La risa es una gran medicina

5 octubre, 2018

Por: Eugenia Islas Arroyo

La risa es eso que revitaliza el alma y guía a la mente a un nivel de sanación natural. Es una fuerza que habita en toda persona y que, sin duda alguna, representa una de las soluciones para enfermedades muy complejas que aquejan al ciudadano actual. Es Increíble pensar que puede haber una mejoría notable en problemas de salud como: presión arterial alta, males cardíacos, ansiedad, depresión, gripas, migrañas, úlceras, insomnio, alergias, asma, enfermedades estomacales e incluso cáncer.

Todas las actividades son gestionadas a través de la Escuela Mexicana de Yoga de la Risa A.C., una organización que ha ejecutado esta clase de instrumento apostando por la autosanación en más de 100 países alrededor del mundo. Ha llegado a espacios tan diversos como parques, espacios de trabajo, asilos, hospitales, y todo aquel espacio en el que las personas estén dispuestas a inundar de la energía que sus propias risas en colectivo generan.

A cargo de esta excelente iniciativa que llegó a México y América Latina está Nathan Mansbach R., especialista en diversos temas alusivos al Desarrollo Humano y sustenta toda la base en Psicología Positiva. Tiene más de 15 años practicando yoga: unión con uno mismo. Cuenta con la certificación de Profesor capacitado para impartir sesiones de Yoga de la risa desde 2007 y es reconocido como el Primer Master Trainer de este tipo de yoga en toda habla hispana a nivel mundial.

De acuerdo a las líneas de trabajo, una sesión de yoga de la risa se vive más o menos así: llegas, te pones cómodo y entre todo el grupo se comienza a contagiar el deseo por reír. Por supuesto que las primeras reacciones son meramente actos reflejos, pero en la medida que la clase avanza y las palabras que conducen la clase enfocándose en la liberación cualquier clase de carga que los asistentes traigan consigo. Cuando llegas al espacio tus contradicciones y múltiples pesares de cualquier clase de salud se vuelven más amables hacia ti. La risa ayuda a disminuir el 70% de las enfermedades que el estrés ocasiona, por ello, es sumamente valorada en los tiempos actuales y en ciudades vertiginosas para mejorar la calidad de vida.

Así se empiece por reír de modo forzado, está científicamente comprobado como todos los órganos del cuerpo se sienten mucho mejor. La sangre se oxigena gracias al adecuado intercambio aéreo que ocurre por la risa y, de acuerdo a la intensidad, sensaciones corporales van tomando todo el sentido, haciendo que algún atrofiamiento se componga y la persona paulatinamente sane.

En México existe la posibilidad de acercarse a una de las formas de recuperar la salud más bellas y comprobadas que existen. Cualquier persona que establezca un compromiso consigo misma puede encontrar una excelente solución en reír por ninguna razón para sea cual sea la dolencia por la que esté pasando. La química del bienestar sucede ahí, en esos impulsos que el acto de reír dirige al cerebro y éste los interpreta como sanación.

(Visited 148 times, 1 visits today)