Apoyo a personas con discapacidad intelectual

13 junio, 2024

 

La discapacidad intelectual es una condición que implica limitaciones significativas en el desarrollo intelectual y en las habilidades necesarias para la vida diaria. Estas afectan áreas esenciales como la comunicación, la vida diaria y las relaciones sociales. Los más común es que se haga evidente desde los primeros años de vida.

Definición y características

La discapacidad intelectual es una manera de englobar la condición de vida en la que por diversas razones el funcionamiento intelectual, sensorial o motriz está obstaculizado, porque lo que hay una afección al desarrollo cognoscitivo, del lenguaje y el área socioafectiva.

Las personas con discapacidad intelectual enfrentan desafíos en su capacidad para aprender, leer, escribir, razonar conceptos, entender nociones como el número o la realización de operaciones matemáticas, y resolver problemas de todo tipo, así como en su habilidad para adaptarse a situaciones cotidianas. Estas dificultades varían ampliamente entre las personas; algunas pueden llevar una vida relativamente independiente con el apoyo adecuado, mientras que otras pueden necesitar asistencia continua en sus actividades diarias.

Las causas de la discapacidad intelectual

Las causas de la discapacidad intelectual son variadas y pueden clasificarse en factores prenatales, perinatales y postnatales.

Prenatales: Entre las causas prenatales se encuentran las anomalías genéticas y cromosómicas, como el síndrome de Down y el síndrome de X frágil, además de infecciones durante el embarazo y la exposición a sustancias tóxicas como el alcohol.

Perinatales: Las causas perinatales incluyen complicaciones durante el parto, como la falta de oxígeno, el bajo peso al nacer y o nacimiento prematuro en etapas muy tempranas. Estas situaciones pueden afectar el desarrollo cerebral del bebé.

Postnatales: Después del nacimiento, factores como infecciones del sistema nervioso central (por ejemplo, meningitis y encefalitis), traumas cerebrales debido a accidentes y la exposición a tóxicos ambientales como el plomo pueden contribuir al desarrollo de la discapacidad intelectual.

Diagnóstico y atención

El diagnóstico de la discapacidad intelectual es variado y se debe realizar en diversas etapas de la vida porque en cierto modo cada una es diferente; pero en general busca lograr una evaluación integral, subrayando en especial cómo la persona se desenvuelve en su entorno y cómo maneja las actividades diarias y las interacciones sociales.

Los profesionales de la salud y de la educación suelen trabajar juntos para identificar estas dificultades y determinar el tipo de apoyo necesario. Se consideran aspectos como la capacidad de la persona para comunicarse, cuidar de sí misma y establecer relaciones con los demás.

El manejo de la discapacidad intelectual necesita un enfoque integral y personalizado porque es vital que se evalúe a quien la tiene en su particularidad. Para lograr un panorama más completo, idealmente se debe contar con la participación de diversos profesionales como educadores especiales, terapeutas ocupacionales, logopedas y especialistas en conducta.

En todos los casos, la intervención temprana es clave para maximizar el desarrollo de habilidades y mejorar la calidad de vida. Los programas educativos y de terapia se diseñan específicamente para cada persona, centrándose en fortalecer sus capacidades y promover su independencia.

Asimismo, la sociedad necesita avanzar dejando atrás los estigmas que se suelen asociar a la discapacidad intelectual y crear formas de convivencia y apertura que sean cada vez más inclusivas. Las organizaciones de la sociedad civil juegan un papel importante tanto en ayudar a la atención de las necesidades de las personas con discapacidad intelectual como en lograr una mayor aceptación social.

CONFE

La Confederación Mexicana de Organizaciones a favor de la Persona con Discapacidad Intelectual surgió hace más de 45 años, y buscan dar servicios de intervención temprana así como estimulación multisensorial a bebés desde 45 días a 6 años. Además, ofrecen talleres de jardinería, panadería, preparación de alimentos, limpieza, costura y habilidades digitales a jóvenes a partir de 15 años para que puedan tener un empleo, el cual se facilita gracias a la Agencia de Inclusión Laboral de la misma CONFE.

En su página se pueden realizar donativos económicos, y saber en qué se emplean los mismos.

Fundación Inclúyeme, A.C.

Es otra asociación que se enfoca sobre todo en que la población adulta (o que llega a esa etapa) con discapacidad intelectual cuente con las habilidades básicas y laborales para gozar, en la medida de lo posible, de una vida independiente, con acceso al empleo y con una plena inclusión en la comunidad y la sociedad.

Imparten muchos talleres con diferentes objetivos particulares para lograr el gran objetivo de la autonomía, las hay presenciales; pero hay explorado la opción de hacerlos vía remota.

En su página se pueden hacer donativos de una vez o recurrentes a través de PayPal y también dan los datos para hacer depósito o transferencia. Asimismo, tienen la opción de participar en su voluntariado.

Fuentes:

http://confe.org/

Inicio

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/106805/discapacidad-intelectual.pdf

https://www.olimpiadasespeciales.org/blog/que-es-discapacidad-intelectual

 

 

(Visited 17 times, 1 visits today)