Por: Cynthia Alison Milián González

Fotografía: Pedro López del Campo

El pasado 26 de febrero, en el marco del Festival “Tiempo de Mujeres”, organizado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, a través de la Dirección General de Grandes Festivales Comunitarios, ”LA mirada, LA cámara, LA fotografía desde nosotras” presentó el trabajo de 59 mexicanas con fotografías que reflejan momentos de la vida cotidiana del país, situaciones de violencia, el paso de la Caravana Migrante por territorio mexicano y diversos retratos de mujeres para fomentar los derechos de las mujeres.

“La exhibición es un testimonio visual y documental de los movimientos sociales del país. El objetivo es enseñarles a las nuevas generaciones que su trabajo vale, que no debe importar su condición de mujer. Queremos que conozcan a las pioneras del fotoperiodismo, realizado en años muy violentos”, expresó en entrevista Mónica González, fotoperiodista que encabezó esta exposición.

Aidee Araceli Martínez, hace 25 años soñaba con ser corresponsal de guerra e inició su camino como redactora en la búsqueda de una experiencia periodística, la vida le presentó una oportunidad laboral conduciéndola hacia el fotoperiodismo, sin imaginarse que sería el parteaguas en su vida.

Una vez que entró al mundo mágico de la fotografía, como ella le llama, su reto personal debía ser cubrir la sección de deportes, algo complejo que requiere de mucha paciencia pues debe capturar la acción, la fuerza, los momentos precisos, que sólo con la práctica se logran. Y así su experiencia le ha permitido cubrir esta sección durante 19 años lo que le ha ameritado el premio Nacional del Deporte como fotoperiodista deportiva.

Pero, sin duda una de las mejores experiencias en esta vocación ha sido ganar el Premio Nacional de Periodismo en 2009, vísperas de la conmemoración del Centenario de la Revolución y Bicentenario de la Independencia de México, al ser anunciada como la primer mujer que gana dicho reconocimiento.

Este premio lo ganó con el mérito de su fotografía querida y preferida: “Remando contra la corriente”. La periodista Araceli Martínez es la primera que voltea a ver el cambio climático y la ecología, lo cual la lleva a ganar el primer lugar en Cambio Climático de la Unión Europea, una foto que tiene fuerza y habla por sí misma; pero para ella el mejor regalo fue haber pasado a la historia, dejando así un legado y trascendiendo en el periodismo; y en su vida personal para sus hijos, pues siempre han estado cercanos a la fotografía por ella como ejemplo.

En marzo de 2018 La representante de ONU Mujeres en México Belén Sanz, destacó que las mujeres dedican tres veces más tiempo que los hombres a labores del hogar y que la brecha salarial es de 30% respecto a los varones, pues padecen discriminación laboral o violencia sexual en sus centros de trabajo, y persisten las desigualdades en la política, sobre todo a nivel local, donde sólo representan 14 por ciento.

Para Araceli, ganar el premio Nacional de Periodismo no le trajo deferencias laborales, ni en sus relaciones de colegas, consideró que aún existe mucho machismo en México y al contrario, le restaban merito o le retiraron la palabra algunos de sus compañeros; reconociendo que como periodistas, e incluyéndose el periodista muy en el fondo tiene ego y envidia escondida.

Sin embargo, su jefe, dueño del periódico dónde labora está muy orgulloso y satisfecho con su trabajo, presentándola y presumiéndola profesionalmente como “su Premio Nacional”, pues le da gusto que una mujer haya puesto en alto su medio de comunicación.

En esta exposición “Desde nosotras” en la cual participó con su foto ganadora del Premio Nacional, representa “un sueño realizado”, pues para ella es un espacio muy importante dónde no cualquiera logra ser exhibido ahí; cosa que la ha llenado de orgullo y emoción.

Recalcó que hay mucho talento gráfico entre sus compañeras, y admiración mutua pues es todo un reto, sobre todo para las que vivieron la transición de la cámara análoga a la digital, así como la labor de cuidar, resguardarse y trasladarse con el equipo para cada una de ellas.

“Este día es histórico, es el día en que las mujeres fotoperiodistas tomamos las rejas de Chapultepec para mostrar nuestro trabajo, para mostrarle al mundo que sí podemos, que sí sabemos y que sí queremos, pues a través de una imagen, nosotras mostramos una realidad”.

Los principios para el empoderamiento de las mujeres, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación (SEGOB) en México son:

  1. Promover la igualdad de género en todos los niveles.- Tratar a todas las mujeres y hombres de forma equitativa en el trabajo, respetar y defender sus derechos humanos y la no discriminación.3. Valer por la salud, la seguridad y el bienestar de todas las trabajadoras y trabajadores.4.- Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres.

El objetivo de esta exposición es considerada una iniciativa de empoderamiento, pues es una forma de decir que las mujeres miran distinto a los hombres, y buscan y quieren su espacio en el gremio periodístico con reconocimiento, que los hombres crean realmente en ellas para brindarles más apoyo y oportunidad que no las limite.

El mensaje de Araceli es visibilizar el rol de la mujer en el ámbito social, familiar, de hogar y laboral. Admite que es complicado desempeñarse, cumplir y combinar estos roles, y cada foto exhibida en la exposición es eso, una historia personal de la fotógrafa y el personaje, que se vinculan para poder haber captado ese momento.

Para ella lo importante es que los hombres valoren todo el trabajo de la mujer y se ponga fin a la violencia de género, pues lo único que ha hecho la mujer es aprovechar las oportunidades que se les brinda a través de ese trabajo que las ha posicionado en la preferencia de espacios y empleos.

Ella está feliz y está convencida que todo tiene un principio y un fin, que se abren las puertas donde antes quizás estaban cerradas, y poco a poco se van abriendo nuevas ventanas de oportunidades; Araceli defiende su fotografía pues tiene mucha fuerza, e incluso consideró no ponerle pie de foto porque cada quien la puede ver desde el punto de vista que la quiera ver y así encuentra su propio tema, así esto fue una puerta para ella.

Aún tiene muchos sueños personales y ambiciones profesionales, así como los premios que ha ganado los veía lejos de alcanzar, sabe que con trabajo, dedicación y aprendizaje logrará cumplir las nuevas metas que derivado a esto se ha propuesto. Y sabe que, con el tiempo y la confianza en ella misma, la vida le irá presentando esos regalos.

Exige oportunidades laborales que le den la posibilidad de viajar trabajando, y así “desde su mirada” poder reflejar otras realidades, colores, tonos de atardeceres diferentes, miradas, y retratos.

Su profesión es su vida, ama a sus ojos pues es a través de ellos que, ella toma lleva implícito el amor y la pasión que siente por su profesión, sintiendo que la refleja en sus fotografías y por lo cual se diferencia su trabajo, pues a través de esos sentimientos que ella emite, es que las imágenes hablan y provocan emociones; y asegura que hasta el día que ella tenga que partir de este mundo “bajará la cámara”.

Cada 100 mujeres que están en edad de trabajar, solo 43 por ciento tiene un trabajo formal, y un alto porcentaje realiza trabajos no remunerados, a pesar de que representan 18 por ciento del Producto Interno Bruto. – ONU Mujeres en México, 2018.

Donde no hay lucha no hay fuerza. -Oprah Winfrey. Periodista, presentadora de televisión, productora, actriz, empresaria, filántropa y crítica de libros estadounidense.

(Visited 8 times, 1 visits today)