365 días para ser pacientes con nosotros mismos

By 4 enero, 2019Editorial

Por: Editorial

En los últimos momentos del año viejo se escucharon gritos de alegría, se vivieron abrazos en familia y con los amigos y, por supuesto, se brindó por tener un comienzo con éxito, felicidad, amor y otros tantos buenos deseos. Ya pasados esos festejos es recomendable en estos primeros días del año nuevo, detenernos a reflexionar en lo que cada uno deseamos para nosotros mismos en este ciclo que comienza. Tanto el éxito, la felicidad y el amor están ligados a algunas prácticas que debemos realizar antes que dejarlas al azar. Estas prácticas nos sugieren cambios en el quehacer diario que apuntan a mejorar nuestra forma de ser y hacer.

Paciencia para mí mismo

Basta recordar que el éxito, la felicidad y el amor no deben ligarse a un estado de ser y hacer donde se usan a las personas y el entorno. Más bien deben relacionarse con un estado de lo que yo soy capaz para ellos y el entorno con el fin de acrecentar el Bien. Para lograrlos, el primero de los deseos para mí mismo debería ser: la paciencia.

La paciencia es la capacidad de estar serenos y en control de uno mismo en las diversas situaciones ya sean positivas o negativas. Cuando se está sereno y en control pueden tomarse mejores decisiones sobre lo que viene a continuación, y también se disfruta el logro en la medida justa de cómo se relaciona con otras personas y con lo que nos rodea. Una persona paciente espera y hace lo necesario para alcanzar sus objetivos con reconocimiento de cómo fue apoyado para llegar a ellos.

Algunas sugerencias para ser pacientes

Para ser más pacientes con uno mismo en este Año Nuevo podemos empezar, siguiendo algunas sugerencias de la consultora mexicana Human Kinesis Consulting:

  • Tener una sana ambición de ser una mejor persona
  • No desperdiciar el tiempo o la vida, no caer en el abandono físico o mental
  • Conocerse a sí mismo –mis gustos, defectos, motivaciones, capacidades- y dejarme conocer
  • Utilizar siempre las herramientas adecuadas para realizar cualquier tarea
  • Aceptar que la vida da golpes, y que todos pasamos por ellos
  • Vivir no se expresa en perder o ganar sino en saber darse y saber quitarse
  • Ante circunstancias negativas poner algo positivo
  • Gestión del tiempo, hay tiempo para trabajar y tiempo para descansar, darnos la oportunidad de ser flexibles.

¿No es cada día de este nuevo año una oportunidad para ser pacientes con uno mismo? Cuando ganemos en paciencia para uno mismo no nos olvidemos de apoyar a quienes nos rodean para que la  logren, hay 365 días para aprender a ejercerla y brindarla.

(Visited 33 times, 1 visits today)