Una lucha en la pista contra el cáncer

Por: Alisson García

El piloto francés Olivier Bouvet, embajador de la causa de los niños y adolescentes de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), realizó un evento que tuvo como finalidad promover actividades culturales y recreativas para niños y padres de familia beneficiarios de la asociación. En dicho evento, los niños y padres de familia participaron de manera activa, los pequeños tuvieron la oportunidad de subirse al “Panamita”, el Volkswagen que pilotea Olivier, y disfrutaron una dinámica de box en la que los niños se pusieron los guantes, lo que para el piloto es “ejemplificar la batalla que llevan día a día los niños porque ellos son luchadores”.

En entrevista, Olivier Bouvet comentó que la labor que se realiza en esta asociación es única en el país, ya que acompaña de la mano a los beneficiarios en su lucha contra el cáncer y, que más allá del apoyo económico, el principal aporte de AMANC es brindar una familia y un hogar a las personas que lo necesitan y que la finalidad de este segundo evento en que acompaña a la asociación es motivar a que más personas se unan a su lucha.

AMANC inició actividades el 15 de junio de 1982. María Guadalupe Alejandre Castillo, presidenta y fundadora de AMANC dirige un programa que ofrece un tratamiento integral a niños con cáncer y a sus familiares, que incluye apoyo para la detección oportuna, hospedaje, alimentación, transporte, cuidados paulatinos, banco de medicamentos, prótesis, apoyo emocional, apoyo educativo, recreación, productividad y una comunidad de sobrevivientes.

Según cifras del Gobierno Federal, cada año se detectan entre 5 mil y 6 mil casos nuevos de cáncer en menores de 18 años y se estima que el 56% de ellos sobreviven a la enfermedad. En la última década, se han registrado 2 mil 150 fallecimientos de infantes a causa de este padecimiento por lo que es considerado la principal causa de muerte de menores de entre los 5 y 14 años de edad.

Actualmente AMANC atiende a más de quinientos infantes en la CDMX y cuenta con 12 instituciones más dentro del país, haciendo un total de más de 3 mil 500 familias beneficiadas a nivel nacional, y en palabras de la presidenta de la asociación “aún queda mucho por hacer, es necesario que las personas se sumen pues la labor es inmensa, las familias necesitan de todo nuestro apoyo para salir adelante y lo que hacemos aquí es darles amor, porque a pesar de las complicaciones y de las limitaciones que existen, nosotros nos encargamos de que encuentren momentos de felicidad y de apoyo para que sea más sencillo sobrellevar esta enfermedad”.

La labor de la asociación se manifiesta en las personas a las que apoya, Juana Vázquez, madre de Luis Miguel Ruíz paciente con un diagnóstico de Retinoblastoma beneficiario del programa integral, aseguró que AMANC es su segundo hogar y que sin ellos jamás podría haber sacado adelante a su hijo. Indicó que la ayuda que le han brindado a lo largo de ocho años le ha ayudado a comprender que como familiar de un paciente también ella es importante, y que la salud de su hijo se relaciona directamente con su propio bienestar, por lo que día a día lucha de la mano con la asociación para estar bien emocionalmente y transmitirle paz y amor a su hijo.

(Visited 32 times, 1 visits today)