Para bien de todos

3 diciembre, 2020
Socorro Eugenia Quijano Villanueva 

Me enteré hace unos días vía Twitter que Fernanda Llergo Bay asumió la Rectoría General UP-IPADE (Universidad Panamericana- Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas) y vuelo a leer la noticia en otros medios informativos. Me alegra mucho esta decisión de la Junta de Gobierno de la Universidad Panamericana y el IPADE, tomada el 19 de noviembre de este año de Pandemia y dificultades económicas para casi todo el mundo. 

Investigué un poco sobre las rectoras de universidades en el país y me encuentro: “de las 34 universidades públicas estatales del país, 27 no han tenido una sola rectora en las seis administraciones pasadas. En otras siete -Campeche, Tabasco, Veracruz, Querétaro, Quintana Roo, Oaxaca y Michoacán- solo ha habido una o dos, según un análisis del Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)” (Periódico La Jornada, lunes 20 de enero de 2020 p. 32). Solo l4 % de mujeres participan en educación superior en México en posiciones de poder y mando de un total de 38 universidades públicas y autónomas en el país, solo en 3% la rectoría es ocupada por una mujer. (Revista Edurama, marzo 11, 2020.) 

Lo que me da más alegría es no solo que sea Fernanda Llergo Bay, precisamente ella, con la que me une una bonita amistad, sino que la Junta de Gobierno de la UP-IPADE haya confiado la dirección de sus instituciones a una mujer, sí, mujer porque sabrá darles en palabras de Josemaría Escrivá, “su delicada ternura, su generosidad incansable, su amor por lo concreto”.  Y es que la presencia femenina lejos de ser una competencia para el varón es el complemento y esto en todo tipo de circunstancias.

Alabo la decisión de la Junta de Gobierno que la nombró y que pone de manifiesto su confianza en la mujer, en las mujeres que en ella nos vemos representadas. Seguramente el gran proyecto de la Ciudad UP, que esta universidad tiene entre manos, tomará un rumbo que beneficiará a los miles de hombres y de mujeres que cursan sus estudios y trabajan en la UP-IPADE. 

Fernanda será la séptima persona y la primera mujer, en ocupar el cargo en los más de 50 años de ambas instituciones. Cuenta la Dra. Llergo con una trayectoria educativa que abarca prácticamente toda su vida. Pedagoga de profesión y acción, doctora en Filosofía por las universidades Panamericana y de Navarra, respectivamente. Llevaba más de 15 años trabajando en la Universidad Panamericana en la que se desempeñaba como vicerrectora general.

Estoy segura que Fernanda Llergo Bay con su connatural alegría, sus iniciativas ponderadas y su compromiso con los valores más altos, allanará el camino para miles de mujeres que ahora se preparan para ocupar en la vida social el lugar que siempre han merecido.

(Visited 214 times, 1 visits today)