confinamiento

Pilares de apoyo ante el confinamiento

29 mayo, 2020

Por: Diana Servín Domínguez

Hemos cumplido poco más de dos meses en confinamiento en nuestro país. Es entendible que, frente a tanta información y desinformación referente a la pandemia surjan estigmas relacionados con episodios de ansiedad, tristeza, enojo, irritabilidad… todo esto puede desembocar en depresión.

No hay aislamiento perfecto, pero podemos buscar nuestros espacios para olvidar lo que puede dar origen a la depresión y buscar pilares de apoyo que nos ayuden a enfrentar las consecuencias del aislamiento.

El Doctor José Villela Vizcaya, famoso conferencista y escritor, describe 4 pilares de apoyo (1) que nos pueden ayudar, y los podemos adoptar no solo ante la pandemia sino en cualquier circunstancia de vida para lograr superar obstáculos y salir de momentos que sintamos estar perdiendo la batalla. Estos 4 pilares al mismo tiempo nos ayudarán no solo a nosotros mismos, sino en la convivencia con los demás.  Les comparto algunas notas con base a estos pilares de apoyo:

 

  1. FE: No basta la confianza si no hay FE. La FE no es fuerza, ni magia ni sumisión. La FE no se puede entender, no se razona, es una virtud que se nos ha regalado pero que tenemos que ejercer. Es la FE la que nos permite escuchar al Creador, confiar en Él y ponernos en sus manos: ¡abrázate de sus manos!… con la FE viene la Esperanza, que nos da fuerza para seguir adelante, cuanto más FE y confianza, más Esperanza. Contagia de FE, de Esperanza, da testimonio de ello.

 

  1. FAMILIA: todos los integrantes de la familia experimentan cambios de humor y de ánimo. Es normal porque todos somos distintos, con temperamentos y caracteres diferentes. De ahí la importancia de vivir la Paciencia, Prudencia y Generosidad: saquemos como familia lo mejor de nosotros, recurriendo y transmitiendo virtudes para saber animar a la familia. Es necesario que de manera recíproca nos alentemos y motivemos a salir adelante.

 

  1. FORTALEZA: convirtamos las frustraciones en oportunidades. Capitalizar las frustraciones es convertir la adversidad en combustible para crecer. La pandemia es un momento para fortalecernos en todos sentidos: busquemos que nos deje una huella positiva en nuestras vidas. Es momento para ser analíticos y conocer más nuestras fortalezas y áreas de oportunidad, pero esta ponderación tiene que ser con humildad, sin sentirnos más ni menos. No instalarnos en la queja, por el contrario: si ya identificamos nuestras fortalezas, busquemos cómo aplicarlas para mejorar nuestras áreas de oportunidad. Seamos creativos, reflexivos y agradecidos… Sumando todas estas virtudes podremos crecer en Fortaleza; podremos desarrollar la Resiliencia, concientizando todo lo bueno que nos rodea y enriquecernos. La persona resiliente sabe salirse de sí misma, no es ensimismada, ve por los demás. Al final del día, eso será más satisfactorio y nos hará crecer como personas. Identifiquemos a quién podemos ayudar…

 

  1. FUTURO: “Futurear” en forma positiva, no lo veamos de la forma equivocada. Hay que soñar, orientar, ilusionarnos. Empezando por pensar a quién queremos visitar primero, a quién queremos abrazar primero. Planifiquemos y diseñemos, con actitud propositiva. Hay batallas que se ganan y otras que se pierden. Pensemos en las que podemos ganar y concentrémonos en ellas. Hay que jerarquizar humildemente y luego ser creativos. No perdamos de vista el buscar y preguntarnos ¿cuál es mi misión cada día?, ¿por qué tuve oportunidad de vivir un día más?… de ahí reflexiona y medita con el Creador y proyecta. Es importante, sobre todo con los chiquitos, jóvenes y adultos mayores, utilizar la Temporalidad para animarlos a planificar y ayudarles a pensar en un futuro positivo y sano.

 

(1)        https://www.facebook.com/watch/live/?v=2713912208856234&ref=search

“Salud mental hoy… en medio de la pandemia”. Dr. José Villela. 6 mayo 2020

 

 

 

(Visited 55 times, 1 visits today)