La Virgen de Guadalupe forjó una Patria: México

12 diciembre, 2018

Por: Jesús Arizmendi Valdez

Para muchos hablar de la Virgen de Guadalupe es un misterio, y algunos descalifican su aparición a Juan Diego en el año de 1531. De acuerdo con Pablo Calzada Urquiza, estudioso e investigador en los últimos 15 años del fenómeno guadalupano, explicó que las apariciones de la Virgen son toda una realidad.

El secreto y mensaje de la Virgen de Guadalupe se encuentra en la tilma, el problema radica en el hecho de que hoy ya no sabemos interpretar o leer códices y la imagen de la Virgen la tilma es un códice completo.

“La razón por la que los aztecas soltaron las armas es por el mensaje de la tilma, que es un códice sumamente complicado y elaborado que requiere de mucho estudio para poder interpretarlo”. Informó en entrevista con Somos Hermanos.

El secreto de sus ojos

De acuerdo con el experto, los diferentes estudios hechos a la imagen de la Virgen de Guadalupe, en especifico en los ojos, han detectado que al acercarles luz, la pupila se contrae, y al retirar la luz, se vuelve a dilatar, tal cual como ocurre en un ojo vivo.

También se descubre que los ojos poseen los tres efectos de refracción de la imagen que un ojo humano normalmente posee. Lograr estos efectos a pincel es absolutamente imposible, aún en la actualidad.

Explicó que uno de los médicos que analizó la tilma colocó su estetoscopio debajo de la cinta de María (señal de que está encinta) y encontró latidos que rítmicamente se repiten a 115 pulsaciones por minuto, igual que un bebé que está en el vientre materno. Es el Niño Jesús que está en el Santo Vientre de la Madre de Dios.

Pablo Calzada, informó que la fibra de maguey que constituye la tela de la imagen, no puede en condiciones normales perdurar mas que 20 o 30 y hasta 50 años.

“De hecho, hace varios siglos se pintó una réplica de la imagen en una tela de fibra de maguey similar, y la misma se desintegró después de varias décadas. Mientras tanto, a casi quinientos años del milagro, la imagen de María sigue tan firme como el primer día. Se han hecho estudios científicos a este hecho, sin poder descubrirse el origen de la incorruptibilidad de la tela”.

No se ha descubierto ningún rastro de pintura en la tela. De hecho, al acercarse uno a menos de 10 centímetros de la imagen, sólo se ve la tela de maguey en crudo. Los colores desaparecen. Estudios científicos de diverso tipo no logran descubrir el origen de la coloración que forma la imagen, ni la manera en la que fue pintada.

Afirmó que la Virgen se ha hecho pasar un rayo láser en forma lateral sobre la tela, detectándose que la coloración de la misma no está ni en el anverso ni en el reverso, sino que los colores flotan a una distancia de tres décimas de milímetro sobre el tejido, sin tocarlo. Los colores flotan en el aire, sobre la superficie de la tilma.

Varias veces, a lo largo de los siglos, los hombres han pintado agregados a la tela. Milagrosamente estos agregados han desaparecido, quedando nuevamente el diseño original, con sus colores vivos.

Calzada Urquiza explicó que las estrellas visibles en el manto de María responden a la exacta configuración y posición que el cielo de México presentaba en el día en que se produjo el milagro, según revelan estudios astronómicos realizados sobre la imagen. Asimismo informó que el Cerro del Tepeyac está situado en el centro geográfico de América.

Prueba de veracidad

El 14 de noviembre de 1921, un hombre, depositó un arreglo floral al lado de la Tilma de Juan Diego que contenía una bomba de alto poder. La explosión destruyó todo alrededor, menos la tilma, que permaneció en perfecto estado de conservación. Una Cruz de pesado metal que se encontraba en las proximidades fue totalmente doblada por la explosión, y se guarda como testimonio en el templo.

De igual manera reiteró que la tecnología digital da nueva luz a uno de los fenómenos que es todavía una incógnita para la ciencia: el misterio de los ojos de la Virgen de Guadalupe.

Aseguró que la tilma junto con la imagen se mantiene intacta como el primer día desde hace 478 años, después de haber permanecido más de un siglo sobre una pared húmeda, entre el humo de miles de velas, y manoseada por muchedumbres.

Pablo Calzada explicó que el reflejo transmitido por los ojos de la Virgen de Guadalupe, es la escena en la que Juan Diego mostraba al obispo Fray Juan de Zumárraga y a los presentes en la estancia.

Lo importante de este hecho es la unidad de dos culturas, generada por la Virgen que forjó una Patria.

(Visited 159 times, 1 visits today)