Las calles de la CDMX con legado altruista

25 abril, 2019

Por: Jesús Arizmendi Valdez
Fotografía: Pedro Jacobo López Del Campo

Las calles de México llevan la historia de amor y ayuda de personajes altruistas.

Muchas de las calles de la Ciudad de México aluden a una fecha histórica o rinden homenaje a los héroes de la Independencia y Revolución, pero hay también aquellas que son nombradas por personajes altruistas gracias a su ejemplo de servicio y ayuda. ¡Descubre la importancia de las avenidas y calles donde vivimos o pasamos todos los días!

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México (Seduvi), en la Ciudad de México existen más de 24 mil calles, sin embargo, si llegas a las calles de: Hidalgo, Madero, Allende o Venustiano Carranza, sabes que estas en el centro de la capital.

Según Seduvi los nombres de héroes de la Independencia y Revolución se repiten por toda la ciudad. “El mantener estos nombres, nos genera identidad. Nosotros, si somos patriotas y amamos a nuestro país, obviamente debemos conocer nuestro pasado, que está fundado precisamente en esos hechos y gente que entregó su vida”.

¿Por qué se llama así la calle donde vivo?

Actualmente, para darle el nombre a una calle, el Comité de Nomenclatura de la Ciudad de México tiene que realizar un estudio para determinar si procede o no la nueva designación.

Por otro lado, Bertha Esperanza Tello Peón, coordinadora del Centro de Investigación de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comentó que a principios de siglo XX las calles eran nombradas con base en datos de héroes y líderes que habían hecho algo por el país.

“Por eso tenemos tantos nombres repetidos aquí en la ciudad y en toda la República Mexicana. El propósito era que la gente se familiarizará con los héroes en su vida diaria, aún antes de conocer su trayectoria y lo que habían hecho”.

Añadió que, los nombres de las calles van cambiando de acuerdo como van surgiendo los héroes y los nuevos líderes sociales.

Calles de personajes ilustres del altruismo 

De acuerdo con el ArquitectoCarlos Salinas González, director de la página electrónica www.coloniadelvalle.com.mxcomentó que las calles son muy importantes porque sus nombres son reflejo  de la historia plasmada en cada ciudad. Los nombres son un recuerdo de elementos que existían en ese lugar en el pasado, que con el paso del tiempo desaparecen, pero los nombres se conservan.

En la colonia Del Valle existen calles con nombres de personajes altruistas, sobre todo de finales del siglo XIX como José María Olloqui, Ana María Mier, González de Cossio y Concepción Béistegui. 

Conoce su vida y sus obras

Concepción Béistegui: Nacida en la ciudad de Guanajuato. En su testamento dispuso que parte de sus bienes se emplearan para personas desamparadas, dejando a voluntad de sus albaceas la forma en que debiera cumplirse tal disposición. Estos fundaron en el local del antiguo Convento de la Regina, un establecimiento de beneficencia que lleva su nombre, abierto al público el 22 de marzo de 1886.

Luz Bringas y Robles: Nació en la Ciudad de México el 1° de diciembre de 1859 siendo sus padres el acaudalado señor Miguel Bringas y la sra. Luz Robles. Por sus obras altruistas recibió el título de Condesa. Regresó a México donde continuó sus obras caritativas.

José María Olloqui: Falleció en 1885. A su muerte legó sus bienes para fines benéficos, por lo que se constituyó el Fondo de Ahorros José María Olloqui.

Ana María Mier: Nació en la Ciudad de México. Al morir dejó expresado en su testamento que se creara una institución de beneficencia. En 1919 se estableció la fundación que lleva su nombre.

Agustín González de Cossio: Nació en la ciudad de Querétaro en la segunda mitad del siglo XIX. Al morir legó su fortuna a su esposa doña Luisa García Conde de González de Cossio, quien a su vez y por orden testamentario donó sus bienes para establecer casas de beneficencia. Se fundó así el Asilo Agustín González de Cossio.

Pedro Romero de Terreros: Fue el I conde de Regla y el fundador del Nacional Monte de Piedad de las Animas en México. Además de por amasar la mayor fortuna de su tiempo, fue conocido por su extremada caridad, algo que caracterizó a buena parte de su familia.

Ernestina Larrainzar: Profesora mexicana que fundó varias obras benéficas. Nació en Roma, Italia, el 13 de octubre de 1854. En 1886 fundo sus primeras obras benéficas en la Ciudad de México, Morelia, Salamanca, Toluca y Oaxaca. En 1906 fundo otras obras de caridad en Madrid, Italia y Jerusalén.

Miguel Laurent: Dispuso en su testamento que parte de su fortuna se dedicara a instituciones de beneficencia, disposición que hizo cumplir su hija Amada.

Mier y Pesado: Son los apellidos de Don Antonio Mier y de su esposa, Doña Isabel Pesado: Filántropos mexicanos que legaron sus enormes fortunas para establecimientos de beneficencia. Así surgió la Fundación Mier y Pesado, en lo que fuera su casa de Tacubaya.

Juan Enrique Pestalozzi: Fundó un instituto pedagógico para niños pobres. Escribió como Gertrudis enseña a sus hijos, en el que estableció principios didácticos.

Adolfo Prieto: Vino a México siendo muy joven y se dedicó a actividades financieras. Fundó escuelas y creó la Sociedad Agrícola Colonia Acero, luchando para que sus obreros practicaran el deporte en diversos géneros.

José María Rico: Legó sus bienes para obras de beneficencia. Por orden testamentaria, en 1843, se crearon dos escuelas primarias para niños pobres que quedaron bajo la dirección de la llamada Compañía Lancastellana.

Jesús de Urquiaga:  Filántropo español quién manifestó siempre el deseo de fundar un Colegio destinado a niños de escasos recursos económicos.

Luz Saviñón: Nació en la Ciudad de Puebla, fue hija de un industrial poblano, se casó con Bartolomé Saviñón, como no tuvieron descendencia, cuando enviudó ella dispuso que su fortuna personal se dedicaran a la creación de un colegio y un Montepío.

¿Sabías que, además de estar presentes en las calles de la CDMX, estos personajes altruistas han dejado sus nombres también en Instituciones de Asistencia Privada?

Fundación Mier y Pesado IAP:Se constituyó en el año de la promulgación de la Constitución Mexicana, cuenta con residencia para adultos mayores y ofrece servicios de educación básica y media superior incorporadas a la SEP y a la UNAM.

Colegio Jesús de Urquiaga IAP: Se constituyó hace más de 125 años, su prioridad es la enseñanza de valores a niños con pocas posibilidades económicas. Imparte primaria, secundaria y preparatoria. Los alumnos pagan una cuota moderada y reciben apoyos económicos.

Fundación Casa Hogar para Ancianos Concepción Béistegui IAP: Desde 1928, son una Institución de Asistencia Privada, dedicada al cuidado y atención de personas adultas mayores que no pueden valerse por sí mismas tanto física, como emocional y económicamente.

Colegio Luz Saviñón: Este colegio que lleva el nombre de su fundadora, fue instituido con la intención de impartir educación a niños pobres de la colonia Tacubaya. Ahí se les ofrece preescolar, primaria, secundaria y preparatoria.

Fundación Bringas IAP: Desde 1935 son una institución de asistencia privada que fortalece el bienestar de sus beneficiarios, operan diversos establecimientos en beneficio de ellos y en apego a sus principios rectores.

Nacional Monte de Piedad IAP: Es la organización más antigua en este ámbito. Fundada por Romero de Terreros. Cuenta con 244 años de existencia y ofrece la tasa de interés prendaria más baja del mercado, sólo el 4 por ciento mensual. Con el remanente apoya a las instituciones de asistencia privada en sus diversas actividades.

Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda del Distrito Federal (Seduvi), número telefónico: 5130 2100.Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), www.unam.edu.mx

(Visited 629 times, 1 visits today)