No discrimines y Ayuda a la Ancianidad

17 agosto, 2021
Autor: Jorge Campos Flores

Fotos: Fundación Ayuda a la Ancianidad IAP

De acuerdo con datos del INEGI en nuestro país habitan más de 15 millones de personas con 60 años o más, es decir, el 12.3% de la población mexicana, de las cuales 1.7 millones viven solas, exponiéndose a situaciones de vulnerabilidad, ya que no cuentan con apoyo familiar que les apoye en un momento de salud crítico o apoyando las condiciones económicas de la persona.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), después de los 60 años las condiciones de discapacidad se vuelven más frecuentes, en gran parte se destaca la pérdida de audición, visión y movilidad relacionándose principalmente con enfermedades como cardiopatías, enfermedades respiratorias crónicas, cáncer y/o demencia.

Debido a estas condiciones, nació el 21 de junio de 1960 la Fundación de Ayuda a la Ancianidad IAP a manos de Fidela Ciruela Flores, María Ayalo Vázquez, Pablo Diez y Antonino Fernández Rodríguez.

La Fundación se constituyó con la intención de ayudar a los ancianos en estado de pobreza o escasos recursos apoyándolos través de la casa hogar Nuestra señora del camino.

La fundación recibe a personas mayores de 65 años que se encuentren en situación de vulnerabilidad social, brindándole el apoyo necesario para así brindarle una vejez digna saludable y tranquila dentro de la casa hogar “Nuestra Señora del Camino” fomentando el “envejecimiento activo”.

El envejecimiento activo de acuerdo con la OMS es “el proceso de optimizar las oportunidades de salud, participación y seguridad a fin de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen”.

La casa hogar cuenta con servicio de enfermería durante las 24 horas, fisioterapia y rehabilitación, odontología, valoración gerontológica, geriátrica integral, psicología, servicios religiosos, actividades recreativas y el club de convivencia “Pablo González Díez” que es un espacio donde los ancianos pueden aprender a bailar, pintar, usar nuevas tecnologías, bordar, aprender inglés y convivir con gente de su mismo núcleo.

La Fundación de Ayuda a la Ancianidad IAP cuenta con servicio de voluntariado y espacio para liberar servicio social para todos los jóvenes que estén interesados en apoyar a las personas de la tercera edad.

Ayuda a la Ancianidad IAP no solo busca apoyar a la gente de la tercera edad brindándoles un espacio, sino que crea una cultura de integración en la sociedad para los ancianos fomentando la dignidad y el respeto a los mayores.

A través de sus redes sociales, la fundación busca erradicar la discriminación hacia las personas mayores, desde el uso del lenguaje hasta la interacción social con ellas.

 

Fundación de Ayuda a la Ancianidad IAP. Página web: https://fundacionaa.com.mx/ Facebook: Fundación de Ayuda a la Ancianidad

(Visited 209 times, 1 visits today)