En el olvido: mujeres dedicadas al servicio doméstico -Organizaciones de la sociedad civil las capacitan

28 agosto, 2018

Por Jesús Arizmendi Valdez

Anunciación.-Insultos, maltrato, ofensas, despidos injustificados, jornadas excesivas de trabajo y poca paga son algunas de las situaciones a las que se enfrenta Ana Laura Aquino Gaspar, quien desde los 16 años de edad se ha dedicado al servicio doméstico. Desde muy joven tuvo que trabajar, ya que su situación económica es precaria y tiene que mantener a su mamá y a dos hermanas.

“Laborar como empleada doméstica ha implicado toda clase de abusos por parte de los patrones. En mis anteriores trabajos nunca tuve derecho a días de descanso, vacaciones, aguinaldo ni prima vacacional. Asimismo, desempeñaba tareas que no correspondían como ir por los niños a la escuela o cuidar la casa cuando ellos se iban de vacaciones”.

Hace 16 años conoció el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), organización que ayuda, protege y capacita a mujeres que, como Ana Laura, son víctimas de abuso por parte de sus empleadores.

Desde que asiste a esta organización, la situación de Aquino Gaspar ha cambiado: actualmente goza de mejores condiciones laborales, tiene seguro social, días de descanso, sueldo, vacaciones y aguinaldo, así como de pleno respeto a sus derechos humanos.

Discriminadas en todos los ámbitos

Marcelina Bautista Bautista, llegó a la Ciudad de México a los 14 años de edad proveniente de Oaxaca. Después de trabajar durante 21 años como empleada del hogar, de sufrir discriminación, abusos y violencia, fundó el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar A. C. (CACEH).

Indicó que las mujeres que desempeñan trabajo doméstico no sólo se enfrentan a situaciones de explotación, violencia física, verbal y sexual, sino que también las condiciones laborales en las que se encuentran son establecidas de manera discrecional, lo que les impide o anula el acceso a sus derechos.

Informó que junto con otras compañeras se capacitó durante tres años en materias de Derecho Laboral y en 1988 participó en el Primer Encuentro Latinoamericano y del Caribe de Trabajadoras del Hogar celebrado en Bogotá, Colombia, y del cual se instituyó el 30 de marzo como Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar.

Posteriormente en el año 2000, fundó el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH) y desde aquí ha promovido los derechos de las trabajadoras del hogar y llevó el proceso hacía la sindicalización de las trabajadoras del hogar, que recientemente se formó el 30 de agosto del 2015 y donde ella es secretaría general colegiada de tres que lo conforman.

Señaló que el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH) surge como un espacio autónomo e independiente, integrado por y para empleadas del hogar. Desde entonces hemos tratado de construir un lugar propio de convivencia, pero sobre todo de enseñanza-aprendizaje para la mujer, trabajadora y empleada del hogar. Decidimos construir éste espacio alternativo de cara a la necesidad urgente de pertenecer a instituciones que no están regidas por compromisos gubernamentales, religiosos, financieros e incluso personales.

El proceso de adiestramiento de perros guía es uno de dos años, del cual no llegan a graduarse todos los entrenados. Dentro de sus instalaciones cuentan con habitaciones especiales, en las cuales los beneficiarios de los perros, conviven con los perros día y noche durante un tiempo aproximado de un mes para formar a lo que ellos llaman “el binomio”. Es decir, el beneficiario recibe una capacitación para poder comunicarse eficazmente con el perro, de modo que ambos puedan entenderse y concretar el binomio, ya que, al igual que los humanos, cada perro posee un carácter y actitud singular. Ésta última es, por ejemplo, una de las complejidades por atender.

“A partir de nuestra experiencia empezamos a construir un lugar propio de convivencia, pero sobre todo de desarrollo personal y de enseñanza-aprendizaje para las empleadas del hogar, a partir de la defensa, promoción y defensa de nuestros derechos humanos laborales en un contexto donde nuestro trabajo no es valorado. Trabajamos en forma autónoma e independiente, lo que nos permite desarrollar y fortalecer liderazgos de empleadas del hogar que difundan y promuevan los derechos y obligaciones del sector”.

Marcelina Bautista aseveró que la misión de CACEH es la promoción y defensa de los derechos humanos entre los que se incluyen los laborales, de las Empleadas del Hogar, siendo uno de los principales valores como institución la dignificación del trabajo doméstico remunerado.

Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH) AC.
Número telefónico: 5207-5466.
Página web: www.caceh.org.mx
Facebook: Caceh Centro de Apoyo.
Twitter: @untrabajodigno

(Visited 124 times, 1 visits today)