Discapacidad

Angelicalmente valiente por la discapacidad

29 agosto, 2019

Por: Jesús Arizmendi Valdez

Fotografía: Jesús Arizmendi Valdez

Discapacidad

Ella es una mujer emprendedora, entusiasta y altruista. La vida le ha dado la oportunidad de trabajar con uno de los grupos más vulnerables y discriminados de la sociedad mexicana, las personas con discapacidad.

Fue en el año de 1985 que, junto con su esposo Víctor Manuel Carriedo, decidieron constituir una organización bajo el nombre de La Casita de San Ángel IAP, la cual ofrece desde entonces apoyo a personas con discapacidad intelectual.

Cabe recordar que en la década de los 80, el entorno para estas personas no era muy favorable, por lo que decidió poner un taller productivo que permitiera ofrecerles oportunidades reales de inserción laboral.

De quien hablamos es de Angélica Patricia Haro de Alba, fundadora y actual directora de La Casita de San Ángel IAP quién vio la necesidad de hacer productivas a las personas con discapacidad intelectual a partir de los potenciales que ellos tienen.

En entrevista con la Agencia de Noticias Somos Hermanos, Angie, como le gusta que le digan, señaló, que uno de los principales retos de La Casita de San Ángel ha sido vencer el miedo a lo desconocido, ya que la diferencia asusta y el rechazo estaba presente y no era fácil que las familias lo soltaran.

Refirió que, a lo largo de la historia de la organización, más de mil personas con discapacidad intelectual se les ha brindado apoyo y capacitación.

Capacitación

El programa de capacitación inicia con el taller productivo de foami que dura dos años y en donde se espera que al concluir hayan aprendido no solo el proceso de producción, sino hábitos laborales y se divide en tres fases:

“Descubre”: Los objetivos principales son hacer conciencia de problema, nivel receptivo de comunicación, autoconocimiento, orden y conceptualización de espacio y persona.

“Comparte”: Consiste en identificar problemas, se ve comunicación básica, autorregulación, priorización de actividades y adaptación.

“Decide”: Es la parte final de este proceso en el que se observa la resolución de problemas, la comunicación asertiva, autocontrol, disciplina laboral y el manejo de relaciones interpersonales.

Al concluir las tres fases el beneficiario vuelve a hacer una canalización dependiendo de sus preferencias y habilidades laborales para que sea integrado a un sub-taller; como auxiliar administrativo, cocina y limpieza o ventas y almacenamiento.

Inclusión laboralDiscapacidad

Angélica Haro informó que, para ello se busca a empresas socialmente responsables que requieran tener en su plantilla laboral a personas con discapacidad, se firma convenio, se les da una plática de sensibilización a ellos como empresa y a los que serán compañeros de trabajo del beneficiario y se acompaña al chico a la entrevista.

Sus productos

Lo realizado en el taller de foami, son materiales didácticos para preescolar, principalmente con una alta calidad que se venden no sólo en la tienda física ubicada en Heriberto Frías 215, Narvarte Poniente en la Ciudad de México, sino en tiendas como Office Depot, Lumen y papelerías Davo.

“Nuestra meta es y ha sido consolidarse como el centro de capacitación e Inclusión laboral más importante de la Ciudad de México y Área Metropolitana para personas adultas con discapacidad intelectual y /o daño neurológico”.

La Casita de San Ángel IAP. Página web: www.lacasitadesanangel.org.mx Facebook: @LaCasitadeSanAngelOficial Twitter:

 

 

 

 

(Visited 194 times, 1 visits today)