Apoyar es Amor y te deja un sabor dulce

21 diciembre, 2018

Por: Diego Jiménez Silva

Cada año miles de niños nacen con parálisis cerebral; discapacidad  que impide el control de los músculos del cuerpo, esto se debe a que el cerebro presenta una debilidad y es quien manda señales al cuerpo para moverse.

Existen tres tipos de parálisis cerebral: espástica, atetoide y atáxica, la más común es la primera, en dónde los músculos no pueden relajarse, o bien, se encuentran rígidos.

Ante tal panorama, se constituyó Fundación Candy AC con la idea de apoyar a niños de escasos recursos con parálisis  cerebral y con ello mejorar sus condiciones de vida.

La organización ha trabajado fuerte en la investigación y aplicación del tratamiento médico con la Toxina Botulínica tipo A de 500u, la cual ha favorecido a los pacientes en lograr una mayor flexibilidad, así como mejorar la movilidad de su cuerpo.

Dicha toxina botulínica ayuda a detener los espasmos musculares, ayudando a que no se contraigan los músculos; el método de aplicación es por una inyección directo en el músculo.

Fundación Candy ha mantenido el compromiso constante con sus pacientes al preocuparse por ellos y dando lo mejor para que su situación mejore; los padres de los niños que acuden a dicha organización están agradecidos por la ayuda que reciben, ya que ellos no cuentan con el dinero suficiente para acudir a especialistas y carecen de seguro médico.

Para continuar con su labor, la organización requiere del apoyo de la sociedad y que cada día más niños, niñas, adolescentes se les pueda brindar el tratamiento médico con Toxina Botulínica tipo A para mejorar su calidad de vida, además de facilitar el acceso a servicios para su desarrollo integral con el compromiso de trabajar con calidez y transparencia, mediante una inversión sostenida.

(Visited 76 times, 1 visits today)