Bertha O. de Osete sinónimo de garantía, durabilidad y efectividad

7 diciembre, 2022

Autor: Ivon Díaz Rojas

Fotos: Fundación Bertha O. de Osete IAP.

La Fundación Bertha O. de Osete IAP se constituyó en el año de 1996 con la intención de ayudar a las personas de escasos recursos que no podían costear aparatos ortopédicos para su rehabilitación o desplazamiento.

 

Tras 26 años de trabajo en favor de esta población la Fundación Bertha O. de Osete focalizó su trabajo a la fabricación de dichos aparatos auxiliares para personas con alguna discapacidad motora.

 

La movilidad de las personas de forma segura y ágil es el compromiso de fundación, a través de la excelencia de su trabajo, donde también garantizan durabilidad y comodidad en sus productos. Principalmente las sillas de ruedas están a disposición de las personas a un costo justo y accesible.

 

La Fundación reconoce la importancia de que las personas con discapacidad motora cuenten con una silla de ruedas como aparato que les permitan lograr un punto de autonomía en su vida diaria y de esa manera puedan desplazarse ya sea a su lugar de trabajo, asistencia, a actividades recreativas o mantener contacto con amigos y familiares.

 

De acuerdo con un censo que hizo el INEGI en el año 2015, reveló que el 5.1 de la población mexicana tiene algún tipo de discapacidad. De estas el 58.3% se refiere a limitaciones motrices como caminar o moverse.

 

Todos los productos de Fundación Bertha O. de Osete están registrados como marca de calidad, así mismo el trabajo que realizan está cien por ciento supervisado por expertos de ‘Whirlwind Wheelchair International’ de San Francisco California, de la misma manera emplean a personas con discapacidad dentro de su línea de producción para fomentar la inclusión en todas las áreas de la sociedad.

 

Dentro de los apararos que fabrica la fundación, se encuentran bastones, andadores, carriolas y por supuesto, sillas de ruedas, entre otros, todos destinados a personas de escasos recursos con alguna discapacidad motriz.

 

Actualmente personas con alguna discapacidad fabrican estos aparatos, ocupando así el 50% de los puestos. De acuerdo con la Gaceta de la UNAM, a una persona con discapacidad motora se le dificulta desplazarse en el espacio y requiere de una silla de ruedas, sin embargo, esto puede ser aún más difícil cuando el espacio no es el adecuado para moverse o carece de un aparato como este.

 

Por ello Fundación Bertha O. de Osete, fabrica sus aparatos para ser utilizados en condiciones extremas, las pocas situaciones diseñadas para las necesidades específicas de las personas con alguna discapacidad generan desigualdad, debido a esto, la Fundación no solo busca beneficiarlas, sino lograr su total inclusión en la sociedad, empleándolos dentro de su línea de fabricación, y así poder crear escenarios más igualitarios.

 

Así, la Fundación sigue trabajando por brindar aparatos auxiliares de calidad en la movilidad de las personas, como una extensión y oportunidad de ejercitar su autonomía para desplazarse con libertad.

 

(Visited 23 times, 1 visits today)