Por: Iván Luna Jiménez

Fotografía: Derechos Reservados

Carolina Rackete

La capitana del Sea Watch 3, Carola Rackete, se ha convertido en un ícono del rescate social en Europa y todo el mundo, ya que el pasado mes de junio, desobedeció una orden del gobierno italiano al desembarcar frente a las costas del Puerto de Lampedusa, una isla al sur del país itálico.

El navío llevaba a bordo migrantes libios que buscaban a toda costa una mejor calidad de vida, fuera de su país. La líder alemana de esta embarcación rescató a 40 migrantes frente a las costas de Libia de una lancha inflable en pésimas condiciones que navegaba el mar. De no haber sido por ella, hubiesen muerto de hambre y ahogados, ya que la mayoría no sabía nadar, arremetiendo con su vida por desesperación o por cualquier fenómeno natural.

Una de las razones principales que la llevaron a desembarcar en suelo italiano, fue la salud de algunos migrantes rescatados, ya que en el estado en que se encontraban era necesario tomar medicamentos de urgencia. Se vio obligada a parar en Lampedusa. Al llegar a la isla fue arrestada por la policía local, acusándola por los delitos de tráfico de personas, y una multa de 50 mil euros, además de una posible condena de 15 años de prisión.

Carola Rackete de 31 años se ha convertido en el nuevo ícono de rescate social, siendo defendida en toda Europa y recibiendo donaciones que cubran el monto de su injusta multa. El mar mediterráneo es el lugar en donde más solicitantes de asilo pierden la vida buscando una nueva vida.

Mientras estuvo detenida, la capitana aceptó una entrevista con el diario Corriere della Sera donde argumentó que lo que hizo “no fue un acto de violencia, sino más bien de desobediencia”. Su único objetivo era llevar a gente desesperada y exhausta a puerto seguro, pero nunca fue su intención poner a nadie en peligro.Carolina Rackete

La capitana ha manifestado que, una solución al problema de la migración debe estar basado en el espíritu de la solidaridad y señaló que en cuanto la justicia la deje, volverá a ayudar a los migrantes: “Si se retiran los cargos en mi contra, volveré al mar”.

Por su parte, el presidente de la organización Sea Watch, Johannes Bayer, manifestó estar orgulloso de su capitana Carola Rackete.  “Ella hizo exactamente lo correcto; siguió la ley del mar y puso a la gente a salvo”.

Cabe recordar que Sea Watch es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo operaciones civiles de búsqueda y rescate en el Centro del Mar Mediterráneo. En presencia de la crisis humanitaria, Sea Watch proporciona capacidades de socorro de emergencia, demandas e impulsa las operaciones de rescate de las instituciones europeas y se levanta públicamente por las rutas de escape legales.

Sea Watch. Página web: www.sea-watch.org Facebook: @seawatchprojetkt Twitter: @seawatchcrew

(Visited 50 times, 1 visits today)