niñas y niños en Oaxaca

Construyendo felicidad para niñas y niños en Oaxaca

8 mayo, 2019

Por: Lina Machuca Bran

Fotografía: Lina Machuca Bran

niñas y niños en Oaxaca

Foto: Lina Machuca

Frentes fríos, tormentas de granizo, huracanes, tornados o tsunamis son algunos ejemplos de desastres naturales que ocurren a diario en diversos puntos del planeta. Si bien, los fenómenos como la lluvia, el viento o las mareas tienen un origen natural que permite el desarrollo de la vida, cuando superan un límite de normalidad ya sea por intensidad o duración entonces se convierten en amenazas para las personas y sus comunidades.

En el año 2017, México padeció un desastre natural como consecuencia del movimiento brusco y repentino de las capas internas de la tierra que llevo a cientos de personas a perder sus viviendas, espacios recreativos y educativos, pero sobre todo a encontrarse desesperanzados por lo que pudiera suceder en el futuro. Tan solo en el estado de Oaxaca se vieron dañados casi 57 mil edificios y en Chiapas poco más de 53 mil negocios y casas.

A partir de su propia experiencia, al estar expuesta a un desastre natural, la filántropa y modelo de origen checo Petra Nemcova funda Happy Hearts para apoyar a las comunidades vulneradas. Desde su misión, la mayor ayuda debe brindarse una vez que han pasado los primeros auxilios humanitarios, puesto que, normalmente una vez superada esa etapa, las comunidades son olvidadas y, por tanto, siguen viviendo en riesgo. Así, el trabajo de Happy Hearts está centrado en la reconstrucción o rehabilitación de edificaciones.

Impulsando escuelas seguras y resilientes

La organización ha trabajado desde su fundación en la reconstrucción de 254 escuelas en 12 países. Logrando impactar de manera directa a 109 mil niñas y niños además de la comunidad de profesores y padres, madres y cuidadores primarios. En México, Happy Hearts tiene 14 escuelas reconstruidas en sietes estados: Jalisco, Estado de México, Veracruz, Guerrero, Morelos y Tabasco. En este año, 2019, la asociación lleva su misión a Oaxaca, en específico al municipio de Salina Cruz.

En esa localidad del Itsmo de Tehuantepec, 170 infantes volverán a tener una escuela segura y resiliente, es decir, podrán retomar sus estudios con la tranquilidad de contar con un edificio planeado para reducir los impactos de los desastres naturales, pero, además, en donde puedan recrear con tranquilidad la vida social de convivencia, risas y logros de aprendizaje.

Una noche para reconstruir la esperanza

En una gala conducida por los embajadores en México de la fundación, la periodista Paola Rojas y el presentador de televisión, Oscar Madrazo, se reunieron más de 200 invitados en uno de los magníficos salones del hotel Four Seasons de la Ciudad de México para impulsar la reconstrucción de la escuela en Salina Cruz, bajo el lema “Oaxaca, tierra de los sueños”. Diversas actividades marcaron la noche, entre ellas, una subasta de objetos de lujo, así como de experiencias que incluyeron el acompañamiento de la fundadora Nemcova a una cena.

niñas y niños en Oaxaca

Foto: Lina Machuca

La velada fue acompañada por los testimonios de consejeros, amigos de la fundación y de beneficiarios pasados como el menor de edad, Fernando Yael Carbajal, quien es alumno de la escuela Narciso Mendoza en Jojutla, Morelos misma que fue reconstruida.  Él enfatizó que “se encuentra muy feliz de ver su escuela reconstruida y de poder continuar con sus estudios en aulas seguras y bien acondicionadas”.

Al ritmo de la música oaxaqueña la cantante Natalia Cruz y su banda Itsmeña, recordó a los presentes que “bajo el cielo de mi tierra, a quien yo canto, la materia es transformada con amor”. Y es, ese mismo amor el que permitió que de manera generosa se pueda devolver la esperanza y la felicidad a los infantes quienes pronto tendrán una nueva escuela.

Para tener más información sobre Happy Hearts se puede consultar la página: https://www.hhmexico.org/ o en su Facebook:  @happyheartsmx

 

(Visited 114 times, 1 visits today)