El ajedrez contribuye a la mejora educativa de la niñez en Nuevo León

19 febrero, 2021
Diego Jiménez Silva 

Fotos: Ajedrez Escolar ABP

El ajedrez, es un juego de guerra entre dos contrincantes, cuyo objetivo principal es la derroca del rey del oponente; al comenzar, cada jugador dispone de 16 piezas colocadas sobre el tablero, que se divide en 64 casillas o escaques, alternadas en colores blancos y negro, y el movimiento estratégico de cada pieza debe pensarse con astucia e inteligencia para lograr dicho propósito.

En su versión de competición, está considerado como un deporte, por el Comité Olímpico Internacional, y las competiciones internacionales están reguladas por la FIDE. Se puede competir a nivel individual, así como también existen competiciones por equipos, siendo una de las más importantes las Olimpiadas de Ajedrez. 

En la actualidad también se enmarca dentro de una dimensión social, educativa y terapéutica, ya que favorece al ejercicio y desarrollo de varias habilidades mentales, además de la formación del pensamiento científico, debido a que los jugadores se someten a una constante puesta a prueba de hipótesis que deben verificar o descartar durante la partida. 

Este deporte, a su vez, beneficia en la socialización y el respeto por las pautas y normas entre quienes lo practican, por lo cual, en el ámbito educativo, puede llegar a ser la herramienta ideal para reducir los niveles de bullyng entre compañeros y fomentar el trabajo en equipo. 

AJEDREZ ESCOLAR

Ajedrez Escolar ABP, es una asociación de beneficencia privada en el estado de Nuevo León, que ha dirigido sus esfuerzos a contribuir a mejorar la educación integral de los niños, principalmente a los de escasos recursos. 

En su trayectoria se han encargado de promover este deporte como una herramienta de aprendizaje probadamente eficaz, para que los estudiantes de nivel primaria desarrollen habilidades cognitivas y emocionales útiles, para su vida académica, así como la social. 

Y para ello, se han dado a la tarea de inducir a los docentes al conocimiento de dicha herramienta educativa,  a convencerlos de su gran valor y eficacia para contagiar valores; para inducir en los niños la adquisición de hábitos virtuosos que la práctica del juego demanda; para desarrollar las habilidades mentales cuyo ejercicio el ajedrez impone; para desarrollar con, ayuda del juego, las habilidades socio-afectivas de los niños, e inducir en ellos el hábito del pensamiento crítico, como siembra de la semilla que habrá de fructificar en ciudadanos solidarios con la sociedad de su patria, diligentes en la investigación de la verdad, acertados en sus juicios, útiles a ellos mismos y a sus conciudadanos en la procuración del bien común, y orientados a la acción.

Los resultados y testimonios son constantes, y tanto docentes como alumnos, se han favorecido de esta práctica, ya que uno de los beneficios que se da con este juego es la concentración, misma que se necesita para estudiar, así como dentro de las aulas a la hora de prestar atención al profesor. Además de que, motiva a las y los niños para pensar mucho más las cosas, razonarlas y lograr con ello un mejor aprendizaje y desarrollo para su presente y futuro, así como involucrar a la comunidad estudiantil en un ambiente de respeto y compañerismo. 

El aprendizaje puede realizarse desde diversas metodologías, y el ajedrez es una de ellas, que, al salir de lo común, causa mayor interés y sorprende con sus resultados. 

Ajedrez Escolar ABP.

Página web: http://ajedrez-escolar.org/ 

(Visited 30 times, 1 visits today)