¿CUIDAMOS LA IDENTIDAD DIGITAL PROPIA Y LA DE LOS NUESTROS?

4 diciembre, 2020

En los tiempos de hoy, la vida digital se ha convertido parte de nuestra vida cotidiana, por lo que tenemos que tomar muy en cuenta que nuestra identidad y esencia tiene que ser congruente con nuestra identidad digital, es decir: mantener unidad de vida. Y precisamente eso es lo que tenemos que transmitir a nuestros hijos, manteniendo el ejemplo frente a esta unidad de vida.

El tema al que nos enfrentamos actualmente, y, sobre todo, los jóvenes, es la preocupación por mantener la frente en alto dependiendo de los “me gusta” (o “likes”), o dependiendo del número de seguidores, o de los comentarios con los que se interactúe en propio perfil digital. Es decir: se ha caído en una adicción por aprobación y agradar al mundo digital, lo que peligrosa y tristemente significa que se ha conectado el corazón en este mundo mencionado. Se compite por los “me gusta” (“likes”) y por seguidores, abusando del uso y dependencia de las redes sociales, así como del uso constante de los dispositivos, lo que es un padecimiento que comúnmente se le llama: NOMOFOBIA.

La unidad de vida antes mencionada en cualquier contexto es reflejo de integridad, sin portar una “mascara” que nos pueda dañar a nosotros mismos y a los demás, no solo en cuanto a trato y crecimiento interior, sino también considerando la seguridad integral.

Por lo anterior, es necesario hacer un ALTO para hacer conciencia, reflexionar y analizar de manera personal y con nuestros hijos sobre esta situación que hoy por hoy aqueja tanto a la sociedad. No impongamos, no impartamos “sermones”, más bien saquemos conclusiones y establezcamos juntos un reglamento, de manera que podamos mantener un “filtro interior” para cuidar el corazón. Dentro de este autoanálisis preguntarnos: ¿tú eres dueño de la tecnología o la tecnología es dueña de ti?… De esta manera reflexionaremos si nosotros estamos siendo capaces de dirigir a la tecnología o viceversa…

Hay una nota que quisiera considerar para tomar muy en cuenta: detrás de las redes sociales existen FUERZAS COMERCIALES que, si no somos capaces de detectar, poco a poco pueden quitarnos el señorío y dominio de nuestras decisiones en el mundo digital. Como referencia puedo recomendar un documental apto para ver con los jóvenes y adolescentes: “ The Social Dilemma”, disponible en streaming.

¿Cómo dirijo el uso de la tecnología, las redes y el tiempo en pantallas en general?

  1. Desactiva las NOTIFICACIONES: sólo quédate con las realmente importantes, como notificaciones bancarias y probablemente el correo electrónico (depende el uso que le des).
  2. Uso correcto de “GOLDEN HOURS”: de esta manera tendrás mayor capacidad de concentración en cada actividad. Gestiona tu tiempo, establece metas REALES diarias de trabajo, utilizando, por ejemplo, la técnica Pomodoro (25 minutos trabajo por 5 de descanso en 4 períodos, y el cuarto descanso o pausa debe ser más largo).
  3. Pon atención en tu SEGURIDAD DIGITAL y la de los tuyos: cuidando, como antes mencioné, la identidad digital, evitando una “doble vida”. Y, por otro lado, estar pendiente del anonimato que demuestren otros usuarios, pues se conecta muy constantemente con el ciberacoso (24% de los internautas en México, de más de 12 años de edad, sufre ciberacoso. Fuente: INEGI 2019). 

En este aspecto también es muy importante hablar, sobre todo con las jóvenes adolescentes, sobre el tipo de fotografías personales que publican. Por un lado, es motivo de exposición para sextorsión (75% de la población mexicana que sufre sextorsión son mujeres. Fuente: INEGI 2019) y otros tipos de acoso en las redes, por lo que tienen que considerar los peligros en las redes: fotografías personales que suben, fotografías que regalan al mundo. Por otro lado, concientizar sobre los filtros “para embellecer” o fotoshop. Este tipo de filtros constantemente les va llevando fuera de la realidad, cayendo con el tiempo en la obsesión de querer tener en la realidad la misma apariencia de la fotografía que “perfeccionaron” mediante dichos filtros, lo que les lleva a vivir con inseguridad en su persona, baja autoestima y a veces a caer en adicciones.

  1. Utiliza el “FILTRO DE SÓCRATES” para postear cualquier contenido: ¿sirve positivamente a mí o a los demás?, ¿es seguro?, ¿hago bien a la sociedad?, ¿es cierto o me consta lo que estoy posteando?… 
  2. PRIVACIDAD: configura privacidad en las redes, y, aun así, hay que analizar con la familia qué perfiles estarán aceptando, pudiendo utilizar el mismo filtro que acabo de mencionar.
  3. HORARIOS de uso de dispositivos y mantenerlos fuera de la habitación, sobre todo por las noches.
  4. EDADES para el uso de los diferentes tipos de dispositivos.

LA PRIMERA Y MÁS IMPORTANTE RED SOCIAL ES LA FAMILIA: llena de aspectos positivos, ayudémonos entre sí a sacar lo mejor de nosotros mismos; practiquemos unidad de vida con el ejemplo; promovamos el respeto, las buenas relaciones y diálogo entre sí (platiquemos sin juzgar sobre influencers, videojuegos, ideas sobre ellos, etc., siendo propositivos) … Así, mitigaremos que los jóvenes quieran salir al mundo digital a buscar ayuda: ¡propiciemos que cuenten con nosotros!…

Diana Servín Domínguez
(Visited 27 times, 1 visits today)