Club de Niños y Niñas A. C.- Atotonilco de Tula: Mejoramiento de la calidad de vida de niños y jóvenes

13 julio, 2020

Por: Sandra Salgado Acevedo

Los niños y niñas son un sector muy importante de la población, pero olvidamos que gran parte en México cuenta con un nivel socioeconómico bajo, lo cual dificulta que puedan desarrollarse de la mejor manera debido a las precariedades familiares y sociales que esto pueda generar.

Club de Niños y Niñas AC; Atotonilco de Tula, Hidalgo es un ejemplo de institución que vela por los intereses de este sector.

Club de Niños y Niñas: Inicios en México

Son un club de niños y niñas que tienen su origen en una filial en Estados Unidos llamada Boys and Girls Club. En ese país existen más de cuatro mil clubes en los que han pasado, alrededor de cuatro millones de infantes y en los cuales ingresaron grandes personalidades de la política, el deporte y las artes, entre los que destacan Jennifer López, Bill Clinton, Alex Rodríguez, entre otros.

Esta modalidad de clubes llegó a México por iniciativa del empresario Enrique Gamboa, que preocupado por la violencia que existía en Tijuana, derivada de la llamada guerra contra el narcotráfico, pensando en el bienestar de la niñez. Su interés consistía en brindarles una opción de actividades que les permitiera mantenerse alejados de las drogas y de los sicarios.

Es por estas razones que el primer club abrió sus puertas en la ciudad de Tijuana. Al enterarse del proyecto, el entonces gobernador del estado de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong y su esposa Laura Vargas se trasladaron a Tijuana para conocer el club y decidieron llevar uno a su entidad para elegir el posicionamiento que tendría se realizó un estudio que reveló la ubicación en la que convenía construir dicha institución, se tomó la decisión de ubicarlo en Casas QUMA en Atotonilco de Tula, ya que se encuentra en los límites con el Estado de México, donde existe un proyecto de INFONAVIT, para la construcción de cien mil casas y departamentos.

Al ser un espacio vulnerable sin lugar para cultura, deporte o recreación, donde están alejados de todos los servicios. Debido a todos estos aspectos, se consideró este lugar como propicio para colocar un Club de Niños y Niñas y es así como a casi once años de la llegada del club, se atienden a niños, niñas y adolescentes de la comunidad.

¿Cómo funciona?

Marcela Paredes de la Vega directora de la Fundación Club de Niños y Niñas AC.- Atotonilco de Tula, en entrevista para Somos Hermanos, destacó “Tenemos un modelo de atención muy integral, es decir, tratamos de que nuestro modelo de atención abarque todas las áreas de desarrollo de los niños”. Como programas dentro de su institución, manejan los llamados Programa de Educación, Programa de Arte, Desarrollo Humano y Vida Saludable.

Dentro de su programa de educación ellos apoyan a los niños y jóvenes, brindándoles asesoramiento con sus tareas, dando regularizaciones, preparando a los jóvenes para presentar exámenes de admisión al igual que exámenes parciales, cuentan con clases de computación, clases de inglés y lectura recreativa. El objetivo de este programa es acercar a las juventudes con la lectura, promoviendo una visión crítica y auxiliándose con algunas dificultades educativas que pudieran presentar.

En el programa de arte, se tiene un curso de arte infantil, en el que los niños pueden experimentar algunos tipos de artes plásticas. El programa de arte cuenta también con un taller de danza folklórica, un taller de música y un taller de teatro. Este último cuenta con dos finalidades principales, la primera de ellas consiste en aprender a hacer en teatro como tal, como disciplina artística; y la segunda, consiste en que los jóvenes aprendan a conocer sus emociones a través de esta disciplina, en un llamado “Teatro emocional”.

Las disciplinas que manejan en su programa de deportes consisten en:  taller de Karate do, taller de gimnasia, club de corredores y multi-deportes donde aprenden a jugar fútbol, básquetbol, voleibol, etc. Los niños desarrollan sus habilidades motoras y se divierten mientras adquieren hábitos de deporte que les ofrecen una vida saludable.

Cuando hablan de programa de Desarrollo Humano, se refieren a talleres en los cuales se trabajarán los valores, el crecimiento personal, cultura del trabajo, invernadero sustentable y mesa de la paz. Es importante que los niños y niñas aprendan a llevar una vida en la que tengan los materiales para resolver los conflictos de manera pacífica, donde conozcan los valores y sean capaces de replicarlos en la sociedad, respetando siempre a los demás.

El último programa consiste en Vida Saludable, en éste se considera la parte del comedor en el que se les otorga una comida al día, la cual consta de comida balanceada y libre de azúcar. La enfermería también forma parte de dicho programa, donde se mide cuál es el impacto del club en el desarrollo de los niños.

Todos estos programas coexisten para generar un bienestar físico y emocional para los niños y jóvenes beneficiarios de la institución. “Deseamos impactar en una real disminución de conductas de riesgo y en un mejoramiento de la calidad de vida de niños y jóvenes”.

Debido a las condiciones en las que se encuentra la comunidad donde se ubica el Club para Niños y Niñas de Atotonilco de Tula, la mayoría de los beneficiarios que reciben son pertenecientes a un nivel socioeconómico bajo, en el que, por parte de un estudio realizado dentro de la misma institución, casi el 80% de las familias a las que pertenecen viven con menos de $9,000 pesos mensuales y el 42% por ciento, viven con menos de $4,000 pesos al mes. Estas familias deben costear gastos de vivienda y alimentos para sus hogares. El club funciona como apoyo a los niños que deben quedarse solos debido a que los padres de familia salen a trabajar temprano, ya que la mayoría de ellos trabajan en la Ciudad de México.

Los requisitos con los que deben cumplir para poder pertenecer son: cumplir con el rango de edad, que va desde los seis hasta los diecisiete años de edad y de igual manera, el otro requisito indispensable es estar estudiando.  Actualmente tienen alrededor de 600 beneficiarios matriculados y aproximadamente 315 beneficiarios activos, repartidos en dos turnos, matutino y vespertino.

Desafíos a enfrentar por la cuarentena

Es bien sabido que el mundo tuvo que reorganizarse y buscar alternativas para poder seguir desempeñándose en una vida que en su mayoría se vive desde casa. Instituciones como Club de Niños y Niñas A. C.- Atotonilco de Tula no son la excepción, al trabajar con niños y jóvenes, se vieron obligados a buscar opciones para seguir desempeñando su labor de mantener a los niños entretenidos con dinámicas y actividades a distancia.

Paredes de la Vega comentó, “Estamos trabajando en la medida de lo posible a distancia, tratamos de que los niños tengan activación física, tratando de que los niños tengan entretenimiento, canten, bailen, hagan todo lo que regularmente hacían aquí”.

Sin embargo, una de las principales limitantes con la que se enfrentan consiste en que más de la mitad de sus beneficiarios no cuentan con computadoras o conexión a internet, muchos de ellos los siguen a través de los celulares de sus padres y esto también genera dificultades para las familias.

“Ha sido bastante difícil llegar a los 315 niños, nos movemos con ellos, les mandamos actividades por Whatsapp, las subimos a Youtube, les vamos poniendo actividades, retos de Tiktok, recetas fáciles de cocina cuidando su economía y alimentación; es mandamos retos de arte. Todo esto para continuar el vínculo con cada uno de nuestros niños y también para estar en contacto por todo lo que la pandemia implica”.

La institución además de proporcionarles actividades recreativas y lúdicas a los niños, generan un foco de alerta en caso de que los niños y jóvenes que atienden puedan correr alguna clase de riesgo derivadas de la cuarentena por la que estamos atravesando, es por esto que resulta de vital importancia permanecer en contacto con ellos, por medios que ellos conozcan y consideren atractivos, siempre cuidando su bienestar y sano desarrollo.

La importancia de ayudar

Como institución deben de adaptarse a las nuevas formas de trabajar y de recaudar fondos, no dejan de lado su deber son la comunidad, otorgan materiales de manera gratuita para que puedan llevar a cabo los cursos y talleres que proporcionan digitalmente, ayudan consiguiendo despensas a las familias que lo necesitan, siempre tomando en cuenta el desarrollo de los niños, niñas y jóvenes que acuden a este establecimiento.

Cada beneficiario recibe un apoyo que al año es equivalente a los $8,400 pesos repartidos entre alimentos, los talleres que se imparten, enfermería, psicología y todos los servicios que ofrecen, lo que da una cantidad de $700 pesos mensuales, no olvidemos que estas instituciones viven en su gran mayoría de donaciones y apoyos. Hoy en día la recaudación de fondos es más difícil que nunca debido a que los eventos presenciales no pueden llevarse a cabo, no olvidemos que cada uno de nosotros podemos donar y de esta manera promover que instituciones como Club de Niños y Niñas A. C.- Atotonilco de Tula, sigan cumpliendo con su labor.

Si estás interesado en donar, la institución acepta donativos en especie de cualquier tipo, y al no. de cuenta 65503008076 de Santander.

Club de Niños y Niñas AC. Página Web: www.clubdeninosyninashgo.org Facebook: Club de Niños y niñas de Hidalgo

Instagram:  cnynhgo  Canal de Youtube: Club de Niños y Niñas de Atotonilco

 

 

 

 

 

 

(Visited 272 times, 1 visits today)