificado el Papa Francisco.

El hombre puede demostrar ser el más grande o el más pequeño de conciencia y corazón. Así como ha hecho obras tan grandes en arte y benevolencia que solo demuestran que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, también el hombre ha caído en la soberbia y el orgullo negativo, en el sentido de perder su conexión espiritual hacia Dios cuando el hombre no perdona. Sin embargo, por el ejemplo de Jesucristo, muchos son conscientes de la grandeza de encontrar el perdón para pedirlo y para darlo. ¡Qué bien se siente cuando acudimos a la reconciliación entre nosotros y con Dios!…

Jesús escogió estar entre los comunes, los pecadores, la gente del día a día, como tú y como yo para transmitirnos el mensaje de Sencillez, de Amor, de Bondad y de Perdón. Ante todas nuestras miserias, Él decidió sufrir por nosotros y lograr abrirnos las puertas del Perdón y del Cielo; un Perdón Universal.

Por otro lado, hemos recibido grandes regalos de la naturaleza que podemos apreciar a través de la contemplación. Sin embargo, hemos pagado con sobreexplotación, extinción, maltrato… Poco a poco la Naturaleza nos lo va cobrando sin perdonar a través del tiempo. Pero en estos días entramos en una tregua con ella, para revalorarla y darle el respiro que accidental con nuestro confinamiento, manifestándose en bellos atardeceres, regreso de animales a los bosques y las costas, vientos agradables que podemos sentir al abrir nuestras ventanas… Un mensaje de atención que después de este confinamiento tiene que cambiar en las nuevas tesituras de vida diaria que nos esperan…

#QuedateEnCasa

 

Entrevista Jordi Évole entrevista por videollamada al Papa Francisco para hablar del coronavirus: https://www.youtube.com/watch?v=PhA_44Yu0xU&feature=youtu.be

 

 

 

(Visited 50 times, 1 visits today)