Por: Alison Milián González

Fotografía: El Puente de la Esperanza IAP

Puente de la Esperanza

El Puente de Esperanza I.A.P. se originó gracias al trabajo voluntario de su fundadora la Señora Conchita Walker, nativa y residente de Hoonah, Alaska, Estados Unidos. Ella comenzó a ofrecer educación, comida y asistencia de vivienda a chicas desfavorecidas que deseaban asistir a la escuela secundaria y a la universidad. Sus circunstancias las obligaron a escoger el trabajo doméstico o agrícola, limitando sus aspiraciones de seguir una educación superior.

Tras varios años de trabajo y de diferentes proyectos, Conchita Walker y dada la problemática social que se vivía en Querétaro, fue que, en 1995 fundó El Puente de Esperanza Institución de Asistencia Privada.

El Puente de la Esperanza IAP, es una organización sin fines de lucro que ofrece vivienda y educación a jóvenes entre los 14 y 22 años de edad de escasos recursos de zonas rurales e indígenas de Sierra Gorda, San Ildefonso, Tultepec, Amealco y de Arroyo Seco, todo ellos ubicados en Querétaro.

La misión y visión de la organización se promueven diariamente a partir de los programas de asistencia que han formado con la intención de ofrecerle a los jóvenes un Programa Residencial, de Salud, Cultural, Espiritual y un Programa Académico que promueve habilidades de Desarrollo Humano: Inclusión social, toma de decisiones, gestión de imagen y finanzas personales. Talleres de habilidades de estudio, comunicación y escritura, cursos de inglés y talleres de formación profesional y tutoría.

Además, cuentan con su propio huerto, al hacer su estancia ahí más agradable y autosustentable, ello les brinda la oportunidad de generar su propia producción de alimento, e incluso para el proyecto productivo de la venta de tamales veracruzanos. También llevan a cabo cursos de verano para niños y Hope Maker, que promueve la creatividad y potencializa sus habilidades mediante herramientas tecnológicas para proponer soluciones a diversos problemas.

Actualmente, uno de estos proyectos llevados a cabo a través de Hope Maker es el que han desarrollado ante la situación que enfrenta el mundo, y que se vive cercanamente en México por el COVID-19. Creando a partir de la impresora 3D con la que cuentan, mascarillas para donación a personal médico y pacientes.

Desde el año 2006 y a la fecha El Puente de Esperanza, ha tenido grandes reconocimientos y certificaciones por los proyectos sociales que han creado y desarrollado a través de la participación, motivación, creatividad y los valores que la Institución fomenta en los jóvenes y la sociedad.Puente de la Esperanza

Si te interesa ayudar a esta organización, puedes hacerlo a través de donaciones en especie como ropa, alimentos, y útiles; o en efectivo. Actualmente por la labor que ellos realizan con el donativo de mascarillas para contrarrestar el COVID-19 puedes hacer aportaciones en efectivo o transferencias por Pay Pal con deducciones de impuestos ante el SAT, permitiéndoles así, dar mantenimiento a su impresora 3D con la que imprimen las mascarillas que ellos crean y donan.

 

El Puente de Esperanza I.A.P. Página web: http://www.elpuentedeesperanza.org/ o escríbeles en programa.posadas.puentesperanza@gmail.com Facebook: @elpuentedeesperanza

 

(Visited 21 times, 1 visits today)