Desde hace 30 años: Nutre a un niño apoya a comunidades marginadas

8 diciembre, 2023

Autor: Ian Castelo Espinoza

Fotos: Nutre a un Niño AC.

Desde su origen, la fundación Nutre a un Niño se dio cuenta de la importancia que es atender a los niños que padecen desnutrición, sobre todo en comunidades indígenas marginadas. La institución nació en 1997 a raíz de la llegada del Huracán Paulina, en ese mismo año, a las costas del suroeste de México cuando un grupo de familias organizadas se sumaron a atender de forma presencial la emergencia del desastre natural. Desde entonces, su presencia en regiones desfavorecidas ha sido constante.

 

Aunque su objetivo inicial sólo consistía en solucionar problemas de desnutrición infantil, Nutre a un Niño fue ampliando sus metas hasta implementar programas para mejorar el entorno en el que se desarrollan los niños, capacitar a los padres de familia y generar proyectos productivos y del medio ambiente saludable.

 

En ese sentido, el propósito central de la institución es, según lo describe su página web (https://www.nutreaunnino.org.mx), “contribuir al desarrollo infantil de poblaciones rurales de México, en condiciones vulnerables, a través de un modelo integral, gradual y participativo de actividades estructuradas dirigidas a las familias para que sean autoras de su desarrollo social, económico y ambiental”.

 

El Modelo de Atención de Nutre a un Niño está diseñado para que las familias más vulnerables de las comunidades rurales de México tengan acceso a agua, alimentación, vivienda digna y medios de producción que les permitan tener mejores condiciones de salud, un medio ambiente limpio y un ingreso económico sostenible; además de que se busca fortalecer las capacidades de las personas para que sean gestores de su propio desarrollo social y económico.

 

Entonces, el Modelo de Atención de la asociación está hecho para que se pueda adaptar a distintos contextos, y abarca tres ejes principales:

 

Salud y Nutrición: centrado en resolver la emergencia del desarrollo integral de la primera infancia, teniendo en cuenta que hay etapas que no se recuperan.

 

Medio Ambiente: se adentra en los hogares de las familias atendidas para prevenir problemas, y se instalan ecotecnologías y herramientas para mejorar su entorno.

 

Desarrollo Económico: se concentra en la producción de alimentos orgánicos para su consumo y venta de excedentes.

 

Con base en esos ejes, la asociación propone pasos de ayuda que, de manera secuencial, ponen en marcha una vez que atienden a las familias; los pasos son los siguientes:

 

1) Diagnóstico comunitario,

2) Nutrición y salud infantil,

3) Educación para la salud,

4) Salud del medio ambiente,

5) Protección para el desarrollo económico,

6) Gestión y desarrollo comunitario, y Participación social.

 

Una de las grandes aportaciones de parte de Nutre a un Niño hacia las familias beneficiadas es la entrega e instalación de ecotecnologías, las cuales interactúan en los hogares atendidos para generar un sistema eficaz de mejoramiento social, de salud y económico. Las ecotecnologías ofrecidas son las siguientes:

 

Estufa eficiente Patsari: elimina el humo dentro de la vivienda, reduce las enfermedades respiratorias y el consumo de leña en un 60%; de hecho, la ceniza de la estufa se utiliza para la descomposición de desechos en el sanitario seco.

 

Huerto de traspatio: produce hortalizas orgánicas, fortalece la alimentación familiar y promueve el acceso a alimentos saludables para la mejor nutrición infantil y familiar, e incluso busca el incremento en el ingreso económico familiar con la venta de los excedentes.

 

Cama de lombricomposta: produce abono orgánico y alimento orgánico para las gallinas ponedoras.

 

Sistema de captación pluvial: impacta en la mejora de hábitos de higiene y disminuye enfermedades.

 

Gallinero de traspatio: produce huevo orgánico y aporta las proteínas necesarias para la alimentación de los niños. Además, permite el acceso de alimentos saludables para mejorar la nutrición infantil y familiar.

 

Sanitario Seco: permite tener un adecuado manejo de desechos, reduce las enfermedades gastrointestinales y genera un impacto positivo en el medio ambiente.

 

Nutre a un Niño recibe apoyos de distinta índole, desde económicos hasta humanitarios. Por ejemplo, se puede realizar voluntariado corporativo, el cual pretende que las empresas fomenten la responsabilidad social entre su personal y obtengan experiencias con un alto impacto; o el voluntariado de sociedad civil que promueve el interés y participación de ciudadanos que deciden donar algo de su tiempo para la causa de la asociación.

 

De igual manera, abre sus puertas a estudiantes que busquen realizar su servicio social. Para obtener más información contactarse a info@nutreaunnino.org.mx  o 5521632706, o acceder a https://www.nutreaunnino.org.mx/contacto/

 

De igual manera, para que la ayuda a las comunidades marginadas se pueda multiplicar, Nutre a un Niño acepta donativos que se pueden realizar a través del link siguiente:

 

Tus donativos ayudan a lograr combatir el hambre y la desnutrición, a brindar acceso a agua potable y a cuidar el medio ambiente: https://donaronline.org/nutre-a-un-nino-a-c/haz-un-donativo-mensual-ahora-mexico

(Visited 129 times, 1 visits today)