Flor y Canto: En pro de las comunidades indígenas

30 diciembre, 2022

Autor: Ian Castelo Espinoza

Fotos: Flor y Canto AC.

En una pancarta blanca con letras grandes se lee: Parroquia de San Pedro Atoyac. Sus portadores llevan mantos blancos que los cubren y su caminata bajo el sol de la mañana converge con el otro grupo de personas que levantan un cartel que ostenta una imagen de la Virgen de Guadalupe y por arriba de ella se lee: Parroquia de Pinotepa Nacional.

Diversos pueblos indígenas de Oaxaca se reúnen aquel octubre de 1995 luego de ocho años de encuentros y diálogos entre las comunidades hasta que, por fin, logran constituir el Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto AC, una organización civil oaxaqueña que promueve la capacidad autogestora de los pueblos indígenas.

La Fundación Flor y Canto apoya diversas causas en favor de comunidades indígenas de la región oaxaqueña; por ejemplo, en el año 2005, comunidades se enfrentaron a la peor sequía de agua en los valles centrales de Oaxaca, por lo que 16 grupos zapotecas se unieron a la lucha de la defensa del agua y se formó la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (COPUDA), la cual ha cuidado el agua por más de 11 años. En el año 2017, ante la veda emitida por el gobierno que limita el uso del agua para la agricultura, la COPUDA entró en una batalla legal contra la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

“Radio Calenda. La voz del Valle en el 107.9 de FM. Amo el canto del Cenzontle, pájaro de 400 voces. Amo el color del jade y el enervante perfume de las flores”, así comienza el primer programa de radio El Canto que Florece, el cual fue creado en el contexto de una consulta en las comunidades oaxaqueñas para promover la participación de las autoridades municipales y de la población; en aquel entonces, el Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto realizó alianzas con las radios comunitarias de la región para concretar el programa y seguir levantando la voz del cenzontle y de los indígenas que la encarnan con sus luchas de justicia.

El Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto, además, desarrolla el Proyecto Pueblos Indígenas Combatiendo la Discriminación: capacidades para la defensa de tierras, territorio y bienes naturales en el estado de Oaxaca, con la participación de algunas fundaciones como Oxfam México AC y Tequio Jurídico AC, y el financiamiento de la Unión Europea. El proyecto tiene como objetivo contribuir al respeto, promoción y garantía de los derechos indígenas en el estado de Oaxaca y al fortalecimiento de las comunidades.

La defensa legal ha marcado el trabajo del Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto A.C. durante el proceso de consulta indígena antes mencionada, la cual se realizó en la micro región Xnizaa de los valles centrales oaxaqueños.

Desde esta línea de acción, la fundación fortalece, mediante acciones jurídicas, la defensa del territorio y los bienes naturales de las comunidades campesinas e indígenas que se acompaña. Pero sobre todo su objetivo en este aspecto es promover y proporcionar asesoría legal para la defensa del territorio de comunidades indígenas y campesinas.

El Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto AC es una organización civil oaxaqueña, legalmente constituida, sin fines lucrativos, independiente y autónoma, que promueve la identidad cultural, autonomía y capacidad autogestora de los pueblos indígenas.

El Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto AC, durante 26 años ha prestado un valioso servicio para promover y defender los derechos humanos y los derechos colectivos de los pueblos indígenas, por lo que utiliza estrategias como la denuncia y defensa jurídica; la educación en torno a los derechos humanos y sus instrumentos de defensa; la asesoría en aspectos jurídicos, organizativos y políticos; la difusión de la problemática y de denuncias en casos específicos en los medios de comunicación, acciones urgentes y foros, entre otras.

.

 

 

 

(Visited 172 times, 1 visits today)