Por: Lina Machuca Bran

Fotografía: Jesús Arizmendi

Aires de campo, le dio la oportunidad a sus consumidores y potenciales clientes de acercarse a losemprendimientos mexicanos que colaboran con la marcapara escuchar en su voz cómo surge esta alianza y los beneficios de la producción orgánica en una exposición abierta en la Ciudad de México.

En este espacio, los asistentes pudieron observar desde la tierra, las semillas, las gallinas o las abejas y los productos empaquetados además de unirse a los talleres de cocina o belleza para crear con los ingredientes orgánicos platillos únicos o una mascarilla de cabello.

Entre los emprendimientos se encontrabancooperativas que impulsan el trabajo de las mujeres,una institución de asistencia privada que impacta en el desarrollo sustentable a través el reciclaje del vidrio y, varios productores agrícolas comprometidos con el cuidado del ambiente para garantizar el derecho a la alimentación. Los emprendedores coincidieron que la colaboración con la empresa que los reúne, les ha dado el soplo para crecer, generar buenas prácticas internas y externas y, llegar a mercados que de manera individual sería difícil.

Ante un panorama donde el campo mexicano sigue teniendo oportunidades de mejora para que las personas que se dedican a él puedan desarrollarse de manera óptima y aumentar la productividad de los suelos este fue un ejemplo de cómo la unión puede hacer a todos crecer de manera positiva donde se tenga en cuanta las consecuencias socioambientales y el crecimiento económico.

Impulso de aire para garantizar el derecho a la alimentación.

Para la Mtra. Diana Delgadillo, experta en soberanía alimentaria y el buen vivir, el derecho a la alimentaciónconlleva ofrecer una dieta que sea pertinente culturalmente, adecuada al ciclo de vida y donde cada persona pueda decidir sobre qué y cómo alimentarse.

En entrevista para Somos Hermanos, señaló que la gran paradoja de nuestros tiempos es la “crisis alimentaria” donde se producen suficientes alimentos para alimentar a todas las personas, pero se desperdicia más de un tercio de la producción y otro tanto se utiliza para alimentar a los ganados y el uso en biocombustibles. Delgadillo, apunta que debe superarse la mirada exclusiva de los alimentos como mercancías y verlos como un derecho que a través de el se complementan otros.

Así, el impulsar el trabajo de emprendimientos en el campo mexicano es un medio que posibilita el ejercicio del derecho a la alimentación. Con casi dos décadas de trabajo, Guadalupe Latapí, fundadora de Aires de Campo, ha conducido una empresa con impacto social positivo que tiene como visión llevar a los hogares mexicanos productos que respeten el medio ambiente, se guíen por los lineamientos del comercio justo con los emprendedores y fomenten una cultura del consumo responsable, datos que manifiestas en el Informe de Sustentabilidad 2017.

Cinco ejemplos de emprendimientos mexicanosEmprendimiento

Cooperativa Miel Mexicana Volcán Popocatépetl.Los apicultores de la cooperativa producen miel orgánica, certificada. Ignacio Vázquez miembro de la cooperativa, destacó que los productos de miel provienen de zonas rurales e indígenas del país. Su trabajo ha permitido mitigar la migración, incentivar la independencia económica, en especial de las mujeres apicultoras y la sustentabilidad.
Cerrando el Ciclo IAP. Completar el ciclo del vidrio a través de la producción de objetos decorativos es una de las finalidades de esta institución. Kai Ávila, de mercadotecnia de Aires Campo, señaló durante el evento que esta colaboración les ha permitido acercarse con mujeres que han sido capacitadas para el trabajo con este material en municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México quienes transforman la materia prima que les da la marca en terrarios.
 
Incubadora Orgánica. Gallinas con actividades de recreo y pastoreo libre producen huevos de mejor calidad. El trabajo del emprendimiento de producciónde huevo orgánico ha permitido la transformación de las comunidades participantes en Yautepec, estado de Morelos, debido a que las hectáreas que brindan el alimento para las gallinas se certifican y se emplea la mano de obra lugareña.
 
Vitae, Agricultura restaurativa. Desde Querétaro se impulsa este tipo de agricultura que reemplaza todoslos químicos de la agricultura convencional para lograr el equilibrio ecosistémico. Juan Pablo Castelblanco, miembro de Vitae, señaló que la recuperación del suelo también permite rescatar semillas autóctonas como el tomate manzano en Puebla o de los riñones oaxaqueños además que la técnica será compartida con otros productores orgánicos.
Amarantos mexiquenses. El amaranto es una de las semillas más ricas en proteína. Sara Hernández, la ha consumido desde pequeña debido a que su familia es productora de la misma a las faldas del volcán Popocatépetl. Para ella, lograr ser productores orgánicos certificados es un impulso a mostrar en el mercado la bondad del amaranto por su alto valor nutricional.

Cada uno de estos emprendimientos es muestra de que se puede crear valor para favorecer a las personas, las comunidades y la tierra a corto y largo plazo. Colaboraciones como estas entre empresas, cooperativas e instituciones de asistencia privada son ejemplo de un vínculo positivo.

Más información en:

FB: @cerrandoelciclo

@Airesdecampo

@Agriculturarestaurativa

@AmarantosMexiquenses

 

(Visited 113 times, 1 visits today)