Niños de la calle

Niños de la calle

2 junio, 2020

Por: Redacción Somos Hermanos

Los niños y las niñas de nuestro país, tienen derecho a una vivienda digna, alimentación, educación y una vida digna, sin embargo, muchos de ellos viven en situación de calle.

Según la UNICEF, los niños en situación de calle son menores de 18 años sin hogar, que no tienen vínculos familiares o que estos representan un peligro para el menor, así que hacen de su hogar los puentes, edificios abandonados, parques, basureros, estacionamientos o banquetas.

Según el Censo de Poblaciones Callejeras, en la Ciudad de México hay alrededor de 6 mil 754 personas. Con un 87% de hombres y un 13% de mujeres.

Según este mismo estudio, las principales enfermedades que padecen son las respiratorias, gastrointestinales e infecciones en la piel, por lo general no son atendidos, ya que no cuentan con servicios médicos que puedan ayudarlos.

Las niñas, niños y adolescentes en la calle son el resultado de una combinación de factores como abandono, maltrato familiar, independencia, farmacodependencia, robo o extravío del menor para trabajo y explotación infantil, o simplemente porque el niño decide abandonar su hogar por pobreza, hambre, o influencias.

Esta es una situación compleja, pues la mayoría de los niños en situación de calle están expuestos a violencia, extorsión, robo, violaciones, prostitución, accidentes, desnutrición, enfermedades, pederastía y en muchos casos son reclutados para el crimen organizado, narcotráfico o delincuencia.

Organizaciones que ayudan a los niños de la calle

Existen muchas organizaciones que ayudan a los niños en situación de calle, con la finalidad de poder ofrecerles un trato digno, una vivienda, eduacación y un nuevo comienzo con más oportunidades.

La Fundación Pro Niños, atiende a niños y adolescentes entre 10 y 17 años que viven o vivieron en la calle, a través de un proceso gradual que inicia cuando se realiza el contacto con ellos en el lugar en donde habitan y concluye cuando deciden por si mismos construir un nuevo plan de vida, ya sea reintegrándose con su familia, ingresando a un programa residencial o iniciando un proceso de vida independiente.

Su modelo de atención de cuenta con tres etapas: la primera es el trabajo de calle, donde realizan la ubicación y primer contacto con los niños y adolescentes, y a través de diversos juegos y actividades creativas atraen su atención y así permitan conocerlos y obtener su confianza para posteriormente invitarlos al Centro de Día.

Ahí inicia la segunda etapa, y ofrecen un espacio al que diariamente asisten los niños y adolescentes en un horario de 9:00 a 16:30 horas, realizan actividades motoras, creativas y reflexivas, encaminadas a lograr su estabilidad emocional.

La tercera étapa se llama plan de vida, y es cuando a los niños y adolescentes se les asigna un educador, quien brindará un acompañamiento personalizado en la construcción de un plan de vida que les permita salir de la calle definitivamente.

Fundación para la Protección de la Niñez, apoya profesionalmente en forma económica, técnica y con programas especializados, a iniciativas de grupos e instituciones, que participan en la dinámica socio-económica y cultural de los niños abandonados y sus familias, para mejorar sus condiciones de vida, logrando que los niveles de subsistencia en los que se encuentran mejoren sustancial e integralmente.

(Visited 1,175 times, 1 visits today)