Educación para el sector de la construcción

16 octubre, 2023

Autor: Carlos Hernández Huerta

Fotos: Fundación Construyendo y Creciendo IAP.

Uno de los sectores más importantes para México es el de la construcción. La industria inmobiliaria es la tercera más esencial para el país, pues aporta el 14% del PIB y resulta muy importante para el desarrollo nacional, además es la tercera que más genera empleos en el seguro social pero desafortunadamente cuenta con un grave problema; es el segundo sector que más rezago educativo tiene.

En México existen alrededor de dos millones de trabajadores de la construcción y su promedio de escolaridad es de quinto de primaria. 1 de cada 10 albañiles no sabe leer ni escribir todavía.

Es por ello que en 2006 se creó Construyendo y Creciendo IAP, fundación que otorga educación a los trabajadores de la construcción. Y con este firme contexto Roxana Fabris, presidenta ejecutiva de la organización, compartió en entrevista para Somos Hermanos la admirable labor que realizan por este sector tan importante en México.

“La fundación nació hace 17 años cuando un joven ingeniero José Shabot Cherem que estudiaba y trabajaba en la construcción se dio cuenta que sus compañeros albañiles no sabían leer ni escribir. Él decidió hacer algo al respecto e inició de forma personal a enseñarles a sus compañeros lo que después fue creciendo hasta formar una fundación y ayudar a miles de trabajadores más.” comentó Roxana acerca de la creación de Construyendo y Creciendo IAP.

El modelo de intervención de la fundación cuenta con un sistema exitoso, porque en primera instancia el aula se encuentra dentro de la construcción, de esta manera el trabajador no tiene que desplazarse y los horarios de asesorías se imparten antes o después de la jornada laboral, lo que no afecta a su desempeño.

Esto es de gran ayuda y también es un gran estimulante para ellos, porque a la par que están trabajando, tienen la posibilidad de concluir sus estudios en primaria, secundaria y preparatoria, pero también se instruyen en distintas capacitaciones.

“Contamos con tres líneas estratégicas de trabajo; la primera es educación de calidad que va desde alfabetización hasta preparatoria, todo con certificación oficial del INEA. El segundo eje es capacitación laboral con un enfoque hacia el desarrollo de habilidades para la empleabilidad, significa que además de ofrecer cursos de oficios como plomería o albañilería, también otorgamos habilidades en el uso de las tecnologías como el de la computadora.” Explicó Roxana.

Estos dos ejes comentó Roxana se enfocan en el desarrollo cognitivo de los trabajadores, y el tercero se centra en el desarrollo humano, que surge de la necesidad de ver que no era suficiente que solamente fueran mejores trabajadores y estudiantes, pues también deben ser mejores personas, padres de familia, ciudadanos, mejores mexicanos. Aquí se imparten diversos cursos de salud, salud sexual y también enfoque de género, con prevención de la violencia contra la mujer, prevención de adicciones y violencia intrafamiliar para que logren convertirse en agentes de cambio para su familia y su comunidad.

La forma en que es posible impartir diversos cursos en un mismo espacio es por medio de las aulas multinivel que va respaldado de un asesor educativo. Cada trabajador es responsable de su proceso educativo, y la buena sinergia provoca que fuera del aula exista una red de apoyo entre todos. A la par que estén estudiando algún nivel de educación permanente también pueden estudiar un curso del uso de las tecnologías, con el objetivo de ir incursionando en el manejo de una computadora con sus diversos programas.

Los periodos de tiempo en que se cursa cada nivel son distintos al periodo habitual de un niño o joven. Por ello con este modelo de intervención en 3 y 6 meses pueden concluir la primaria y secundaria respectivamente. En el caso de la preparatoria se tarda un aproximado de año y medio a dos años en concluirla. Los horarios que se busca que cada alumno pueda dedicar a sus estudios son dos días a la semana por lo menos una hora en cada sesión. Tareas, lecturas y trabajo en casa es el complemento para continuar con sus estudios fuera del aula.

“En estos 17 años hemos instalado más de 210 aulas de estudios en 25 estados de la república. Hoy estamos operando 55 aulas de forma simultánea principalmente en CDMX, EDOMEX, Nuevo León, Jalisco, el sureste de la república y la zona del bajío principalmente en Querétaro y la zona de León. En este momento tenemos aulas en 12 estados y trabajamos en dos modelos, el primero se refiere al tradicional dentro de la construcción y el segundo denominado aulas móviles para comunidades.” Comentó Roxana acerca de la cobertura que tienen en la organización a nivel nacional.

Aulas móviles para comunidades es la segunda forma de actuar de Construyendo y Creciendo IAP, que se constituye de un espacio instalado en un lugar público donde cualquier trabajador de la construcción puede acudir para recibir capacitación con un énfasis en la alfabetización digital. Más de 10 aulas móviles han sido instaladas por la organización actualmente.

Tener la vocación y oportunidad de seguir estudiando ha hecho que el primer trabajador egresado de Construyendo y Creciendo IAP haya podido cursar un grado superior y recibir un título universitario en derecho. Esto motiva a que más trabajadores estén estudiando ingeniería, arquitectura o topografía.

Otros se han dedicado a estudiar temas de administración. En el caso de las mujeres de la construcción, se decantan por estudios para ser supervisoras o administrativas. Esto claramente resulta en diversos casos de éxito.

“Todos tenemos a un trabajador de la construcción cerca de nosotros, pero a veces no lo vemos. Lo primero que le diría a la sociedad es que los volteemos a ver, que vean que son personas que le aportan mucho al país y a la economía, pero tienen un rezago educativo importante y nosotros podemos hacer algo al respecto.

En segundo darnos cuenta que son personas talentosas. En la fundación vamos a realizar una galería con fotografías tomadas por los propios trabajadores y también hace un año lanzamos la orquesta de trabajadores donde aprenden música y comparten su talento. Es tiempo que los revaloremos y existen varias formas en que pueden ayudarlos y ayudarnos.” Enfatizó Roxana.

Se cumplen 17 años de labor en este mes de octubre, y para celebrarlo tanto la exposición fotográfica donde los trabajadores comparten su óptica acerca de su oficio, como las cenas anuales de graduación en Puebla y CDMX enmarcan un aniversario importante para la fundación.

Construyendo y Creciendo IAP se lleva las palmas al intervenir en el rezago educativo del sector de la construcción. Gracias a su empeño y compromiso han logrado graduar a más de 16,600 personas que ahora cuentan con una segunda oportunidad para su desarrollo personal, académico y profesional.

(Visited 97 times, 1 visits today)